Cascadas en Navarra

La comunidad navarra está llena de parajes llenos de gran belleza. Sus cimas, prados, cañones, ríos y manantiales, siempre rodeados de una densa y frondosa vegetación entre la que abundan los bosques de hayas y los abetos, se combinan para formar impresionantes escenarios, muchos de ellos impregnados de magia y fantasía.

Una de las opciones que tenemos al visitar las tierras navarras es la de descubrir algunas de sus hermosas cascadas y los parajes paradisíacos que las rodean. A continuación te mostramos las cinco cascadas más espectaculares de Navarra, que a buen seguro no te van a decepcionar.

Cascada de Xorroxín

cascada de Xorroxin

Esta cascada la encontraremos en uno de los escenarios más pintorescos de la comunidad, en un entorno natural impregnado de magia y de belleza que forma parte de los parajes del valle de Baztán, en la comarca del mismo nombre.

Por el valle discurre el río Bidasoa, que recibe en este tramo también el nombre de río Baztán, el cual nace en el término de la localidad de Erratzu, en el paraje  conocido como Xorroxín, junto al Monte de Auza.

En Erratzu, un pequeño pueblo cuyo censo no llega a los 500 vecinos, no debemos dejar de ver algunas de sus obras, como el Palacio Apeztegia o la Casa Palacio Etxebeltzea. Y, en sus proximidades, podremos contemplar uno de los más bellos espectáculos de la naturaleza, cuando al nacer el río Bidasoa forma esta hermosa cascada, conocida como Cascada de Xorroxín, en un enclave espectacular de abundante vegetación, en el que todos los rincones se llenan del sonido que forma el agua al caer.

Para ir hasta la cascada encontraremos el punto de partida en la Ermita de Nuestra Señora de la Dolores, en Erratzu. El recorrido no entraña ninguna dificultad, y podemos hacerlo incluso con niños. Dura unas dos horas incluidas ida y vuelta, y se encuentra perfectamente señalizado.

Cascada de Artazul

cascada de artazul

Otro de los lugares inolvidables de la comunidad navarra es la llamada Cascada de Artazul, que encontraremos en el término municipal de Ulzurrun, un pueblo con un gran encanto en el que viven unas 60 personas. Se sitúa en el hermoso valle de Ollo, perteneciendo al municipio del mismo nombre, en la comarca de la Cuenca de Pamplona.

Muy cerca de Ulzurrun se halla otro interesante paraje, el nacimiento del manantial de Arteta, junto al cual encontraremos un interesante Centro de Interpretación, completamente gratuito, y un aparcamiento, donde podemos dejar el coche para dirigirnos hacia la cascada, que se halla a tan sólo 500 metros.

Aunque el camino es accesible para todos, sí debemos advertir que se ha de tener precaución, ya que a partir del manantial deberemos pasar por un estrecho barranco por el cual, según el caudal del agua, ésta inunda el camino pudiéndote llegar incluso hasta la cintura.

Sin embargo, la visión que se ofrece ante nuestros ojos al llegar a la cascada bien merece la pena. El agua forma un salto de unos 40 metros, en una caída brava hasta un circo de piedra, produciendo un atronador sonido que se une al del agua al caer.

Nacedero del Urederra

cascada nacimiento rio urederra

Ubicado dentro del Parque Natural de Urbasa y Andía, en un paraje declarado Reserva Natural, encontraremos el Nacedero del río Urederra, un auténtico paraíso que no deberíamos dejar de visitar.

El río brota de una pared vertical, a una altitud de 630 metros, formando un espectáculo de sublime belleza, en un entorno impresionante en el que abunda la vegetación, un escenario que parece surgido de un cuento, lleno de saltos de agua y tranquilas pozas de aguas azul turquesa.

El nacedero se encuentra en el término municipal de Baquedano, perteneciente al municipio de Améscoa Baja, en la comarca de Estella Oriental. Se halla en plena zona pirenaica, y el recorrido es de 5’5 Km, incluida la vuelta, no entrañando ninguna dificultad y encontrándose muy bien señalizado.

Antes de la vuelta, podemos visitar en el pueblo de Baquedano su Iglesia de San Juan Bautista, su Ermita de la Santa Cruz o sus antiguos lavaderos populares.

 

Cascada de Aizpún

cascada de aizpun

Aizpún es una atractiva localidad navarra, perteneciente al municipio de Goñi, y que forma parte de la comarca de la Cuenca de Pamplona. Es un tranquilo y pequeño pueblo en el que sólo habitan una veintena de vecinos, y que se encuentra ubicado en un entorno natural maravilloso, un típico paisaje navarro en el que tienen cabida toda la gama de verdes.

En las afueras de esta población encontramos otro de los muchos paraísos naturales que esta comunidad guarda, la llamada Cascada de Aizpún. Se trata realmente de un paraje impactante, donde podremos contemplar el enorme caudal de agua formando un gran salto entre verticales rocas y abundante vegetación.

El recorrido es fácil, con una duración que supera levemente las dos horas, ida y vuelta. Sin embargo, se debe ir con un poco de cuidado ya que, aunque es fácil llegar hasta ella, el camino no se puede decir que esté bien señalizado.

Cascada del Cubo

Cascada Cubo Irati

La Cascada del Cubo es otro de los pequeños paraísos que no debemos perdernos si viajamos hasta la hermosa comunidad navarra. Se halla en el término municipal de la localidad de Ochagavía, perteneciente a la comarca de Roncal-Salazar.

Ochagavía es una población muy privilegiada en cuanto a su entorno natural, situada en pleno valle del Salazar y junto a un espacio protegido de gran belleza, la Selva de Iratí, una extensa reserva de abetos y hayas considerada como de las mejores conservadas del continente europeo.

Podemos aprovechar la ocasión para conocer el legado histórico del pueblo, con obras como la Iglesia de San Juan Evangelista, la Ermita de Nuestra Señora de Muskilda o su hermoso puente de piedra.

Para llegar a la cascada tendremos que acercarnos, desde Ochagavía, hasta Casas de Iratí, donde encontraremos un aparcamiento en el que dejar el coche. A unos 100 metros de dicho lugar podremos visitar  la Ermita de la Virgen de las Nieves.

Cerca del aparcamiento veremos un puente de madera, donde hay un punto de información. A partir de aquí cogemos un sendero que discurre por la orilla del río Urbeltza, cuyas hayas y abetos nos ofrecerán su agradable sombra. En un momento dado deberemos desviarnos para llegar a la cascada, aunque no tenemos que preocuparnos, ya que existe un cartel indicador.

La cascada es espectacular, y recibe este nombre porque el tramo del río que se encuentra junto a ella tiene forma cúbica. Ven y disfruta de esta cascada y del entorno natural que la rodea alojándote en una de las casas rurales en la Selva de Irati o en una casa rural en Navarra que tenemos disponibles.

 

2 comentarios

  1. turismo rural en valencia   •  

    Estoy muy satisfecho de encontrar esta web. Quería daros las gracias por postear esta maravilla. Sin duda he saboreado cada pedacito de ella. Os te tengo agregados para ver más cosas nuevas de este blog

  2. casa rural antiga   •  

    Os adrezco el compartir con todos nosotros toda esta practica información. Con estos granitos de arena hacemos màs grande la montaña Internet. Enhorabuena por esta web.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *