Blog » Turismo Rural » Qué ver y qué hacer en Huesca con niños

Qué ver y qué hacer en Huesca con niños

Quienes estén pensando en viajar y visitar Huesca con niños y recorrer esta provincia en familia encontrarán un gran número de lugares y actividades para ver y hacer en Huesca con niños y que toda la familia disfrute del tiempo juntos.

Se trata de actividades o destinos de ocio donde ir con niños en Huesca que nos ofrecen la garantía de que no van a aburrirse y, además, aprenderán un montón de cosas nuevas al mismo tiempo que se divierten.

Que ver en Huesca con niños

Parque Faunístico de Lacuniacha

Lacuniacha es un bioparque que forma parte de la Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala. Se encuentra en el antiguo bosque de La Pinosa que a penas se ha intervenido y cuenta con diferentes zonas para disfrutar de la flora y la fauna autóctona.

Huesca con niños

Todos los animales del parque provienen de centros de recuperación, han nacido en cautividad o han sido rescatados por los que no podrían vivir de manera salvaje. Sin embargo, para no ser una barrera con el entorno, las vallas de los recintos permiten la entrada y la salida de otros animales que sí viven en libertad por la zona.

Horarios y Tarifas: Puedes consultarlas en su página web.

Ordesa y Monte Perdido

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido lo componen el Valle de Ordesa y el Macizo de Monte Perdido. Se recomienda acudir al centro de visitantes para obtener información sobre las actividades que se pueden realizar en el parque.

Ordesa y Monte Perdido Huesca

Hay multitud de rutas de senderismo para ir con niños con diferentes distancias y grados de dificultad. También se pueden realizar otras actividades propias como el rafting, el barranquismo o montar a caballo.

Castillo de Loarre

El Castillo de Loarre es uno de los ejemplos mejor conservados de la arquitectura románica en España. Gracias a esto ha sido escenario de series y películas como ‘El reino de los cielos’ o ‘El ministerio del tiempo’.

Castillo de Loarre Huesca

Resulta una actividad genial recorrerlo con niños y que se puedan imaginar cómo era vivir allí observando los detalles de cada estancia. Además, tiene múltiples actividades para los pequeños, como la búsqueda de un tesoro o el asalto a un castillo.

Horarios y Tarifas: Puedes consultarlas en su página web.

Mirador de los Buitres

Muy cerca del Castillo de Loarre está el Mirador de los Buitres. El aire libre y los animales siempre son una buena combinación para los niños, es una de las mejores vistas de la Hoya de Huesca y de Mallos de Riglos.

Mirador de los Buitres Huesca

Lo mejor de todo es que el camino hasta arriba puede hacerse íntegramente en coche, ideal para todas las edades, aunque se puede realizar el último tramo de 2 kilómetros a pie aparcando en el Castillo de Marcuello. Durante el camino hay varios miradores con parada casi obligada hasta llegar al objetivo.

Los niños podrán adivinar si las aves que ven con buitres leonados, alimoches, chova piquirroja, quebrantahuesos o milano real.

Alquézar y las pasarelas del río Vero

El pueblo de Alquézar es la capital del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, el espacio natural protegido más grande de Aragón.

Pasarelas del río Vero Huesca

Desde él comienza una ruta por el último tramo del río Vero y las pasarelas que lo cruzan. Este paseo de a penas 3 kilómetros es muy agradable y sorprendente para los niños. Eso sí, mejor olvidarse de los carritos y no acudir si se tiene vértigo.

Horarios y Tarifas: Puedes consultarlas en su página web.

Pueblos más bonitos de Huesca

Ya adelantábamos en el anterior punto la importancia de visitar Alquézar, pero no solo por sus pasarelas. El pueblo esconde muchos encantos y es uno de los más bonitos de la zona. Su caserío medieval fue declarado Conjunto histórico-artístico y en la zona se pueden realizar actividades como excursiones a caballo o en bicicleta.

Aínsa es una villa digna de recorrer con niños para que puedan conocer el enorme recinto del castillo y contemplar una de las plazas más bonitas. Además, sus bonitas calles y rincones harán el paseo de lo más agradable.

ainsa pueblo huesca

Los alrededores de Benasque proporcionan un entorno estupendo para realizar múltiples actividades, principalmente durante la época de nieve. La parte más antigua posee monumentos como Casa Juste o el Palacio de los Condes de Ribagorza. La parte nueva está repleta de tiendas y comercios donde pasar un buen rato.

Jaca es la capital de la comarca de la Jacetania. Desde los alrededores salen rutas de senderismo y se pueden avistar numerosas especies de aves rapaces. Destaca su gran Ciudadela amurallada en la que organizan numerosas actividades para niños, entre las que destaca la visita a una manada de ciervos que vive allí mismo.

Aunque hay muchos otros pueblos, Ansó es nuestra última recomendación. Es un valle del Pirineo de Huesca que limita con Francia y con Navarra. Alberga el Parque Natural de los Valles Occidentales y el Paisaje Protegido de las Foces de Fago y Biniés así que se pueden realizar numerosas actividades con niños o, simplemente, dar paseos para conocer sus calles.

Estaciones de esquí de Huesca

Una de las actividades que podemos hacer en Huesca con niños en invierno es práctica de esquí en alguna de las estaciones de Huesca. En la provincia de Huesca podemos encontrar estas estaciones de esquí: Formigal-Panticosa en el Valle del Tena, Cerler en el Valle de Benasque, Candanchú y Astún.

Estaciones de esqui de Huesca

Todas ellas cuentan con diferentes pistas y excelentes condiciones para que personas de todas las edades disfruten de los deportes y las actividades en la nieve.

La Casa de los Títeres de Abizanda

Los títeres siempre llaman la atención a los niños, por eso es tan recomendable la visita a esta casa. Hay un museo y una exposición tocar los muñecos y conocer sus características. También hay un teatro en el que caben hasta 100 personas y en el que se organizan divertidos e interesantes espectáculos.

Casa de los Títeres de Abizanda Huesca

Lo mejor de todo es que está adaptado a todas las edades y resultará interesante incluso a los más mayores de la familia.

Horarios y Tarifas: Puedes consultarlas en su página web.

Tirolina Valle de Tena

El municipio de Hoz de Jaca es un balcón sobre las aguas del pantano de Búbal. En el núcleo urbano está el mirador y, además, el punto de partida de la tirolina.

Tirolina Valle de Tena Huesca

Desde la torre de inicio hasta la torre de llegada hay 950 metros de distancia y 115 metros de descenso. Una actividad muy divertida para todas las edades pero, en especial, para los niños. Eso sí, el peso mínimo son 40 kilos. Además, al terminar hay que recorrer un bonito camino forestal en plena naturaleza donde espera un coche todoterreno que lleva a todo el mundo de vuelta al punto de inicio.

Horarios y Tarifas: Puedes consultarlas en su página web.

Granja Aventura en Barbastro

El municipio de Barbastro tiene una granja con un montón de actividades para todas las edades. Desde un simple paseo en familia hasta minigolf, pasando por un puente colgante, tirolina infantil y camas elásticas.

Granja Aventura en Barbastro Huesca

También se pueden concertar actividades como la monta a caballo, quads para niños y adultos, paintball… Todo se completa con una zona de picnic y restaurante para pasar un día en familia de lo más entretenido.

Horarios y Tarifas: Puedes consultarlas en su página web.

Senderismo en familia

Los ibones de Espelunciecha, Sabocos y Piedrafita son rutas de senderismo que no pasan de la hora u hora y media (sin contar paradas) y no suponen mucha dificultad para niños a partir de 5 o 6 añitos. El primero está próximo a la estación de esquí de Formigal, el segundo permite la subida en verano por el telesilla de las pistas de Panticosa y el último está cerca del parque faunístico del que hemos hablado.

senderismo huesca

Una de las más bonitas del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es la que va desde la pradera hasta la cascada de Cola de Caballo pero, dependiendo de la edad de los niños, puede ser más recomendable subir solamente hasta las espectaculares Gradas de Soaso.

Desde el pueblo de Benasque del que ya hemos hablado, parten numerosas rutas para pasear por el valle del mismo nombre. Lo mejor es sopesar la edad de los niños y su resistencia para elegir el recorrido más adecuado. ¡Hay que ir a disfrutar no ha sufrir!

Por último, la ruta de las ermitas de Tella es un agradable paseo circular de dificultad baja y una distancia total de 2,3 kilómetros, aproximadamente una hora.  Se parte y finaliza en la Iglesia de San Martín de Tella y permite conocer el patrimonio arquitectónico de la zona. En concreto se pueden visitar los siguientes templos: la Iglesia de San Martín, la Ermita de los Santos Juan y Pablo, la Ermita de la Virgen de las Fajanillas y la Ermita de la Virgen de la Peña.

Rafting y barranquismo

Una de las actividades que hacer en Huesca es practicar alguna actividad de turismo activo, ya que gracias a las zonas montañosas y los ríos de los distintos lugares, en Huesca existen muchas opciones para practicar deportes multiaventura como el rafting y el barranquismo.

Turismo Activo Huesca

La parte más positiva es que hay muchas zonas y empresas, por lo que la actividad se adapta a la edad de los niños para que todos puedan participar. Son actividades muy divertidas para disfrutar en familia mientras aprenden a moverse en el entorno natural.

¿Dónde alojarte?

Si estás pensando en visitar esta provincia o pasar unas vacaciones en Huesca con niños, puedes buscar entre todas las casas rurales en Huesca que tenemos disponibles para que puedas encontrar la que mejor se adapte a tus necesidades.

Deja un comentario