La noche de San Juan: una noche mágica y misteriosa

Noche de San JuanPoco a poco, nos vamos acercando cada vez más a una de las fiestas más carismáticas del año, la noche de San Juan, que tiene lugar el día 23 de junio, coincidiendo con la llegada del verano.

Se trata de una noche diferente a las demás, repleta de leyendas y supersticiones. Una noche mágica durante la cual, según se dice, andan sueltas todas aquellas criaturas con poderes especiales o pertenecientes a otros mundos, y las brujas se reúnen en ocultos rincones de nuestros montes y bosques para llevar a cabo sus misteriosos conjuros bajo la luz de la luna.

La fiesta tiene su origen en el solsticio de verano, cuya celebración viene de épocas muy remotas, y casi podríamos decir que se festeja desde que el hombre apareció en este planeta. En nuestro país se trata de una fecha muy señalada, y en cada zona de nuestra geografía tienen su manera de celebrarlo y sus rituales, que, a pesar de ser distintos según el lugar, no difieren demasiado en la esencia, basada sobre todo en el fuego, el protagonista de la noche.

Para poder disfrutar de la noche de San Juan te proponemos que visites Alicante, donde las hogueras de San Juan, han sido declaradas de interés turístico Internacional. Otros destinos donde poder disfrutar de estas fiestas son A Coruña, Baleares o Málaga.

Las fogatas son el denominador común de la víspera de San Juan, y su origen viene de muy antiguo. Puesto que en estas fechas los días se acortan, nuestros antepasados creían que ello se debía a un debilitamiento del sol, y a que éste se apagaba. Entonces encendían fogatas y antorchas para ayudar al astro a recobrar sus energías. En muchas ocasiones, también bailaban alrededor del fuego para que éste les purificara y les librara de los malos espíritus.

Hogueras de San JuanOtro de los elementos importantes de esta noche es el agua. Se dice que bañarse en el mar durante la misma va a darnos suerte y salud, y que disminuiremos de esta manera nuestras energías negativas, especialmente si saltamos un número determinado de olas, número que varía según la zona. Así, por ejemplo, en la comunidad gallega son 9 mientras que en la valenciana son 7. Y si las saltamos de espaldas al mar, mejor que mejor. En la comunidad andaluza es tradicional lavarse la cara a medianoche para mantenerse sano, después de lo cual uno no puede mirarse en ningún espejo hasta el día siguiente.

Podemos ver pues que, aunque con distintas peculiaridades, nuestros pueblos celebran esta noche de manera parecida, siendo otro factor común la importancia que se atribuye a las hierbas durante la noche en cuestión. De hecho, el nombre de “verbena”, muy ligado a esta fiesta, tiene su origen en una antigua costumbre consistente en que durante la noche del 23 de junio las muchachas jóvenes salían al monte a recoger la planta conocida como “verbena”, un ritual que pensaban iba a otorgarles el amor del hombre deseado.

La cosa más sencilla es impregnada de un halo de misterio durante esta noche cargada de leyendas, como la que mantiene que si durante esta noche llueve habrá una extraordinaria cosecha de manzanas, o la que dice que el rocío de las plantas recogido en la noche de San Juan nos pueden sanar, o que los helechos empiezan a dar flor justo en el momento en que suenan las doce campanadas de medianoche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *