Blog » Gastronomía » Comidas típicas del País Vasco

Comidas típicas del País Vasco

La gastronomía y comida típica del País Vasco se caracteriza por la gran variedad y calidad de sus productos, con una mezcla de recetas de mar y montaña y destacando sus prestigiosos pescados frescos preparados de forma sencilla, las frescas verduras y hortalizas de sus huertos o sus famosos pintxos que puedes encontrar en sus bares y restaurantes.

De la sabia combinación de estos productos que se hace en los fogones resultan los exquisitos platos preparados de forma sencilla, gracias a la calidad de sus productos.

A continuación, te mostramos los platos típicos de País Vasco y productos más populares que podemos encontrar en la comida tradicional de Euskadi y que puedes probar si visitas el País Vasco.

Platos típicos del País Vasco

Bacalao al pil pil

El bacalao al pil pil es una de las recetas más típicas de la cocina vasca y que consiste en crear una salsa conocida como pil pil ligando el aceite donde hemos freído el bacalao con la gelatina que suelta el bacalao para formar una deliciosa salsa.

bacalao al pil pil

Para su elaboración se pone abundante aceite en una sartén donde se pochan los ajos y una cayena y posteriormente freímos los tacos de bacalao. Una vez que el bacalao este frito, los sacamos y dejamos que el aceite se temple. Una vez templado llega el momento de ligar la salsa y solo necesitamos un pequeño colador para mover el aceite templado para que se ligue con la gelatina del bacalao y… ¡listo! Para más sabor, se puede dorar ajo y cayena en el aceite antes de hacer el pescado.

Marmitako

El marmitako es un guiso típico marinero muy popular, con lo que, si te gustan los guisos de cuchara, este te va a encantar. Para su elaboración, los marineros usaban una marmita, que es una olla de metal con tapa hermética, de ahí el nombre del plato. Ahí añadían agua del propio mar, patatas y bonito.

marmitako

Hoy en día de le hace un sofrito de base con cebolla y pimiento, se le añade caldo de pescado, la carne del pimiento choricero, patatas y, al final, el bonito para que se haga con el calor residual y no quede seco. Es un auténtico manjar si se prepara con el auténtico bonito vasco recién pescado en el mar Cantábrico.

Gilda

Los pinchos o pintxos vascos son conocidos mundialmente. El más popular es el gilda y no falta en ningún bar de la zona. Es muy vistoso y sencillo, aunque la calidad de los ingredientes marca la diferencia.

Gilda pintxo

Solo se necesita un palillo en el que pinchar una aceituna sin hueso, el extremo de una anchoa, una guindilla verde, el otro extremo de la anchoa y otra aceituna. Se come de un bocado y si, pica, pero es soportable.

Chipirones en su tinta

Un chipirón es un calamar pequeño. Estos cefalópodos, como el resto de calamares, tienen una pluma interior que hace las funciones de hueso y sus tentáculos. Limpios y bien cocinados quedan muy blandos y sabrosos.

Chipirones en su tinta

Para este plato se prepara un sofrito con cebolla y pimiento, se le añade tinta de calamar para ese color negro tan característico y, por último, los chipirones rellenos con los tentáculos. Se suele acompañar con arroz blanco cocido aparte.

Merluza a la vasca

Los pescados son uno de los grandes protagonistas de la gastronomía vasca. La merluza, muy habitual en muchos platos, pero, sin duda, destaca en salsa verde o ‘a la koskera’.

Merluza a la vasca

Hay quien añade a la salsa verde guisantes, huevo cocido, chirlas o espárragos blancos. En este caso, la receta típica es más sencilla y solo se necesita aceite, ajo, perejil, caldo de pescado y vino blanco para la salsa. Un poquito de sal y la merluza terminan un plato muy sano.

Kokotxas en salsa verde

Y siguiendo con la salsa verde pasamos a algo un poco más específico y gourmet, las kokotxas. Las cocochas más consumidas son las de bacalao y las de merluza y son, literalmente, la barbilla del pescado.

Kokotxas en salsa verde

La salsa se repite tal cual que en la receta anterior y de nuevo se le pueden añadir ingredientes según los gustos. Las kokotxas son muy tiernas y sabrosas, pero también más caras.

Txangurro a la donostiarra

El changurro es la carne del centollo. Para los amantes del marisco, solo cocido es todo un manjar pero se le puede dar una vuelta más y preparar un plato delicioso: centolla rellena y gratinada.

Txangurro a la donostiarra

Una vez cocido el txangurro, hay que extraerle toda la carne sin romper el caparazón. Se prepara un sofrito con cebolla y puerro al que se le añade la carne de la centolla. Se le agrega salsa de tomate y un poco de coñac. Se rellena el caparazón y se le pone pan rallado y un poco de mantequilla para gratinarlo en el horno.

Porrusalda

Su nombre proviene del euskera y lo dice todo, ya que ‘porru’ es puerro y ‘salda’ es sopa. De nuevo un guiso muy sano y con ingredientes accesibles.

Porrusalda

Hay que pochar un poco de cebolla en una olla y añadir un buen caldo casero (de verduras o de pollo). Ahí han de cocerse trozos de puerro y zanahoria. Ya está, ningún paso más, no puede ser más sencillo y rico.

Revuelto de Perretxikos

Los perretxicos son una seta típica en la zona del País Vasco durante la primavera. Se conoce también como seta de San Jorge, perro chico en castellano o seta de primavera y aflora durante el mes de marzo. El perretxico es una seta de sombrero amplio, de color blanco o crema y superficie lisa y mate.

revuelto de perretxikos

Tan solo hay que saltear en un poco de aceite los perretxicos con ajos. Se le añaden los huevos y revuelto listo.

Lubina a la donostiarra

Aunque es una receta muy sencilla no puede falta en ocasiones especiales. La lubina o róbalo es un pescado blanco bastante común presente en muchas recetas ya que acepta muchas combinaciones.

Lubina a la donostiarra

Solo hay que hacer la lubina en el horno con un poco de aceite en la base, pimienta y sal. Mientras, se calienta aceite en una sartén, se doran unas láminas de ajo y unos aros de guindilla y se retira del fuego. Se le añade un chorro de vinagre de vino blanco y se pone toda la mezcla bien caliente sobre la lubina recién salida del horno.

Piperrada

La piperrada no es un plato completo por sí solo, sino un acompañamiento para múltiples recetas. En el País Vasco se usan mucho los pimientos y de ahí viene su nombre, aunque se combina con otras hortalizas.

Piperrada

Hay que pochar cebolla con pimiento verde y rojo. Por último, añadir tomate y dejar cocinar hasta que esté todo tierno. Si se le añade un huevo podría ser un estupendo primer plato, pero triunfa como guarnición de pescados y carnes.

Bacalao a la vizcaína

El bacalao a la vizcaína es uno de los platos más representativos y tradicionales de la cocina vasca donde el protagonista de la salsa es el pimiento choricero.

Bacalao a la vizcaína

Para su elaboración hay que confitar el bacalao en abundante aceite con ajos durante pocos minutos y retirarlo. Con un poco de ese aceite, hay que pochar muy bien cebolla y añadir después la carne de pimientos choriceros. Tras unos minutos cocinando, esto se tritura y ya se tiene la salsa lista. Solo queda poner el bacalao dentro y cocinar unos minutos.

Sukalki

Este nombre tan peculiar esconde un guiso de carne de ternera con patatas y verduras. Podría parecer una receta más de carne estofada, se prepara en todas las provincias, pero la cocina vasca le da su propio toque especial. De hecho, es uno de los protagonistas en algunos de los concursos gastronómicos de la zona.

sukalki

Se prepara un sofrito con ajo, cebolla, zanahoria, puerro y tomate. Se le añade carne de pimiento choricero, caldo casero y los trozos de carne ya enharinados y dorados en otra sartén. Tras un buen rato, se puede pasar la verdura o no, se le añaden los trozos de patatas y cuando estén blandas el guiso estará listo.

Pisto a la bilbaína

El pisto manchego es un plato muy conocido en España, pero el bilbaíno es una versión con ingredientes similares, pero con mayor cantidad de calabacín y añadiendo al final un huevo.

Pisto a la bilbaína

Para su elaboración hay que pochar cebolla, añadir pimiento verde y, por último, calabacín. Cuando está todo bien hecho, se le añade salsa de tomate o tomate rallado. Una vez retirado del fuego, en la misma cazuela, añadir unos huevos y remover hasta que cuajen. Se puede acompañar por unas rebanadas de pan frito.

Alubias de Tolosa

Tolosa es una ciudad guipuzcoana muy conocida por la calidad de sus alubias. Y aprovechando la materia prima de la zona, cocinar estas alubias de diferentes maneras es muy típico en el País Vasco. Son muy reconocibles porque son negras y le dan un color oscuro a los guisos.

Alubias de Tolosa

Hay que poner las alubias remojadas en una olla con agua, cebolla, ajos, pimiento, tocino y un hueso de jamón. Tras una larga cocción, se le añade el chorizo y se terminan de cocer. Su elaboración es larga pero muy sencilla y el resultado es un plato tradicional contundente.

Pastel vasco

El punto dulce lo aporta el pastel vasco. No puede faltar en ninguna fiesta popular de todo el País Vasco, pero es originario de Lapurdi, territorio del País Vasco francés.

Pastel vasco

Consiste en una masa quebrada de harina, manteca y huevos que se rellena, normalmente, de una tradicional crema pastelera. Se pueden encontrar también de diferentes frutas y con mermelada.

Goxua

Uno de los postres típicos vascos y sobre todo, en Álava es le Goxua. Es un conjunto de capas de ingredientes que da lugar a una tarta muy vistosa y rica. De hecho, goxua significa dulce y rico.

Goxua

Hay que emborrachar un bizcocho con licor. Se pone una capa inferior de nata montada sobre la que se coloca el bizcocho, después una capa de crema pastelera y se remata con caramelo líquido o azúcar quemado. Aunque es difícil, se recomienda dejarlo un día en la nevera antes de consumirlo.

Deja un comentario