Comida típica de Ávila

La gastronomía y comida típica de Ávila se basa esencialmente en las carnes procedentes de su ganado vacuno, entre la que destaca una raza autóctona, conocida como carne avileña. También es destacable la carne de cerdo y los productos procedentes de la matanza.

Estas carnes, unidas a sus legumbres, son la base principal para los platos que se elaboran en las cocinas de la provincia de Ávila, la mayoría de ellos nacidos de la sabiduría popular, logrando a lo largo de los siglos protegerse de las bajas temperaturas que suelen imperar en estas tierras

De entre las muchas recetas tradicionales, que han ido pasando de generación en generación, te mostramos los platos más típicos de Ávila que tienes que probar si visitas Ávila.

Platos típicos de Ávila

Chuletón de Ávila

El chuletón es uno de los platos más típicos de Ávila. La carne puede ser de ternera, de buey o de vaca, los cuales han de pertenecer a la raza conocida como avileña-negra, que es autóctona de nuestro país. Destaca por ser una carne tierna y de sabor intenso.

comida típica de Ávila

Se trata de un gran filete que puede llegar a alcanzar el kilo, e incluso a superarlo, y que simplemente se pone en la parrilla hasta que esté hecha con el punto con el que nos guste la carne. Generalmente se suele servir acompañado de patatas y lechuga. Uno de sus secretos es que la carne, antes de elaborarla, haya reposado unos días en la cámara, y que se saque de ella unas 3 o 4 horas antes de ser asada, ya que en caso contrario podría resultar dura.

El chuletón de Ávila se sirve normalmente en una tabla de madera, ya que normalmente por su tamaño, no cabe en un plato normal.

Además del Chuletón de Ávila, se pueden probar otros tipos de corte de carne de ternera como son el entrecot o el solomillo. En cuanto al cerdo es también típico el cochinillo asado o el cochifrito.

Patatas Revolconas

Las patatas revolconas, conocidas también como patatas meneás, son otro de los platos más típicos de Ávila y de muchos otros lugares de España. Antiguamente era un plato humilde, muy popular entre los campesinos, y actualmente suele servirse en los bares de tapas.

Patatas revolconas ávila

La base del plato consiste en un puré de patatas, que se condimenta con pimentón. Ya en el plato, se echan por encima unos torreznos fritos bien crujientes, que contrastan agradablemente con la textura del puré.

Sopa Castellana

La sopa castellana es también un plato de origen humilde, procedente de los antiguos pastores de las tierras de Castilla, y que ha ido pasando de generación en generación. Es uno de los platos más populares de la gastronomía de Ávila.

sopa castellana avila

Se trata de una sencilla sopa de ajo, que se elabora con ajos y pan, que se sofríen juntamente con un poco de jamón  y una pizca de pimentón. Se echa todo en una olla con agua hirviendo, a la que se añade un poco de perejil y sal. Para acabar se cascan unos huevos y se echan con cuidado de que no se rompan. Se deja hervir todo durante 10 minutos más y ya se puede servir, procurando que esté muy caliente.

Judiones del Barco de Ávila

Los judiones del Barco son unas judías secas que se caracterizan por su gran tamaño y su color blanco, originarias del suroeste de la provincia de Ávila, más en concreto del municipio de El Barco de Ávila.

Judiones del Barco de Avila

Para la elaboración de este tradicional plato, además de los judiones podemos destacar ingredientes como costillas adobadas, panceta adobada, chorizo y morcilla asturianos, cebolla, ajos y laurel. Como podemos ver se trata de un plato fuerte y contundente, ideal para los fríos inviernos tan normales en estas tierras.

Garbanzos de La Moraña

Se trata de una prestigiosa variedad de garbanzos, que se cultivan en la zona que les da nombre, la comarca de La Moraña, en la provincia de Ávila. Estos garbanzos tienen forma esférica y un color amarillento. Son de tamaño mediano y se caracterizan por su textura mantecosa. Una de sus características para distinguirlos es su pequeño pico curvado.

garbanzos de la moraña

Esta variedad de garbanzos se usa generalmente para la elaboración de guisos y potajes.

Cocido Morañego

El cocido morañego es uno de los platos más populares de los que se elaboran teniendo como ingrediente principal los garbanzos de La Moraña. Se trata de otro guiso fuerte y contundente, de los que antiguamente comían los campesinos y pastores, que precisaban consumir platos muy energéticos para combatir las frías temperaturas propias del invierno de estas tierras.

cocido morañego

El cocido morañego se cocina añadiendo a los garbanzos otros ingredientes como morcillo de ternera, tocino de cerdo, repollo y otras verduras. Se elabora a fuego lento en una olla de barro.

Monda de Mombeltrán

Otro de los platos típicos de Ávila es la Monda de Mombeltrán. Es originario del municipio que le da nombre, Mombeltrán, y que se sitúa al sur de la provincia.

Se trata de un revuelto de huevo, al cual se le añaden tropezones hechos con productos de la chacinería propia de Ávila. Dichos productos consisten generalmente en jamón y lomos de cerdo cortados en tiras y fritos en manteca, así como también en picadillo de chorizo. Un plato, como vemos, también fuerte y lleno de energía.

Monda de Mombeltrán

Se prepara dándole forma de tortilla, lo cual ha motivado que la receta sea conocida también con el nombre de “tortilla de Mombeltrán”.

Yemas de Santa Teresa

Las yemas de Santa Teresa son, sin ninguna duda, el dulce típico de Ávila y postre por excelencia de la provincia. Más que eso, estos exquisitos dulces se han convertido en todo un símbolo de la zona, hasta el punto que se suelen comprar como recuerdo cuando se visita dicha provincia.

Yemas de Santa Teresa Ávila

Se trata de unos postres muy atractivos, con forma redondeada y de color naranja, colocadas dentro de tartaletas de color blanco. Su nombre, como podemos suponer, es un pequeño homenaje a Santa Teresa, hacia la cual sienten una gran devoción, como es lógico, los abulenses.

Para la elaboración de las yemas se utilizan yemas de huevo y un almíbar hecho con agua y azúcar, al cual se le añade también limón y canela. Ambos ingredientes se baten y, tras dejar reposar y enfriar,  se elaboran las bolas, colocándolas seguidamente en las correspondientes tartaletas. Así de sencillo.

Si tienes pensado visitar Ávila y probar estos deliciosos platos, puedes alojarte en una de las casas rurales cerca de Ávila entre todas las que tenemos disponibles

1 comentario

  1. Carmen   •  

    Algún día visitare lugares todos serán bonitos y Avila quizás sera la primera..chao

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *