Blog » Pueblos con Encanto » Los pueblos más bonitos de la Costa Brava

Los pueblos más bonitos de la Costa Brava

Son muchos los pueblos bonitos que encontraremos en la Costa Brava, con importantes patrimonios y en maravillosos entornos naturales. Aquí te mostramos los pueblos más bonitos de la Costa Brava para que puedas conocerlos cuando visites esta zona.

Situada en la comunidad catalana, y más en concreto en la provincia de Girona, está llena de rincones espectaculares. Los viajeros llegan a ella por la belleza de sus abruptos acantilados, cubiertos de vegetación y de pinos, que se van desplazando lentamente hasta la playa hasta casi tocar el mar. Sus playas y calas, en las que abundan las rocas, nos ofrecen unas aguas limpias y azules, irresistibles para el baño.

En La Costa Brava podemos encontrar numerosas pueblos bonitos y pintorescos, antiguos pueblos de pescadores que siguen conservando gran parte de su encanto de antaño, y en los que todavía podremos pasear por sus bonitos cascos antiguos llenos de casitas blancas, antiguos hogares de la gente del mar, cuyas barcas permanecen aún amarradas en la playa creando en conjunto unos escenarios realmente inolvidables.

Cadaqués

Este pequeño pueblo pescador situado en la comarca del Alt Empordà es para muchos uno de los pueblos más bonitos de la Costa Brava. Y es que en Cadaqués el tiempo parece haberse detenido. Pasear por sus callejuelas estrechas y blancas es un auténtico placer. Durante el paseo veremos en ellas muchas de las antiguas casas de pescadores reconvertidas hoy en día en pequeños bares o en tiendas de productos artesanos.

pueblos mas bonitos costa brava

Su entorno natural no le va a la zaga en belleza. Situado en pleno Parque Natural del Cabo de Creus, podremos admirar impactantes paisajes, y bañarnos en pequeñas playas y calas, muchas de las cuales ideales para quienes busquen la tranquilidad, ya que las hay con muy poca afluencia de bañistas, al ser el acceso hasta las mismas solamente posible a pie.

En la localidad podremos visitar la Casa Museo de Salvador Dalí, siuada en Portlligat, donde vivió el genial pintor hasta el día de su muerte. También podemos ver la Iglesia de Santa María y visitar el Museo de Cadaqués.

Calella de Palafrugell

Calella de Palafrugell es un núcleo urbano situado a orillas del mar, que pertenece al municipio de Palafrugell, en la bellísima comarca del Baix Empordà. Se trata de un típico pueblo de pescadores que mantiene su encanto y que te transporta a otras épocas, aquéllas en que la especulación y el desarrollo del turismo no había aún hecho estragos en nuestro litoral.

Calella de Palafrugell

Con pequeñas calitas de aguas quietas y cristalinas, aún podemos ver en Calella de Palafrugell, a pocos metros de la orilla del mar, las típicas casas de pescadores, así como las viejas barcas esperando en la arena. Su casco antiguo es precioso, formado por casitas pequeñas y blancas.

El pueblo ha sabido conservarse, y no encontraremos en él grandes edificaciones de hoteles ni de apartamentos, siendo uno de los adjetivos más apropiados para definirlo el de “pintoresco”.

Muy cerca, en la zona del Cabo de Cap Roig, encontraremos el Jardín Botánico del mismo nombre, un interesante espacio lleno de color y aromas.

Tossa de Mar

Tossa de Mar es una atractiva localidad costera que pertenece a la comarca de La Selva. Las cristalinas aguas de sus playas la han convertido en un destino turístico de gran importancia, y su entorno natural y algunas obras de su patrimonio, como su recinto amurallado situado en la misma playa, rodeada de pinares, la convirtieron en escenario de cine, consiguiendo que personajes como Ava Gardner se enamoraran de esta hermosa población.

Tossa de Mar

En ella se han rodado largometrajes como “Pandora y el holandés errante”, protagonizado por la mencionada actriz y James Mason.

Cerca de la localidad podremos visitar, entre otros espacios protegidos de gran valor ecológico, el Parque Natural del Montseny.

L’Escala

La localidad de L’Escala forma parte de la comarca del Alt Empordà, situándose en una ubicación espectacular, la Bahía de Roses, considerada entre las más bellas del mundo.

L’Escala ha sabido también conservar su antiguo encanto de pueblo pescador, a pesar del desarrollo turístico experimentado desde la segunda mitad del pasado siglo XX. Cabe destacar sus prestigiosas anchoas, cuya fama traspasa nuestras fronteras.

la escala girona

Foto vía: Flickr

Además de un patrimonio natural impresionante, que incluye sus limpias aguas y calas de aguas tranquilas, posee un legado histórico que no le va a la zaga. En su término municipal se encuentran las ruinas de la antigua Ampurias, formando un escenario inolvidable junto a las azules aguas mediterráneas.

En L’Escala podemos visitar museos tan fascinantes como el Museo de la Moto o el Museo de la Anchoa y de la Sal.

Palamós

Palamós es un municipio costero perteneciente a la comarca del Baix Empordà, con una gran afluencia turística debido, entre otros factores, a sus bellísimas playas y a la atmósfera de pueblo marinero que ha sabido conservar.

palamos girona

La localidad es muy famosa entre los buceadores, que acuden hasta ella atraídos no sólo por sus cristalinas aguas, sino también porque en sus fondos se encuentra el Boreas, un barco alemán de de la Segunda Guerra Mundial.

Entre su patrimonio cabe destacar su Claustro románico del Mas del Vent. En el año 2013 quedó confirmado oficialmente que éste fue el claustro original de la Catedral de Salamanca, que fue desmontado a finales del siglo XVIII por los daños ocasionados por un terremoto.

Los aficinados a la arqueología podrán ver en esta localidad los restos de un poblado ibérico, que se encuentra en la Playa del Castell, así como el dolmen del Montagut.

Lloret de Mar

Lloret de Mar es una localidad perteneciente a la comarca de La Selva, muy conocida desde el punto de vista turístico no sólo por sus bellas playas sino también por la gran oferta de ocio que pone a disposición del visitante.

playa lloret de mar

Sus playas de arena dorada y de textura granulada, junto a sus cristalinas y limpias aguas, así como sus pequeñas calas de aguas tranquilas rodeadas de pinares, hacen de esta localidad una de las más visitadas en verano por el turismo.

Pero Lloret de Mar es mucho más, y nos ofrece un rico patrimonio histórico, con obras como el Castillo de San Juan, el Santuario de San Pedro del Bosque, la Iglesia de San Román o la Ermita de Santa Cristina, entre otras. También podemos visitar lugares tan interesantes como su Museo del Mar o sus Jardines de Santa Clotilde.

Deja un comentario