Piscinas naturales en Salamanca

Una de las zonas de nuestra geografía en la que más abundan piscinas naturales donde poder refrescarnos en verano y combatir el calor es la provincia de Salamanca, en la comunidad de Castilla y León. En ella podremos disfrutar de un buen número de pequeños paraísos en los que refrescarnos y pasar un estupendo día con nuestra familia o un grupo de amigos en la provincia de Salamanca.

Piscinas naturales cerca de Salamanca

En la provincia de Salamanca encontraremos zonas de baño naturales en las que podemos pasar un día inolvidable, en pozas, playas fluviales o piscinas naturales alimentadas por nuestros ríos, y en las que podemos refrescarnos en sus aguas cristalinas y frías disfrutando al mismo tiempo de los impresionantes parajes que nos rodean.

Puente del Congosto

En las afueras de la localidad de Puente del Congosto, un tranquilo municipio situado a orillas del río Tormes con un censo que no llega a los 300 vecinos, encontramos una de las más populares zonas de baño de la provincia de Salamanca.

Piscina Puente del Congosto

Se trata de un bello paraje perteneciente a la hermosa comarca de Sierra de Béjar, en el cual las frescas y limpias aguas del mencionado río forman unas pozas cristalinas, una gran piscina natural ideal tanto para el baño como para la pesca, a la que suelen acudir los habitantes del lugar durante la época veraniega.

Es un escenario ideal para pasar un día agradable, con muchas zonas de sombra que nos resguardan de los rayos del sol, así como también un chiringuito, aseos y zona de aparcamiento.

Piscina natural Riofrio – Villarrubias

En esta bonita localidad, perteneciente a la comarca de El Rebollar, encontraremos otra magnífica zona de baño, una atractiva piscina natural, esta vez alimentada por las aguas cristalinas del río Frío.

Piscina natural Riofrio

Se halla cerca de Ciudad Rodrigo, y en verano se convierte para los vecinos del lugar en un espacio ideal para combatir los calores propios de la época. Hay abundantes árboles que nos ofrecen sombra, y mucha extensión de césped en el que tomar el sol.

La Bastida

Esta localidad salmantina se ubica en los hermosos parajes de Las Quilamas, en plena Sierra de Francia. En su término municipal encontraremos un bucólico escenario que en la época estival se convierte en un auténtico paraíso para los habitantes de la zona y para los visitantes que a ella se acercan. Se trata de unas magníficas piscinas naturales en las que podemos darnos un refrescante baño en plena naturaleza, mientras nos relajamos contemplando las majestuosas montañas que nos rodean.

piscina natural la bastida

Se trata de un enclave ideal para quienes viajan con niños, ya que una de las piscinas que allí se forman es pequeña y redonda, ideal para los más pequeños. Además, junto a las piscinas, encontraremos también un merendero.

Piscinas naturales Valero

Para finalizar, la última de las piscinas naturales que aquí destacaremos se halla en la localidad de Valero, en Las Quilamas. En ella encontramos una de las zonas de baño más conocidas, ya que se trata de una piscina natural alimentada por el río Quilamas, en la cual interviene ya la mano del hombre, puesto que fue construida en el año 1985, con un resultado muy atractivo. La piscina tiene unos 2 metros de profundidad, y una extensión de unos 100 m2 perfectamente nadables.

piscinas naturales valero

Popularmente, ha sido llamada por los vecinos del lugar con el nombre de Charco del Pozo. Junto a ella se ha instalado un chiringuito que a buen seguro nos hará la estancia más agradable si cabe.

Playa del rostro Aldeadávila

Muy cerca de una de las zonas más impresionantes de nuestro país, el Parque Natural de Arribes del Duero, dentro del término municipal de Aldeadávila de la Ribera, en la comarca salmantina de La Ribera, encontramos una bellísima zona de baño que se forma en un meandro del río Duero, una auténtica playa fluvial en la que pasar un estupendo día bañándonos, tomando el sol e incluso practicando algún deporte náutico. Se trata de la conocida como Playa del Rostro.

playa del rostro Aldeadavila

Hay un gran arenal en el que tomar el sol, y el lugar es además muy apropiado para pasar un día inolvidable con la familia o amigos, ya que, entre otras cosas, nos permite llevarnos la comida, ya que hay una zona de picnic con mesas y bancos de piedra.

Villanueva del Conde

Situado en la comarca de Sierra de Francia y a poco más de 800 metros de altitud sobre el nivel del mar, encontramos otra de las fantásticas piscinas naturales de la provincia de Salamanca, esta vez perteneciente a Villanueva del Conde, una bonita localidad que prácticamente limita con un bellísimo espacio protegido, el Parque Natural de Las Batuecas.

Los alrededores del municipio, con abundantes robles, jaras y castaños, están llenos de escenarios impresionantes, entre ellos el que forma el río San Benito a 2 km. del casco urbano, unas pozas de aguas nítidas que en verano reúnen a los vecinos de la zona y a los viajeros que hasta este bello enclave se acercan para zambullirse en estas frías aguas y tomar algo en el chiringuito que junto a las piscinas se ha instalado. Son varias las zonas de baño que encontraremos, entre ellas la conocida como Charco de la Cruz o la Gran Piscina.

La Alberca

Uno de los parajes más atractivos de la provincia de Salamanca lo hallamos en pleno Parque Natural de Las Batuecas, muy cerca del Monasterio de San José, a unos 13 km. de la localidad más cercana, La Alberca. Se trata de unos paradisíacos escenarios formados por unas piscinas naturales que forman las aguas del río Batuecas, a los que llegaremos dejando atrás el monasterio y siguiendo por un pequeño sendero lleno de vegetación bordeando el río.

Se trata de una zona con abundante sombra, en la cual el Batuecas forma numerosos saltos, cascadas y pozas, que acaban en pozas de aguas cristalinas. Podemos aprovechar la proximidad para visitar algunos interesantes yacimientos arqueológicos de los alrededores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *