Blog » Turismo Rural » El Castañar de El Tiemblo y sus castaños centenarios

El Castañar de El Tiemblo y sus castaños centenarios

Castanar del Tiemblo

En la provincia de Ávila, dentro de la comunidad castellano-leonesa, se halla, en un bellísimo enclave natural, la localidad de El Tiemblo. Es un tranquilo pueblo en el que viven unos 4000 vecinos, en la comarca de Burgohondo- Cebreros -El Tiemblo. Se sitúa en las inmediaciones del río Alberche, cuyas aguas alimentan en el lugar un embalse, el conocido como Embalse del Charco del Cura, a los pies del cual se extiende la localidad.

El Tiemblo, ubicado en plena Sierra de Gredos, se encuentra formando parte de un importante espacio protegido, la Reserva Natural del Valle de Iruelas, un territorio de gran valor ecológico declarado también como Zona de Especial Protección para las Aves.

Dentro de ella encontraremos un paraje natural de un gran valor medioambiental y de un gran atractivo, el cual ha hecho famosa a esta localidad. Se trata de un maravilloso bosque de castaños, considerado como uno de los más bellos de Europa, el cual parece más propio de un cuento que de la vida real, por su gran belleza y por la magia que en él se respira. Dicho bosque es conocido con el nombre de El Castañar de El Tiemblo.

Tiemblo Avila

El bosque está compuesto por un numeroso conjunto de colosales castaños, de gran tamaño y de una gran majestuosidad, que hacen a uno sentirse pequeño cuando se pasea por dentro de él. Mezclados con los castaños, encontramos ejemplares de otras especies, como robles, acebos, pinos o avellanos.

El bosque es aconsejable de ver en cualquier época del año, pero si lo visitamos en otoño, cuando caen sus hojas formando una alfombra en el suelo, y el paraje se llena de tonos amarillentos y marrones, así como de luces doradas, podemos decir que el escenario es espectacular.

Para ir al Castañar, podemos partir del área recreativa conocida con el nombre de El Regajo, una extensa pradera situada junto al Arroyo de la Garganta, a 7 kilómetros de la localidad. Allí veremos un puente de madera, que cruzaremos, siguiendo el curso del Arroyo del Castañar paralelamente. Enseguida nos sorprenderá la visión de los esbeltos castaños, y podremos ver la Fuente de los Cazuerelos, un agradable rincón junto al cual el camino se bifurca.

Siguiendo por la derecha, llegaremos a una explanada donde hay un antiguo refugio, uno de los seis que se construyeron para que pudieran servir de cobijo a los pastores, y el que está en mejor estado de conservación, conocido como Refugio de Majalavilla.

Refugio de Majalavilla

Dejando el refugio a la derecha, veremos un pino que nos va a sorprender por sus dimensiones, ya que su altitud supera los 40 metros. Pero guardemos nuestro asombro aún, porque a unos pocos metros vamos a encontrarnos con un castaño especial, el que es considerado como el “abuelo” de todos ellos. Se trata de un majestuoso ejemplar que tiene más de 500 años, con un diámetro que alcanza los 13 metros y una altura de 19. No sólo se distingue del resto de castaños por su tamaño, sino también por la valla de madera que lo rodea, puesta por el Ayuntamiento de El Tiemblo a modo de distinción, que pide a los visitantes, a través de un cartel, que lo respeten.

Este castaño está hueco por dentro, y, para que nos hagamos un poco la idea de su tamaño, basta decir que los pastores de la zona dicen que antaño guardaban dentro de él rebaños enteros de cabras.

Muy cerca del abuelo castaño, encontraremos otro hermoso paraje, la Garganta de la Yedra, situada en un paraje mágico y solitario, con una frondosa vegetación, donde el arroyo forma unos atractivos saltos de agua. Siguiendo el curso de este río, el Yedra, lleno de truchas y nutrias, llegamos a una llanura, conocida como la Pradera de Garrido, a partir de donde cogeremos el camino que va hacia la izquierda.

El Tiemblo

Enseguida llegaremos al Castañar del Resecadal, cuyos árboles tienen unos 150 años de edad, pudiendo vivir muchos de ellos hasta los 1000. Aquí, algo más adelante y antes de dar la vuelta atrás para regresar de nuevo al municipio de El Tiemblo, podremos ver aún otro árbol especial, el castaño al que se le ha puesto el nombre de “Codao”, que se caracteriza porque de su tronco central surgen rebrotes con una gran fuerza, a pesar de hallarse ya muerto.

Deberíamos aprovechar nuestra visita al Castañar para ver otros de los atractivos rincones que guarda la localidad de El Tiemblo, que dispone de una gran riqueza natural pero también patrimonial. Así, muy cerca de donde se encuentran sus famosos bosques, encontramos también el Pozo de la Nieve, que estaba destinado a acumular nieve en él para poder tener hielo a la llegada del verano.

En cuanto a su legado artístico, no se queda a la zaga. En esta población se encuentran los famosos Toros de Guisando, un conjunto escultórico originarias de la Edad de Hierro. Muy cerca de ellos encontramos otra obra de gran interés, el majestuoso Monasterio de los Jerónimos, del siglo XIV, actualmente en la Lista Roja de Patrimonio en Peligro.

Aún son más las obras que forman parte del importante legado de El Tiemblo, como su Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción o como su Ermita de San Antonio, así como también el edificio neoclásico en cuyo interior se aloja hoy en día el Ayuntamiento.

Fotos Vía: Flickr

Alojamientos Cercanos

Aprox. a 1 kmsEl MiradorÁvila

Casa Rural Completa

8 Plazas

Aprox. a 1 kmsA.T. RuralRutÁvila

Casa Rural Completa

2-8 Plazas

Aprox. a 3 kmsRural Las ViñasÁvila

Casa Rural Completa

2-22 Plazas

Aprox. a 6 kmsCasa rural Abuela BenitaÁvila

Apartamento Rural

6-22 Plazas

Aprox. a 10 kmsCasa de CuentoMadrid

Casa Rural Completa

8 Plazas

Aprox. a 12 kmsLas Vistas del TiétarMadrid

Vivienda de Uso Turístico

12-17 Plazas

Aprox. a 12 kmsLa Casita de RozasMadrid

Casa Rural Completa

6-7 Plazas

Aprox. a 13 kmsEl Rincón del TiétarÁvila

Casa Rural Completa

10 Plazas

1 comentario en “El Castañar de El Tiemblo y sus castaños centenarios”

Deja un comentario