Seis playas recomendadas en Mallorca

La isla de Mallorca, la más grande de las que forman parte de las Islas Baleares, es un importante destino turístico, por la belleza de sus paisajes, especialmente de sus hermosas playas y tranquilas calas, que atraen cada año a un elevado número de turistas hacia ella.

Todas sus playas y calas son de una calidad excelente, unos parajes paradisíacos que nada tienen que envidiar a algunas de las playas tropicales en las que solemos soñar. Como ejemplo, hemos seleccionado 6 atractivos rincones mallorquines, que nos harán dar cuenta de que, al fin y al cabo, el paraíso lo tenemos junto a nosotros.

CALÓ D’ES MORO

calo des moro

Otra de las playas mallorquinas que nos sorprenderán por su gran belleza es el Caló d’es Moro, una pequeña calita que se ubica a 6 kilómetros de la localidad de Santanyí, situada al sur de la isla. Hay que remarcar que en ella se practica el nudismo.

La cala se caracteriza por encontrarse encajonada entre altas paredes verticales rocosas, llenas de pino y vegetación. Sus aguas son nítidas, completamente transparentes, y su arena clara y fina.

El acceso hasta ella no es fácil. De hecho, hay una escalera de piedra que baja hasta la misma, pero se encuentra muy deteriorada, y, aunque para un adulto que sea joven no debe suponer ningún problema, no es muy adecuada para niños o personas mayores. Pese a ello, aunque no puede decirse que el grado de ocupación sea excesivamente alto, se trata de una cala muy pequeña que enseguida se llena, por lo que si queremos encontrar sitio tendremos que madrugar.

Por sus transparentes aguas se trata de una zona muy apropiada para el buceo, estando también autorizada en ella la pesca.

PLAYA ES TRENC

playa es trenc

Campos es una localidad que se sitúa al sur de la isla de Mallorca, con un interesante legado arquitectónico, y en el cual se encuentra una de las playas más hermosas de la isla, además con un gran valor ecológico, ya que en ella hay un importante sistema de dunas.

Se trata de la Playa Es Trenc, un extenso arenal de 1900 metros de longitud, y cuya anchura ronda los 20 metros. El acceso hasta ella es fácil, incluso en coche, ya que además encontraremos en sus inmediaciones un aparcamiento de pago, con bastante capacidad. También hay un autobús que nos deja a unos 200 metros de la playa, que suele estar muy concurrida y masificada.

Es una playa de arena, blanca y fina, y con unas aguas muy tranquilas y nítidas. Es natural, sin edificaciones y llena de vegetación. De hecho, podemos decir que es el único gran arenal de la isla que encontraremos sin urbanizar.

Encontramos en ella algunos servicios, como aseos, pasarela para personas con problemas de movilidad e incluso un quiosco.

CALA DEIÀ

cala deia

La Cala Deià es, por su gran belleza, una de las más conocidas posiblemente de la costa mallorquina. Situada en las cercanías del municipio del que toma el nombre, la turística localidad de Deià, es una calita semicircular rodeada de acantilados de poca altitud, así como de pinares que se deslizan suavemente por ellos hasta casi tocar el mar.

Las aguas de esta cala son nítidas y tranquilas, pudiéndose ver el fondo perfectamente, lo que la convierte en una zona ideal para el buceo. La arena es gruesa y se combina con piedras. Sus medidas son de 70 metros de largo por 6 de anchura, y suele estar muy concurrida.

Hay instaladas unas escaleras que llevan a lo alto de las rocas, desde donde los más atrevidos suelen lanzarse, aunque hay que tener en cuenta el peligro que ello entraña, ya que hay rocas debajo del agua.

En los márgenes de la calita hay algunos restaurantes, que están especializados en arroces variados y platos de pescado.

CALA MITJANA

Cala Mitjana

Ubicada al sudeste de la isla de Mallorca, encontramos la localidad de Felanitx, un interesante municipio en el que encontramos el Monasterio de San Salvador y el Castillo de Santueri, muy aconsejables de visitar. Dentro de su término municipal encontramos Cala Mitjana, una atractiva y pequeña playa de tan sólo 30 metros de largo por 10 de ancho.

Es una calita de una belleza impactante, rodeada de acantilados repletos de vegetación que resguardan el lugar de los vientos, muy acogedora y con arena fina y blanca. Las aguas son transparentes y quietas, talmente como un espejo.

A pesar de su enorme atractivo, está muy poco concurrida, posiblemente porque el acceso en coche es imposible. Deberemos dejar el vehículo a 3 kilómetros de la cala y hacer el recorrido a pie, lo cual, todo hay que decirlo, compensa de sobras cuando se llega a ella.

CALA FIGUERA

Cala Figuera

Cala Figuera es una bonita playa que encontraremos en el término municipal de la turística localidad de Pollença, a unos 10 kilómetros de su puerto.

Es una cala que podríamos calificar de paradisíaca, con piedras y aguas cristalinas que permiten ver perfectamente el fondo, y en la cual se puede disfrutar de unas maravillosas vistas de los acantilados que la rodean. Cabe advertir que es una de las calas mallorquinas cuyas aguas tienen más profundidad.

Muy recomendable es la práctica del buceo en esta zona, debido a la nitidez de sus aguas, estando además permitida la pesca.

Es aconsejable que se lleve un calzado adecuado, ya que, como hemos mencionado, se trata de una playa llena de guijarros.

CALA ROTJA

cala rotja

Ubicada en el extremo más oriental de la isla de Mallorca, se encuentra la localidad de Capdepera, con un litoral muy recortado y lleno de hermosas calas. Entre ellas se halla Cala Rotja, un rincón de una belleza excepcional.

La cala tiene dos zonas de baño, una con arena que se combina con grava y la otra llena de rocas. En esta última hay instalada una escalera para que nos resulte fácil salir del agua.

Veremos que hay un paseo marítimo que rodea la cala, en cuyo alrededor hay también acantilados llenos de vegetación. La longitud de la playa es de 80 metros, y su ancho de 30.

Las aguas de Cala Rotja son de una gran calidad, no pueden ser más transparentes, pudiéndose ver perfectamente el fondo, muy indicadas por tanto para el buceo. Es una zona en la que también se practica el espeleobuceo, ya que hay cuevas marinas, algunas hasta con 7 metros de profundidad.

Aunque es una playa muy natural y no dispone de servicios, sí encontraremos muy cerca algún restaurante.

Alojamientos cercanos

Casa L’Hort Nou: Rodeada de montes y bosques, en un enclave lleno de tranquilidad, este alojamiento se ubica a 6 kilómetros de la turística localidad de Pollença. Su capacidad es de 4 plazas, con confortables habitaciones y rodeada de jardines con piscina, desde los cuales disfrutaremos de unas vistas inolvidables.

Sos Ferres d’en Morey: Se trata de una antigua casa de labranza, una edificación típica del campo mallorquín, que se halla en las afueras de la localidad de Manacor, un enclave en plena naturaleza donde se respira paz y quietud. En ella se pueden alojar 15 personas, y ofrece unas confortables habitaciones con baño, todos ellos con hidromasaje. Está rodeada por una gran parcela con zonas ajardinadas y piscina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *