Blog » Rutas y Senderismo » Cascadas espectaculares en Asturias

Cascadas espectaculares en Asturias

Todos conocemos los espectaculares paisajes de Asturias, cuya fama va más allá de nuestras fronteras. Sus verdes praderas, sus majestuosos cimas, sus profundos valles salpicados de pequeños pueblos y caseríos, sus impresionantes acantilados o sus atractivas playas, forman escenarios realmente impactantes y difíciles de olvidar.

A todo ello hay que añadir su abundancia de agua, a lo cual se debe la exuberancia de su vegetación. Manantiales, ríos, arroyos, lagos y formaciones similares, embellecen estas tierras y les otorgan una gran riqueza ecológica, llenándola de fauna y flora que abarca una gran diversidad de especies.

Uno de sus atractivos lo constituyen sus espectaculares cascadas, todas ellas en parajes con densa vegetación, en la que el silencio sólo se ve roto por el sonido del agua al caer y por algunos pájaros que se sienten afortunados de haber encontrado este paradisíaco hábitat en el que vivir.

Cascada de Cioyo

Cascada del Cioyo Castropol

La Cascada de Cioyo la hallaremos en el concejo de Castropol, bastante escondida entre escenarios llenos de densa y exuberante vegetación.  El camino, sin embargo, no tiene una gran dificultad, siendo de entre una o dos horas. El punto de partida lo encontraremos en unas viejas escuelas que pertenecen a la péqueña población de Vilarín. La cascada tiene una caída muy vertical, cuya altitud ronda los 30 metros, con aguas frías y cristalinas que forma a sus pies una atractiva poza de transparentes aguas, ideales para darse un baño en verano, y, por supuesto, para pasar el día con la familia o amigos, disfrutando del lugar y explorando sus bellos alrededores.

Cascadas del Xiblu

Las Cascadas del Xiblu se sitúan en el término municipal de Focella, una parroquia perteneciente al municipio de Teverga. Se trata de tres espectaculares cascadas, que se hallan en los hermosos parajes del Puerto de Ventana, y su nombre se debe al silbido que en ellas se producen según cómo sople el viento.

Para llegar a la primera de estas cascadas deberemos pasar por otro atractivo espacio natural, el Hayedo de Montegrande, a través de una pista al final de la cual encontraremos un río con un puente de madera, que deberemos cruzar, siguiendo su curso hacia arriba. Las otras dos cascadas son algo más dificultosas, campo a través. Las tres cascadas se hallan en parajes realmente bucólicos, y todas ellas tienen una altitud de unos 100 metros.

Cascada de La Seimeira

Junto a la tranquila localidad Pumares, una pequeña población perteneciente al concejo de Santa Eulalia de Oscos, encontramos otra impresionante cascada, conocida como La Seimeira. Esta cascada se encuentra en los espectaculares escenarios del Valle del Desterrado, rodeada de una vegetación abundante y densa, y su altitud es de unos 30 metros. El camino que nos lleva hasta la cascada es agradable, lleno de castaños, robledos, alisos y otras especies de árboles. Además, muy cerca del salto de agua podemos visitar la Ermita de San Pedro, un edificio bello y sencillo flanqueado por un par de tejos.

Cascada del Tabayón

Cascada del tabayón

Conocida también como Tabayón de Mongayo, se trata de una espectacular cascada ubicada cerca de la localidad asturiana de Caso, casi limitando ya con la provincia de León, en las  bellas tierras del Valle del Nalón y en pleno Parque Natural de Redes. La cascada tiene una altitud que ronda los 60 metros, y se halla en un atractivo escenario compuesto por formaciones glaciares y una gran riqueza en cuanto a vegetación, entre la cual abundan los brezos blancos, los hayedos y los abedules. Asimismo, posee abundante y variada fauna, con una gran diversidad de ejemplares, algunos de ellos en peligro de extinción, como el oso pardo, el águila real o los rebecos.

Cascada del Mongallu

La cascada de Mongallu es otra de las que encontraremos situadas dentro del Parque Natural de Redes, también en el término municipal de Caso, aunque en esta ocasión junto a la parroquia de Tarna, una pequeña aldea en la que viven un centenar de vecinos. Se ubica en pleno Puerto de Tarna, y es conocida también como “salto de agua del arroyo Mongallu”. A pesar de que el camino es fácil y accesible para todos, el acceso es restringido, por lo que quienes deseen visitar esta cascada deberán ponerse en contacto, con anticipación, con la administración del Parque Natural de Redes, para solicitar la oportuna autorización. Se trata de una cascada que, aunque no tiene mucha altitud, ofrece un gran atractivo por el paraje en que se enclava, rodeada por un gran número de hayas.

Cascada del Aguasaliu

Cascada del Aguasaliu

Esta cascada se halla en el concejo de Ponga, en pleno Desfiladero de los Beyos, en la bonita zona en la que se encuentra el conocido como Puente Vidosa. Se trata de una cascada espectacular, cuya altitud alcanza los 270 metros,  y que, tras recoger las frías aguas de los deshielos que encuentra a lo largo de su recorrido por los Montes Rubriellos, las vierte en el río Sella, no sin antes formar unas atractivas pozas. Aunque según en qué épocas del año el agua que cae por esta cascada puede ser  calificada de escasa, el escenario es siempre precioso, ya que en dicho caso hace varios pequeños saltos. Y, en primavera, con abundante agua debido al deshielo, el paraje es realmente espectacular.

Cascadas de Oneta

cascadas de oneta asturias

Las Cascadas de Oneta se sitúan en el término municipal de Villayón, en pleno Parque Histórico del Navía. Recibe su nombre del municipio de Oneta, también muy próximo. El camino hasta las cascadas es cómodo y no entraña dificultad, y durante el recorrido podremos contemplar bellos escenarios en los que abundan los prados y caseríos. Las Cascadas de Oneta forman un conjunto de tres cascadas, que reciben los nombres de La Firbia, la de Ulloa y la de La Maiseúra. La primera es la más bella de todas, y forma un salto muy vertical que mide más de 15 metros de altitud. Los parajes en que se enclavan estas cascadas se caracterizan por la exuberancia y abundancia de su vegetación, entre la cual abundan los alisos, laureles, robles, castaños y abedules.

Puedes visitar estas cascadas alojándote  en cualquiera de estas casas rurales en Asturias, donde poder visitar los espectaculares parajes naturales asturianos.

Deja un comentario