Comida típica de Segovia

Para quienes quieran conocer la comida típica de Segovia y disfrutar de su variada gastronomía y especialmente para quienes tengan pensado viajar por la provincia de Segovia, te mostramos los principales productos y platos de la cocina de Segovia que podremos degustar en cualquiera de sus restaurantes. La gastronomía de Segovia está formada por una gran variedad de platos que han ido pasando, desde tiempos remotos, de generación en generación, y cuyos ingredientes principales son los productos propios de la tierra. Las carnes tienen también una gran importancia en los fogones segovianos, destacando su famoso cochinillo. Asimismo, son muy destacables sus postres, procedentes de las antiguas recetas de nuestras bisabuelas

Platos típicos de Segovia

Cochinillo asado

Cuando hablamos de la gastronomía de Segovia, lo más seguro es que la primera idea que nos venga a la cabeza sea la de un cochinillo asado, lo cual no es de extrañar, ya que se trata de uno de los platos más tipicos de esta provincia, en la cual encontraremos un gran número de establecimientos o mesones en los que degustarlo. Basta pensar en el restaurante José María o el Mesón de Cándido, unos establecimiento cuya fama y prestigio han traspasado fronteras gracias al cochinillo asado.

plato típico segovia

Se trata de un típico asado castellano, un plato exquisito que ha de quedar crujiente por fuera y jugoso por dentro, y que no tiene más secretos que el requisito de hacerse en un horno de leña y usar en su elaboración solamente agua y sal. Una receta muy básica para un excelente plato castellano.

Lechazo asado

El lechazo asado es también uno de los platos más típicos de Segovia así como del resto de Castilla. Es otra receta sencilla y básica, pero exquisita. Se trata de cordero lechal que, al igual que el cochinillo, es mejor hacerlo en horno de leña, aunque también queda muy apetitoso si se hace en cazuela.

lechazo asado

La carne, al igual que en el caso anterior, ha de quedar también crujiente por fuera y jugosa por dentro, y se elabora asimismo usando agua y sal como ingredientes.

Judiones de La Granja

Estos judiones se cultivan, como su mismo nombre nos indica, en la localidad de La Granja de San Ildefonso, situada a 11 kilómetros de la ciudad de Segovia.

Judiones de la Granja

Se trata de una variedad de judías que destacan especialmente por su gran tamaño y que tienen la particularidad de que tras la cocción, que no debe superar la media hora, su textura se encuentra intacta. Son de color blanco o amarillento, y con ellas se elaboran diversos platos, como estofados o cocidos, generalmente usando otros ingredientes como carnes, y muy frecuentemente el chorizo. Se suelen elaborar en ollas de barro.

Truchas

La trucha es un producto muy popular en la provincia de Segovia, en la que son muy abundantes en las frías aguas tanto de sus ríos como lagos o embalses, incluso en importantes piscifactorías como la de El Vivar, en Vivar de Fuentidueña.

truchas

Forma parte de la gastronomía tradicional del lugar, aceptando diversas recetas, como la trucha a la plancha, la trucha con jamón o la trucha a la segoviana.

Patatas guisadas con chorizo

Las patatas guisadas con chorizo constituyen uno de los platos tradicionales de la provincia de Segovia, así como de otros lugares de España, como la comunidad riojana.

Patatas guisadas con chorizo

Se trata de un plato fuerte y contundente, que aporta mucha energía, siendo ideal para combatir los fríos días inviernos de Castilla. El plato es básicamente un estofado de patatas y trozos de chorizo, en cuya elaboración entran ingredientes como cebollas, tomate, ajos, pimientos, pimentón, aceite y sal.

Perdices a la segoviana

Las perdices a la segoviana son un típico plato segoviano  basado en esta carne de caza menor. Las perdices se elaboran en una cazuela de barro, acompañadas de diversas verduras y especias, entre ellas zanahorias, puerros, pimientos, cebolla, tomates, ajos, champiñones, perejil o clavos. Incluye también otros ingredientes que le otorgan un sabor muy peculiar y exquisito al plato, como el chocolate, jerez y vino blanco.

Perdices a la Segoviana

Conejo segoviano

Ésta es otra receta basada en carne de caza menor típica de las tierras segovianas. La elaboración es bastante similar a la anterior. En este caso, en que también se usa cazuela de barro, a la carne de conejo se añaden ingredientes como cebolla, ajo, perejil, canela, pan frito, pimienta, aceite de oliva y sal.

Setas a la segoviana

Las setas son muy abundantes en la provincia segoviana, siendo la base de muchos platos. Podemos encontrar una gran variedad de recetas, dependiendo de la zona o, por supuesto, del tipo de setas de que se trate. Sin embargo, básicamente  se trata de una receta con cazuela, en la que se hace un sofrito de cebolla y ajo, añadiendo seguidamente las setas con el resto de ingredientes, consistentes en productos como caldo, vino blanco, jamón picado, ajos, cebolla, laurel, guindilla, aceite de oliva y sal. Sobre esta receta básica, añadiendo o intercambiando un ingrediente por otro, dependiendo de quien elabora el plato y de la zona de la provincia.

setas a la segoviana

Florones

Los florones son unos populares postres, no sólo muy típicos de la provincia de Segovia sino que también son muy tradicionales en toda la comunidad castellano-leonesa. Se trata de un dulce que, aunque ahora ya se encuentran en un buen número de pastelerías o panaderías, se ha venido elaborando en las casas, con una receta muy antigua que ha ido pasando de generación en generación.

Florones

Son unos dulces crujientes, en forma de flor, como su nombre nos indica. Las piezas son de tamaño grande, y sus ingredientes básicos son harina, leche, aceite de oliva y sal. A ellos se les añaden otros productos opcionales, generalmente ralladura de naranjas o de limones, anises molidos, aguardiente o algunos otros licores o azúcar.

Ponche segoviano

El ponche segoviano es otro postre muy popular en Segovia, de manera especial en su capital, aunque también en distintas zonas de la provincia. Es un postre exquisito, aunque hay que tenerse en cuenta que, debido a su composición, no tarda mucho en caducar, no superando de hecho los cinco días. Por supuesto, debe conservarse en un refrigerador.

Ponche segoviano

Para su elaboración se hace primero un bizcocho a base de harina, huevos y azúcar, que posteriormente se cubre de un jarabe compuesto de agua y azúcar, y se rellena de crema pastelera. Se cubre todo el bizcocho con una capa muy fina de mazapán y, encima de ésta se esparce otra capa de azúcar glas.

Para finalizar, se aplica una pieza de hierro al rojo vivo que deja en el bizcocho unas marcas de color tostado en forma de rombos.

Si quieres degustar estos platos típicos de Segovia por ti mismo, encuentra una casa rural en Segovia donde poder alojarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *