Blog » Turismo Rural » Castillos en Huesca

Castillos en Huesca

En la provincia de Huesca podemos encontrar numerosos castillos que puedes visitar, ya que cuenta con un gran número de castillos medievales, fortalezas, fortificaciones o torres que podemos visitar por toda la provincia de Huesca.

Desde la época musulmana la defensa del territorio se convirtió en algo muy importante y tras la reconquista y la creación del Reino de Aragón, los castillos se convirtieron en lugares muy importantes donde poder defenderse y evitar nuevos intentos de conquista, debido principalmente a la cercanía de la zona de Huesca con el resto de reinos.

A continuación, te mostramos una ruta por los castillos de Huesca más visitados, la mayor parte de ellos en un buen estado de conservación, y todos testigos de importantes acontecimientos de la Historia, y donde además de aprender sobre los acontecimientos históricos que se produjeron, podrás disfrutar de unos fantásticos miradores.

Castillos de Huesca

Castillo de Loarre

El castillo de Loarre es el que más turistas recibe ya que es el más importante de la provincia y uno de los más destacados de todo el país. Como otras fortalezas defensivas con estas características, se ubica sobre un gran peñasco con vistas a la comarca de la Hoya de Huesca.

Castillos en Huesca

Lo mandó erigir Sancho II para poder atacar la ciudad de Bolea. Se construyó en el siglo XI y, por tanto, tiene un estilo románico típico, aunque ha ido sufriendo distintas modificaciones con el paso de los siglos hasta que quedó abandonado en el XVI.

En la Actualidad, el Castillo de Loarre tiene un buen estado de conservación y está considerada como la fortaleza románica mejor conservada de Europa. Debido a ello, ha sido elegida como lugar de rodaje para numerosas películas y series, como por ejemplo el director Ridley Scott la eligió para rodar una gran parte de la película El Reino de los Cielos.

Castillo de Monzón

Esta fortaleza de origen árabe que data del siglo X y está en un alto cerro desde donde se disfrutan de vistas al Monte Perdido, en los Pirineos. Ha recibido ataques hasta el siglo XX y, por ello, ha sufrido diferentes rehabilitaciones.

Castillo de Monzón Huesca

Está muy bien conservado y fue declarado Bien de Interés Cultural en 1949. Destaca porque fue entregado a los templarios de la Corona de Aragón en 1143 y por haber custodiado la espada del Cid.

Castillo de Aínsa

Aínsa es uno de los pueblos más bonitos de Huesca y su castillo pone la guinda del pastel. Está en el centro de la villa, en la Plaza Mayor, con unas vistas impresionantes gracias a su entorno.

Castillo de Aínsa Huesca

En el siglo XI se fortificó este punto para defender a la región de los musulmanes. Durante una segunda fase, en el siglo XVII, se hizo una ampliación para defenderse de los enemigos procedentes de los Pirineos.

Se puede visitar el interior del castillo, recorrer su muralla, visitar su ecomuseo y también acudir a la oficina de turismo para obtener más información sobre la construcción, el pueblo y sus alrededores. En la actualidad, su recinto es empleado para albergar los conciertos del Festival del Castillo de Ainsa, así como otras ferias que se celebran en la localidad.

Castillo de Montearagón

Se encuentra muy cerca de Huesca capital, aunque no destaca especialmente, tiene una gran historia y recibe un gran número de turistas. Lo mandó construir Sancho Ramírez en el siglo XI para reconquistar la capital. Contaba con el castillo, viviendas militares, una iglesia y un monasterio y en el siglo XII se convirtió en la abadía de Jesús de Nazaret de Montearagón.

Castillo de Montearagón Huesca

El Castillo, está ubicado en el Monte Aragón, lo que le permite disponer de unas impresionantes vistas sobre la comarca y la Sierra de Guara. Fue declarado monumento nacional en 1931 y controló más de 100 iglesias y villas, de ahí su importancia.

Castillo de Benabarre

Este recinto defensivo de origen musulmán está en Benabarre y data de finales del siglo X. Fue conquistado por Ramiro I de Aragón, que mandó construir un castillo y trasformó la iglesia románica en una gótica.

Castillo de Benabarre Huesca

Solo se conservan algunos restos originales y otros del siglo XIV. Se compone de 3 recintos fortificados, una cisterna y la iglesia.

Castillo Colegiata de Alquézar

También muy cerca de la ciudad de Huesca, y con el mismo nombre que el municipio que lo acoge, está el castillo de Alquézar, al lado del Parque Natural de la Sierra y los Cañones del Guara.

Castillo de Alquezar Huesca

Se le conoce como la Colegiata de Santa María la Mayor aunque en sus orígenes solo era un castillo del siglo XI construido por Jalaf Ibn Arad. Sancho Ramírez lo convirtió en una fortaleza cristiana, por eso los restos actuales son del siglo XVI: la capilla, dos torres y la muralla.

Castillo de Abizanda

Se encuentra en la localidad de la que ha cogido su nombre, en la comarca de Sobrarbe. De nuevo es Sancho III el que lo mandó construir, esta vez para defenderse de los musulmanes, en 1023.

Castillo de Abizanda Huesca

Su torre ha sido reconstruida varias veces y es lo primero que se ve al llegar al pueblo. Se pueden visitar exposiciones temporales en su interior que proceden del Museo de Creencias y Religiosidad Popular del Pirineo Central.

Ciudadela de Jaca

La ciudadela de Jaca es uno de los castillos más curiosos de la zona. Ahora ya no es un castillo pero antes era el Castillo de San Pedro, una fortaleza de traza italiana y declarado Bien de Interés Cultural desde el año 1951.

Ciudadela de Jaca

Esta fortaleza, la mandó construir Felipe II en 1592 para defenderse de los franceses y pudieran pasar a través del Pirineo.

La Ciudadela de Jaca se encuentra en un buen estado de conservación, debido a que fue restaurada en el año 1968 y en su interior podemos encontrar una gran plaza de armas con forma pentagonal con un gran foso y la iglesia de San Pedro. Actualmente tiene un museo de miniaturas militares y se organizan muchas actividades para niños.

Castillo de Biniés

Situado junto al río Veral, podemos encontrar el pequeño municipio de Biniés y donde podemos visitar uno de los castillos más bonitos de Huesca. Este castillo se encuentra protegido y cuenta con la categoría de monumento histórico desde el año 1949.

Castillo de Biniés Huesca

Los restos actuales son de estilo gótico aunque existe desde el siglo XII. Fue restaurado en los años 90 y desde sus 4 torres se puede disfrutar de las vistas al valle de Ansó.

Castillo de Samitier

A las afueras de la localidad de Samitier está su castillo del siglo XI. Es un conjunto militar y religioso que consta de un torreón y una ermita románica posterior dedicada a los Santos Celedonio y Emeterio.

Castillo de Samitier Huesca

Se ubica en lo alto del Tozal, una montaña con vistas al embalse de Mediano y de la peña Montañesa. Está un poco deteriorado, pero hay restos de la muralla y se puede visitar tanto el interior de la iglesia como el de la torre.

En la actualidad se encuentra protegido y cuenta con la categoría Bien de Interés Cultural desde el año 2006.

Castillo de Fantova

El castillo de Fantova, está situado en el Prepirineo oscense, en plena comarca de Ribagorza.

Castillo de Samitier Huesca

Se tiene constancia desde el año 960, se encuentra al borde de un acantilado del municipio. El Castillo fue construido por maestros lombardos, y la fortaleza tenía el objetivo de asegurar la defensa de la frontera con los territorios ocupados por los musulmanes.

Las murallas protegen la torre y la ermita de Santa Cecilia. Todo el conjunto tiene un aire misterioso gracias a que la vegetación se ha apoderado de gran parte del recinto.

Deja un comentario