Comida típica de Burgos

Para quienes quieran conocer la comida típica de Burgos y disfrutar de su variada gastronomía y especialmente para quienes tengan pensado viajar por la provincia de Burgos, te mostramos los principales productos y platos de la cocina de Burgos que podremos degustar en cualquiera de sus prestigiosos bares o restaurantes.

La gastronomía de Burgos se basa principalmente en la carne, así como en las legumbres y las verduras y hortalizas extraídas de su huerta. Su recetario incluye muchos platos que destacan por ser fuertes y contundentes, muy apropiados para combatir los fríos inviernos propios de la zona. También son de destacar sus exquisitos y tentadores dulces y postres, elaborados artesanalmente. Además, si tienes pensado visitar la provincia de Burgos, puedes alojarte en una de las casas rurales en Burgos que tenemos disponibles.

Platos típicos de Burgos

Morcilla de Burgos

comida típica de burgos

De entre los diversos embutidos que se elaboran en la provincia de Burgos, uno de los más destacables es su morcilla, uno de los más típicos productos pertenecientes a la gastronomía burgalense. Se hace con sangre de cerdo y arroz, ingredientes a los cuales se les añade manteca de cerdo, cebolla, pimentón, pimienta, sal y algunas especies, como el orégano.

Cojonudos y cojonudas

cojonudos y cojonudas burgos

Con este original nombre se conoce uno de los platos más típicos de la provincia de Burgos, que se suele servir como tapa. Se trata de dos rodajas de pan, una de las cuales, el cojonudo, lleva encima una rodaja de chorizo picante, un huevo de codorniz frito y pimiento picante. La otra rebanada es igual, excepto que en lugar de chorizo lleva morcilla, y es la conocida como cojonuda.

Olla podrida

Olla podrida Burgos

Se trata de un guiso cuyo ingrediente principal son las alubias rojas, que se cocinan en una olla de barro junto a varios ingredientes cárnicos, como morcilla de arroz, costilla, chorizo, panceta, oreja y morro de cerdo. Como podemos ver, es un plato fuerte, apropiado para combatir el frío que suele imperar en estas tierras durante el invierno.

Generalmente, el caldo, las alubias y la carne suelen tomarse por separado.

Sopa Castellana

sopa castellana burgos

Es un plato perfecto para tomar en invierno e ideal para combatir las bajas temperaturas que suelen imperar en estas tierras durante el invierno.

Para elaborarlo debemos comenzar dorando unos dientes de ajo previamente machacados. Mientras tanto, se mezcla pan del día anterior con pimentón y un poco de aceite de oliva, echando esta mezcla a la sartén, con los ajos. Se añade agua y se deja hervir. Se echan unos huevos y se deja que siga cociendo hasta que éstos hayan cuajado. Un plato consistente, que debe consumirse bien caliente.

Otra sopa muy conocida es la sopa burgalesa, tiene la peculiaridad de que se elabora con dos ingredientes básicos, uno de los cuales es de origen cárnico, el cordero, mientras que el segundo se extrae de los ríos, el cangrejo.

Básicamente, la sopa se elabora con cordero cortado en trozos pequeños, que se tuestan con manteca de cerdo y luego se unen  a un rehogado de cebolla muy picada. Con todo ello, y algunas hierbas aromáticas como el perejil, se hace una sopa, en la cual, al final de la cocción, se añaden unas colas de cangrejo de río.

Asados

lechazo asado burgos

Cuando se habla de la cocina tradicional de Burgos, al igual que ocurre con el resto de provincias castellano-leonesas, no pueden faltar los asados de carne, generalmente de lechazo, cochinillo o cabrito.

Pese a su simplicidad, ya que el único secreto consiste en asar la carne en un horno de leña, es un plato exquisito y muy apreciado.

Lentejas a la burebana

Lentejas estofadas

Las lentejas a la burebana es un plato que en su origen consumían los campesinos, que solían llevárselo para comer fuera de casa. De ahí que se trate de una receta que igual se consume caliente que fría.

Básicamente se trata de un guiso en el que se ponen a cocer las lentejas junto con morcilla y chorizo. Con anterioridad, se habrá cocido una careta de cerdo con sal. El caldo resultante de dicha cocción se irá añadiendo poco a poco al guiso de las lentejas, mientras éstas cuecen. Y, para finalizar, cuando falte las lentejas estén prácticamente cocidas, se añadirá un puñado de arroz.

Sopa de calducho

La sopa de calducho se consume en la época de la matanza,  cuando se elaboran las morcillas, ya que se hace empleando como base el caldo resultante de cocer este típico embutido, al que se da el nombre de calducho. Antes de consumirse, se pone este calducho al fuego y se echan en él unas rebanadas de pan, dejando cocer durante un rato.

Como podemos suponer se trata de un plato fuerte y muy graso, y se caracteriza por su sabor picante y algo salado.

Queso de Burgos

queso de burgos

Se trata de uno de los quesos más apreciados de nuestro país. Conocido también con el nombre de requesón, se elabora con leche de oveja, y una de sus peculiaridades es que, a las pocas horas de elaborarse, se encuentra ya listo para ser consumido.

Se caracteriza por ser blando y de textura acuosa, de color blanco. Suele tomarse acompañado de miel o nueces, e incluso con membrillo.

Lo encontraremos en el mercado en porciones individuales, en tarrinas de 250 y 500 grs. y en piezas de 2 kilos.

Postres típicos de Burgos

En cuanto a los postres, también encontramos una gran variedad de ellos en la provincia de Burgos.

postre del abuelo burgos

Uno de los más populares es el conocido como postre del abuelo, consistente en requesón acompañado de miel, membrillo o nueces. También es muy popular la leche frita, un dulce resultante de cocer leche con harina y azúcar, logrando una masa que posteriormente se corta en raciones y se fríe, espolvoreando con azúcar y canela antes de servirse.

yemas de burgos

No podemos dejar de citar las yemas de Burgos, las almendras garrapiñadas o las perrunillas, estas últimas consistentes en un dulce elaborado con huevos, manteca de cerdo, harina de trigo, almendras, canela, aguardiente, limón, azúcar y aceite.

chevalier pastel burgos

Otro postre muy popular, pese a ser su origen mucho más reciente, es el conocido como chevalier, consistente en un pastel de levadura que se rellena con crema o nata y se recubre con almendras y azúcar glassé.

Además de estos platos típicos de la gastronomía burgalesa también existen otros platos muy recomendables que comer en Burgos como los cangrejos de río, los caracoles a la burgalesa, la sopa castellana, el picadillo de cerdo o las truchas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *