Pueblos abandonados en Guadalajara

Una de las provincias en España en la que podemos encontrar un gran número de pueblos abandonados es Guadalajara, en la comunidad de Castilla La Mancha.

Esparcidos por la provincia de Guadalajara encontraremos un buen número de pueblos que, por motivos varios, han ido quedando abandonados y deshabitados, marchando de ellos todos sus habitantes. Dichos motivos suelen ser la mala comunicación y falta de servicios de dichos pueblos o su falta de trabajo y, por tanto, su poca esperanza de futuro, que lleva a sus habitantes a emigrar hacia otros lugares buscando mejores perspectivas.

Otro motivo que ha obligado en nuestro país a muchas personas a dejar su población natal, especialmente a mediados del pasado siglo XX, fue la construcción de un gran número de embalses y pantanos, que implicaba que el pueblo fuera cubierto por las aguas y relegado al olvido.

Andar por las calles de uno de estos pueblos es una experiencia única, debido al silencio y tranquilidad que uno siente en ellas, que poco a poco se va convirtiendo en una sensación de melancolía que se va transformando en desolación, ya que uno no puede dejar de imaginar estas calles en otras épocas, llenas de niños, ancianos y, en resumen, llenas de vida.

Para quienes deseen visitar alguno de estos pueblos abandonados y alojarse en la zona, puedes mirar aquí una de las casas rurales en Guadalajara  que tenemos disponibles.

Bujalcayado

Bujalcayado era una pequeña pedanía perteneciente al municipio de Sigüenza, ubicada en la comarca de la Sierra Norte de Guadalajara. Se halla situada en la falda de la sierra del mismo nombre, junto a un bonito valle, a 1072 metros de altitud sobre el nivel del mar.

pueblos abandonados guadalajara

En Bujalcayado vivían unas 70 personas, las cuales, en la década de los 60, como sucedió en otras muchas localidades, fueron abandonando el pueblo para buscar unas mejores expectativas laborales y económicas. Actualmente, Bujalcayado en un pueblo abandonado, en el que quedan tan sólo 6 vecinos, aunque en la época veraniega algunos de sus antiguos habitantes vuelven al lugar para pasar unos días, posiblemente añorando otras épocas.

El Vado

El Vado es uno de los muchos pueblos de España que desaparecieron a mediados del pasado siglo XX debido a la construcción de un pantano. Se situaba también en la comarca de la Sierra Norte de Guadalajara, reposando actualmente bajo las aguas del Pantano de El Vado.

El pueblo se encontraba junto al río Jarama, y durante sus últimos años de existencia dependió del municipio de Campillo de Ranas. Inundado por las aguas, lo único que se puede contemplar ahora de la localidad es su Iglesia de Nuestra Señora de la Blanca, que sobresale de la superficie del pantano.

elvado guadalajara

Las casas y construcciones de El Vado pertenecían a la llamada “arquitectura negra”, y parece que actualmente se está poniendo en marcha un proyecto con la finalidad de recuperar el pueblo.

Torrecilla del Ducado

Siguiendo en la comarca de la Sierra Norte de Guadalajara encontramos, ubicado a 1155 metros de altitud sobre el nivel del mar, Torrecilla del Ducado, un pueblo que quedó abandonado en la década de los 60 del pasado siglo.

torrecilla del ducado guadalajara

El pueblo, con sus casas de piedra y sus callejuelas vacías, se encuentra situado en lo alto de una pequeña colina, junto a Sierra Ministra, y desde él se puede disfrutar de unas impresionantes vistas de la comarca.

Matallana

Situado también en la Sierra Norte y perteneciendo asimismo al municipio de Campillo de Ranas, Matallana era un pueblo de Guadalajara que corrió la misma suerte que la localidad de El Vado, siendo abandonado debido a la construcción del pantano al que este último da nombre, aunque en este caso el pueblo no quedó anegado bajo las aguas.

Esta población se encuentra en plena Sierra de Ayllón, y, pese a ser un pueblo pequeño, se puede contemplar en él un interesante patrimonio, empezando por sus mismas viviendas, pertenecientes a la arquitectura negra. Además,  cuenta también con dos puentes y una bonita ermita consagrada a San Juan.

Durante la década de los 90 algunas personas se instalaron en Matallana, dedicándose a la reconstrucción de algunos edificios, respetando su antiguo aspecto y usando materiales de los que se usan en las edificaciones de la arquitectura negra.

Tobes

Tobes es un pueblo situado en Sierra Ministra, otro de los que el tiempo ha convertido en pueblos fantasma, al ser abandonados por sus habitantes. Aunque cuando estaba habitado pertenecía al municipio de Villacorza, actualmente es una pedanía de Sienes.

tobes guadalajara

Esta pequeña localidad se sitúa en lo alto de una colina, y en los últimos tiempos muchas de sus edificaciones han sido adquiridas por un canadiense que, por lo que parece, tiene la intención de cambiar el futuro de la población convirtiéndola en un complejo de turismo rural.

Umbralejo

Situado a 1250 metros de altitud sobre el nivel del mar, también en plena Sierra Norte de Guadalajara, se encuentra Umbralejo, un pueblo abandonado que posteriormente fue rehabilitado y convertido en campamento de verano.

Umbralejo guadalajara

Se trata de un pueblo cuyas casas pertenecen al estilo conocido como arquitectura negra, debido a la pizarra y otros materiales empleados en su construcción. Se halla en un hermoso paraje, junto a un barranco formado por el río Sorbe. Umbralejo pertenece al municipio de La Huerce.

Valdeancheta

valdeancheta guadalajara

Valeancheta es un pueblo abandonado de Guadalajara que, a diferencia de los anteriores, se sitúa en la carismática comarca de La Alcarria. En este caso, el motivo de que el pueblo quedara deshabitado fueron los graves destrozos que éste sufrió durante la Guerra Civil. A pesar de que algunos habitantes volvieron al pueblo finalizada ésta para intentar su rehabilitación, a mediados de los 60 las calles de Valdeancheta volvieron a quedar vacías, al marchar el último de sus vecinos debido a la falta de recursos y a las pocas perspectivas de futuro existentes.

Hontanillas

Hontanillas es otro de los pueblos abandonados de la provincia de Guadalajara, que se halla también, al igual que Valdeancheta, en la bonita comarca de La Alcarria. Pertenece al municipio de Pareja.

Hontanillas se sitúa en la falda de un monte, y también sus habitantes fueron marchando poco a poco hacia otros lugares en busca de una oportunidad laboral y económica, siendo en los años 60 cuando el último vecino abandonó el pueblo.

Matas

Situado en la Sierra Norte de Guadalajara, en lo alto de un pequeño cerro junto a un bonito valle, se encuentra la pequeña población de Matas, actualmente deshabitada. Pertenece al municipio de Sigüenza, aunque cuando estaba habitado era una pedanía de Pozancos.

Está formado sólo por siete casas, y su estado no impide que aún hoy nos demos cuenta de que se trataba de un pueblo pintoresco y con mucho encanto, que poco a poco fue abandonado por sus habitantes por las malas comunicaciones y la falta de servicios tan básicos como la luz o el agua. A mediados de los 70 marchó el último vecino, y el pueblo se empezó a convertir, irremediablemente, en otro pueblo fantasma.

Muchos más son aún los pueblos de la provincia de Guadalajara que actualmente se encuentran abandonados. La lista sería muy larga, pero aún citaremos los nombres de algunos más, como Castellote, La Vereda, Matillas, Villaflores, Querencia, Robredareas, Romerosa, Sacedoncillo, Torronteras o Villacadima, entre otros.

7 comentarios

  1. Juan Domingo   •  

    Hola soy inmigrante retornado, somos en total 5 personas y estamos interesados en participar en uno de los programas de repoblación de pueblos de España
    Agradezco información, gracias

  2. Mari   •  

    Hola somos un matrimonio español k busca un pueblo para vivir en naturaleza mi tlf 662911435 deseo información gracias

  3. Rafael Beato   •  

    Es desolador hablar del pueblo que uno nació, cuando ves que solo quedan dos personas, siento tanta vida transcurrida en el, familia, amigos. Da la sensación de que ya le quede poco. Cuando regreso los fines de semana no puedo por menos que agradecer a las dos personas que ahora viven en el, gracias a ellos el pueblo se siente protegido y con vida. Yo mientras pueda siempre regresare a el. Es pequeño, muy cuidado y lo mas grande, querido por todo el que pasa por el. Desde aquí mando fuerza a todos los que sienten Casillas como su pueblo y vernos mas a menudo en el. Un abrazo

  4. Julio   •  

    Hola estoy interesado en irme a vivir a unos de estos pueblos de la provincia de guadalajara que apenas tienen poblacion como puedo obtener mas informacion gracias

  5. RAMON PEÑA   •  

    HOLA , POR FAVOR ME GUSTARIA HABITAR Y REPOBLAR ESOS PUEBLOS AQUI EN GUADALAJARA

  6. Jesmar Martinez   •  

    Hola estoy harto de donde vivo. Y quiero cumplir mi sueño de vivir por fin en el campo.
    Me podriais decir, si tengo que ir al ayuntamiento de Guadalajara, para poder habitar una casa de un pueblo habandonado de forma legal. ¿? Me puedo apuntar a ung grupo, para crear una comuna en consonancia con el medio hambiente. Mi gracias.

  7. María   •  

    Hola somos un grupo de familias de diferentes países con niños no nos importa tener que restaurar las casitas abandonadas
    Somos personas muy tranquilas sociables buenos principios y valores que de algún modo seremos un pueblo ejemplar .
    Esperamos una respuesta.
    Les agradezco de antemano todo lo que puedan hacer por un puñado de familias maravillosas.
    Atentamente.
    María Aragón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *