Cascadas en Guadalajara

Repartidas por toda la provincia encontramos numerosas cascadas en Guadalajara donde poder disfrutar de la vista de unas atractivas cascadas de agua, e incluso también de un tranquilo y relajante baño en las frescas y limpias aguas de las pozas que se forman a sus pies estas cataratas, sin necesidad de trasladarnos hasta otros países exóticos o remotos. Para quien desee visitarlas, te mostramos a continuación las cascadas más impresionantes de Guadalajara.

Dentro de España, Guadalajara es una de las provincias en las que podemos encontrar abundantes y atractivas cascadas y saltos de agua es la de Guadalajara, perteneciente a la comunidad castellano-manchega. En el interior de estas bellas tierras encontraremos un gran número de ellas, todas en parajes bucólicos y llenos de encanto. Además si tienes pensado visitar la provincia de Guadalajara, puedes alojarte en alguna de las casas rurales en Guadalajara que tenemos disponibles.

Pozas de los Aljibes

Situadas en el término municipal de Campillo de Ranas, en la comarca de la Serranía de Guadalajara. Se trata de un conjunto de cascadas naturales que forman un escenario bucólico y de gran belleza, en plena Sierra del Ocejón, dentro del Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara.

Las cascadas forman a sus pies unas atractivas pozas de aguas cristalinas y frías, ideales para darse un baño en época estival.

pozas de los aljibes

Campillo de Ranas queda dentro de la denominada zona de los pueblos negros, resultando sumamente interesante visitar sus edificaciones y las de los pueblos vecinos, especialmente sus viviendas, pertenecientes a la llamada arquitectura negra.

Cerca de la localidad encontramos también parajes naturales muy interesantes como el nacimiento del río Jarama, la Tejera Negra o el Montejo de la Sierra. Asimismo, podemos contemplar aún en la zona otro atractivo salto de agua, situado muy cerca del punto en el que el río del Soto vierte sus aguas en el Jarama, y que es conocido como Cascada del Aljibe, considerada como una de las más hermosas de nuestra geografía.

Cascada del Gollorio

La cascada del Gollorio, conocida también como cascada de Pelegrina por hallarse dentro del término municipal de dicha localidad, una pedanía del municipio de Sigüenza, se encuentra en un fantástico paraje, dentro del Parque Natural del Barranco del Río Dulce, en la Hoz de Pelegrina. Es también llamada Cola de Caballo.

cascadas del gollorio

La cascada, formada por las aguas del río Dulce, tiene una caída de unos 50 metros de altitud, aunque cabe advertir que quien desee disfrutar de su espectacularidad deberá hacerlo entre otoño y primavera, cuando las abundantes lluvias que caen en la zona abastecen el barranco del Gollorio. En cambio, en la época veraniega casi puede afirmarse con rotundidad que nos será imposible contemplar la catarata.

No debemos dejar de acercarnos hasta el cercano mirador de Félix Rodríguez de la Fuente, todo un homenaje a dicho naturalista, que llevó a cabo en esta zona una gran parte de sus reportajes.

En Pellegrina podemos también visitar su majestuoso castillo, construido en el siglo XII y situado encima de una colina desde la que se puede disfrutar de una magnífica panorámica del valle.

Salto de Poveda

En la bonita comarca de Señorío de Molina y dentro del Parque Natural del Alto Tajo, se encuentra la localidad de Poveda de la Sierra, en cuyos alrededores encontramos uno de los rincones más espectaculares de la zona, el conocido como Salto de Poveda.

La cascada tiene una caída de unos 20 metros, mientras que su anchura alcanza los 10 metros, destacando de ella el ruido del agua al caer, que rompe el silencio del lugar.

salto de poveda

Junto a este bellísimo escenario encontraremos un bar, y muy cerca también una zona de ocio, el Área Recreativa Fuente del Berro, donde hay una agradable chopera con mesas y bancos, un lugar ideal para llevarnos la comida y pasar un día inolvidable.

En lo alto de la cascada podremos ver la Laguna de Taravilla, y en la misma localidad se pueden contemplar dos fuentes, situadas una de ellas en la calle Real y la otra en la Plaza Molina, así como su Iglesia Parroquial, edificada en el siglo XVI.

Cascadas de Trillo

En la carismática comarca de La Alcarria y situada a orillas del río Tajo, se encuentra la localidad de Trillo, en cuyas afueras podemos contemplar unas hermosas cascadas formadas por las aguas del río Cifuentes antes de verter sus aguas en el Tajo. El escenario es sin duda impresionante, y no dejará en ningún momento indiferente al viajero.

cascadas de trillo

Junto a este bucólico enclave podremos contemplar algunas interesantes edificaciones, como la Casa de los Molinos, posiblemente la construcción más antigua de Trillo, junto a la cual cae una de las cascadas, o como el Prometeión, convertido actualmente en un museo dedicado a la energía limpia.

En la localidad de Trillo veremos también algunas obras que forman parte de su patrimonio histórico, como su Iglesia, de estilo renacentista o el Puente sobre el río Tajo, ambas obras construidas a mediados del siglo XVI. O el Real Balneario de Carlos III, inaugurado a finales del siglo XVIII y situado a 2 km. de la localidad.

Chorrera de Despeñalagua

Situada en plena Serranía de Málaga, en la ladera del Pico Ocejón, se encuentra esta bonita cascada, la cual, aunque conocida vulgarmente como Chorrera de Despeñalagua, se llama en realidad Cascada de Despeñalagua. Se enclava al norte de la provincia de Guadalajara, en el término municipal de Valverde de los Arroyos.

El recorrido desde el pueblo hasta la cascada es fácil, apto para todos los públicos, además de muy agradable, con una frondosa vegetación entre la que abundan las hierbas aromáticas y los castaños.

chorrera de despeñalagua

La cascada tiene una caída de unos 80 metros, y en la época en la que el agua es más abundante se divide en dos. El paraje en el que se ubica es impresionante, una pradera en la que veremos un gran ejemplar de nogal, con un pequeño sendero que nos lleva hasta los mismos pies de la cascada. La belleza de este escenario aumenta durante los días fríos de invierno, ya que en muchas ocasiones el agua al caer queda congelada, convirtiendo el escenario en un lugar muy especial y llenándolo de magia.

En Valverde de los Arroyos, además de este impactante espacio que nos ofrece la naturaleza, podemos ver el encanto de sus viviendas, pertenecientes a la arquitectura negra. En sus alrededores podemos disfrutar de algún agradable paseo entre sus fértiles huertas o sus eras, en las que abundan los árboles frutales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *