El Castillo de Guadamur, un bello edificio medieval con influencias italianas

castillo guadamur

A 13 kilómetros de la histórica y monumental ciudad de Toledo, en la comunidad castellano-manchega, se encuentra el municipio de Guadamur, en un bello entorno natural en plenos Montes de Toledo.

Se trata de un atractivo municipio situado a 640 metros de altitud sobre el nivel del mar, un tranquilo enclave cuyos vecinos no llegan a los 2000. Se sitúa en una cañada, discurriendo por su término municipal los ríos Tajo y Guajaraz, que riegan sus huertas y sus pastos. Aunque pequeño, el pueblo tiene un patrimonio importante, con obras como su Iglesia de Santa María Magdalena o sus dos ermitas, la de Nuestra Señora de la Natividad o la de San Antón. Sin embargo, hay una edificación que sobresale, una de las más bellas no sólo de la provincia sino también de la comunidad. Se trata de su majestuosa fortaleza, el Castillo de Guadamur.

Este castillo, de estilo gótico, se sitúa al este de la localidad, en lo alto de una pequeña colina conocida con el nombre de Cerro de la Ermita. Lo primero que sorprende del mismo es su gran belleza y la magia que el edificio desprende, que por su forma y elementos parece recién salido de un cuento. Seguidamente, llama también la atención el buen estado de conservación en el que se encuentra.

Castillo Toledo

El castillo es todo un ejemplo de las fortalezas propias del siglo XV, con importantes influencias del arte italiano de la época. Se empezó a construir en el año 1470, por orden de Pedro López de Ayala, cuya familia era poseedora por aquel entonces del Condado de Fuensalida, cuyo señorío les fue entregado pocos años antes por el rey Enrique IV de Castilla.

El edificio fue construido en un enclave en el que había una fortaleza árabe, con el propósito de defender el mencionado Condado de Fuensalida, que abarcaba dicho territorio. Los Ayala lo usaban también como lugar de descanso o para ir de caza, ya que la familia tenía su residencia en Toledo, en un magnífico palacio, una construcción en la cual actualmente se aloja la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

El castillo permaneció en posesión de la familia Ayala hasta el siglo XVIII, pasando entonces por las manos de distintos miembros de la nobleza, y sufriendo un estado de abandono. A finales del siglo XIX el edificio fue adquirido por tres vecinos del municipio de Guadamur, que, durante siete años, lo usaron para alojar en él a personas necesitadas. Sin embargo, no pudieron soportar los gastos que la fortaleza conllevaba, y el castillo fue adquirido por los descendientes de los Ayala, pasando así nuevamente a pertenecer a dicha familia.

castillo Toledo

El castillo, que sufrió aún algunas vicisitudes, como los daños que le fueron infligidos durante la Guerra Civil, se encuentra hoy en manos privadas, propiedad de una familia que lo utiliza como vivienda, por lo cual su interior sólo se puede visitar mediante visitas concertadas. Quien esté interesado en ello puede concertar dicha cita previa en el teléfono 620586158. En cuanto al exterior no existe ningún problema, siendo el acceso por el mismo libre.

El edificio se encuentra protegido en su exterior por dos recintos amurallados, así como por un foso. Antiguamente había un puente levadizo, que no existe ya en la actualidad. Aún hoy podemos ver también algunas saeteras abiertas en sus muros.

Destaca su Torre del Homenaje, un prisma cuya altitud es de 30 metros, siendo las medidas de su base de 15 por 10 metros. También su patio de armas, junto al palacio, es destacable, siendo su forma rectangular, y sus medidas de 20 por 12 metros. En cada una de las esquinas del patio podemos ver una torre circular.

En la planta baja del palacio, que se encuentra abovedada, se sitúan estancias como la capilla, las habitaciones y dependencias del personal de servicio o como la cocina, mientras que en la planta principal se hallan los dormitorios y las distintas dependencias de los propietarios del castillo.

En el interior del castillo destaca la gran cantidad de obras de arte que en él se encuentran, en forma de cuadros, valiosos tapices, muebles de época e incluso una importante colección de armaduras. Una de sus obras que sobresale, en la actualidad, es una pintura del mismo Castillo cuyo autor es el prestigioso pintor de mediados del siglo XIX, Ricardo Madrazo, autor entre otros lienzos del conocido cuadro “Retrato de Santiago Ramón y Cajal”.

Asimismo, hay unos frescos que representan la visita al castillo que hicieron, el día 11 de julio de 1502, los príncipes Juana la Loca y Felipe el Hermoso.

Los muros del castillo han sido testigos de importantes acontecimientos, y han albergado las visitas de personajes históricos. Así, aparte de los citados príncipes, se han hospedado en el Castillo, entre otros, Carlos V y el Cardenal Cisneros. Además, en sus dependencias estuvo prisionera, por orden del monarca Felipe III, la princesa de Éboli.

Alojamientos Cercanos

Aprox. a 6 kmsAlojamiento Rural El OlivarToledo

Casa Rural Completa

10 Plazas

Aprox. a 8 kmsDucado de ArgésToledo

Casa Rural Completa

12-14 Plazas

Aprox. a 9 kmsCigarral El Pinar del SapoToledo

Casa Rural Completa

12 Plazas

Aprox. a 9 kmsCasa Rural Cigarral el Pinar de la BastidaToledo

Casa Rural Completa

6-10 Plazas

Aprox. a 9 kmsFinca El PinarToledo

Vivienda de Uso Turístico

6 Plazas

Aprox. a 10 kmsLa Dehesa de ToledoToledo

Casa Rural Completa

2-12 Plazas

Aprox. a 10 kmsLa Dehesilla De ToledoToledo

Casa Rural Completa

2-4 Plazas

Aprox. a 11 kmsCASA EL CIPRESToledo

Casa Rural Completa

8-10 Plazas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *