Pueblos abandonados en Madrid

Al igual que sucedió en otros muchos puntos de nuestra geografía, existen numerosos pueblos abandonados en Madrid, los cuales fueron siendo, por uno u otro motivo, abandonados por sus habitantes, y que hoy en día son pueblos abandonados o pueblos fantasma. Pasear por ellos es una experiencia inolvidable, que no deja de sobrecogernos el alma, ante el brutal silencio que reina en unas calles en las que en otras épocas se oía a los niños jugar y a los vecinos charlar y reír. En resumen, unas calles antaño llenas de vida.

Los motivos que llevaron al abandono de estos pueblos por parte de sus habitantes son variados, pero en el fondo siempre parece encontrarse el problema económico, el éxodo hacia otros lugares en los que el trabajo no escasee tanto y uno se pueda labrar un porvenir mejor, tanto para él como para sus hijos. Otras veces es la falta de servicios esenciales lo que empuja a los vecinos hacia otros destinos, hartos de carecer de cosas tan esenciales como la luz. A pesar de todo esto los pueblos abandonados de Madrid son muchos menos que en otras provincias.

En la comunidad madrileña son varios los pueblos abandonados que podemos visitar, algunos tan bien conservados que nos es fácil, al recorrerlos, imaginar cómo vivían sus gentes y cómo transcurría la vida en ellos.

Para quienes deseen visitar una o más de estas localidades, te mostramos todos los pueblos abandonados en Madrid, por las que pueden hacer un recorrido que les impregnará de nostalgia y que posiblemente no olvidarán, además si tienes pensado alojarte por la zona puedes mirar aquí las casas rurales en Madrid que tenemos disponibles.

El Alamín

El Alamín es actualmente uno de los pueblos abandonados que podemos encontrar en la comunidad madrileña. Se halla rodeado por los hermosos parajes de la Cuenca del Alberche, y fue creado para que vivieran en él los jornaleros que trabajaban en una extensa finca que había en la zona, y que llevaba el mismo nombre que la localidad, Finca El Alamín.

El alamin pueblo abandonado

Foto vía: Flickr

Algo que puede llamar la atención de este pueblo es la corta vida que tuvo, ya que fue fundado, por el conde de Ruiseñada, a mediados del pasado siglo XX. Era una pequeña población dependiente del municipio de Villa del Prado, que constaba de unas cinco calles y una plaza, y que en su época de máximo esplendor llegó a contar con escuela, iglesia, oficina de correos, bar e incluso peluquería, así como también unas 40 casas que eran ocupadas por los jornaleros y sus familias de manera gratuita, debiendo abonar solamente los gastos de luz.

Pese a la apacible vida que los habitantes de El Alamín llevaban, el trabajo empezó a escasear pronto, y uno tras otro fueron buscando otros destinos más prometedores, quedando el pueblo abandonado hacia el año 2000.

Actualmente, la localidad, cuyas calles solitarias vale la pena recorrer, se encuentra en manos de un grupo inmobiliario, desconociéndose cuál será su destino.

Como Llegar a El Alamin:

Fresno de Torote

Fresno de Torote es otro de los despoblados que hay en la Comunidad de Madrid, y se encuentra en la comarca de la Cuenca del Henares. Cuando uno llega al pueblo no puede evitar el sobrecogerse ante el silencio tan aplastante que en él impera, que contrasta con las casas, edificios y calles de la localidad, en muy buen estado de conservación. Es muy fácil que el viajero que llega a la localidad sin conocerla se pregunte qué ha pasado, ya que parece que sus habitantes acaben de marchar de manera conjunta hacia otro misterioso destino.

fresno de torote

Y es que la historia de esta localidad es algo diferente a la del resto de pueblos abandonados que podamos conocer. Al parecer, en los últimos tiempos perteneció a dos familias, los marqueses de Quirós y los Condes de Torrepalma, y quienes lo habitaban eran personas que trabajaban para ellos. La razón de que estos vecinos fueran abandonando la localidad hasta convertirla en el pueblo fantasma que es hoy en día fue muy simple: la aparición de urbanizaciones alrededor del pueblo, que atrajeron más a los pobladores de Fresno de Torote.

Paseando por esta solitaria población, aún podemos ver su bonita plaza, en la que se sitúa la Iglesia de San Esteban, de influencia mudéjar y levantada en el siglo XVI. Y en los alrededores de la localidad podremos contemplar también la Ermita de la Soledad, en muy buen estado pese a su abandono.

Como llegar a Fresno del Torote:

Las Bellidas

Las Bellidas era un núcleo urbano perteneciente al municipio de Piñuécar-Gandullas, del que dista 1’5 km. La localidad se halla situada en el hermoso Valle del Lozoya, y actualmente es otro de los pueblos abandonados que podemos encontrar en la comunidad madrileña.

El pueblo se fue convirtiendo en un pueblo abandonado a mediados del pasado siglo XX, cuando sus vecinos decidieron buscar otros enclaves en los que pudieran disfrutar de mejores servicios y de más comodidades.

Actualmente, la maleza y la vegetación se han adueñado de este pueblo, lleno de vida en otras épocas, y han ido penetrando en sus edificios derruidos.

Navalquejigo

Navalquejigo es un pueblo abandonado de la comunidad de Madrid. Se ubica a poco más de 900 metros de altitud sobre el nivel del mar, entre los bellos escenarios de la comarca de la Cuenca del Guadarrama.

navalquejigo madrid

La localidad de Navalquejigo, de origen medieval, era un tranquilo pueblo perteneciente al municipio de El Escorial. Las circunstancias hicieron que esta pequeña población empezara a ser abandonada durante la década de los 80 del pasado siglo XX. Sin embargo, en este caso sus calles y edificios no pasaron mucho tiempo vacíos, ya que no tardaron en llegar al pueblo un grupo de personas en busca de hogar, y que encontraron en él aquello que tanto deseaban, estableciéndose en sus viviendas, que rondan la veintena. Al mismo tiempo, salvaron al pueblo del abandono, llegando incluso éste a ser declarado Bien de Interés Cultural.

Además de sus viviendas, en Navalquejigo podremos contemplar su antigua plaza, en la que hay un abrevadero y una picota de piedra, así como su antigua y sencilla iglesia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *