Los Pueblos más bonitos de Aragón

Descubre los pueblos más bonitos de Aragón que puedes visitar, una comunidad llena de historia, de pueblos de arquitectura medieval y de parajes tan espectaculares de montaña como el Pirineo Aragonés.

Aquí te mostramos los pueblos de Aragón con encanto que tienes que visitar si estás pensando en hacer turismo por la comunidad de Aragón, ya sea en Huesca, Teruel o Zaragoza.

Además, si estás pensando en recorrer y conocer la comunidad de Aragón, puedes mirar una casa rural en Aragón en alguno de estos pueblos turísticos de Aragón que visitar.

Pueblos más bonitos de Aragón

Valderrobles

Solamente llegar a Valderrobles entenderás por qué este pueblo es considerado uno de los más bellos de Aragón y sitios con más encanto de Aragón. El patrimonio histórico y artístico de esta ciudad, eminentemente gótico le ha valido su consideración como Bien de Interés Cultural.

pueblos bonitos de Aragón

La iglesia de Santa María la Mayor es una de las visitas obligadas para quienes se acerquen a conocer Valderrobles. Construida en el siglo XIV, cuenta con una sola nave y tres tramos cubiertos por una bóveda de crucería gótica. El rosetón de la portada es uno de sus elementos más destacados.

El Castillo de la localidad forma un conjunto arquitectónico con la iglesia y dispone de un amplio patio de armas amurallado. Recorrer sus diversas estancias es toda una aventura para sus visitantes.

Por supuesto, no puedes irte de Valderrobres sin contemplar su Ayuntamiento, de estilo manierista típico, y sin pasar por el puente medieval sobre el Matarraña, desde donde podrás contemplar las mejores vistas de este bonito pueblo de Aragón.

Albarracín

Albarracín es uno de esos pueblos que todos debemos visitar una vez en la vida, al menos. Su belleza y su personalidad vienen determinadas por su ubicación en una roca, que da un aire impenetrable a la localidad que lo convierten en uno de los mejores pueblos de Aragón para visitar.

Albarracín

En el interior del pueblo, sus casas medievales, el trazado de sus callejuelas y las casonas de sus diferentes dinastías hacen de este pueblo una lección viva de historia.

Visitas obligadas en Albarracín son su catedral, la muralla y el castillo, el único al que se puede acceder en esta comarca aragonesa. Sin duda, estos tres elementos son una muestra de la importancia que tuvo esta localidad en la época medieval.

Alquezar

El conjunto histórico y monumental de Alquézar, resguardado por el Castillo de la localidad, es una obra de arte que seduce a quienes lo visitan por primera vez. En cuanto llegues a este pueblo medieval de Huesca, te encontrarás con infinidad de puntos de interés. Te destacamos algunas de las visitas de obligadas de Alquézar.

Alquezar Aragón

Entra al casco histórico por la portada gótica, y prepárate a descubrir la Ermita de Nuestra Señora de las Nieves y la Plaza Mayor de la localidad, de gran belleza. También merece la pena hacer la conocida como ruta de las Pasarelas, y conocer de cerca las imponentes montañas que rodean la bajada de la ruta.

Aínsa

La villa de Aínsa es otro de los pueblos más bonitos de Aragón. Situada entre los ríos Cinca y Ara, cuenta con un entorno natural de gran belleza que ya justifica sobradamente su visita para hacer turismo rural y deportes al aire libre.

Aínsa

De todos modos, su mayor atractivo es su patrimonio histórico – artístico, que ha hecho de Aínsa un Monumento Histórico-Artístico. Su arquitectura de origen medieval es la principal protagonista de este pueblo.  Si recorres sus calles, no podrás dejar de admirar sus murallas bien conservadas, sus estrechas calles de piedra y sus casonas blasonadas. En definitiva, Aínsa es uno de los pueblos de montaña en Aragón que ofrece a sus visitantes un ambiente mágico, que consigue seducirles para siempre.

Sos del Rey Católico

Sos del Rey Católico está al norte de la provincia de Zaragoza, sobre una peña. En su zona más alta, se encuentra el castillo que dio origen a la villa.

Sos del Rey Católico

El emplazamiento actual del municipio tiene su origen en el siglo X, cuando representó una plaza fronteriza durante la Reconquista. También fue un punto estratégico entre los reinos de Aragón y Navarra, y hoy en día sigue manteniendo su espectacular recinto amurallado.

Un recorrido por esta localidad te permitirá contemplar sus casas de piedra con madera y fachada de sillares y escudos. También destacan sus ventanas góticas y renacentistas. Igualmente, merece la pena que visites su Castillo, la Lonja y el barrio de la judería. Todos estos elementos hicieron que Sos del Rey Católico fuera declarado conjunto histórico artístico en el año 1968.

Cantavieja

Cantavieja está situado en el Maestrazgo. Con un trazado medieval que te permite conocer sus rincones más especiales, merece la pena que te asomes a sus miradores para contemplar la belleza de su entorno natural, como la Muela Monchen y la Vega de San Antonio.

Cantavieja Aragón

Su plaza porticada alberga la solemne iglesia de la Asunción, de belleza espectacular, y también merece la pena que visites la Casa el Bayle, con sus balcones de forja trabajada. Por su parte, en este pueblo también se encuentra la ermita del Santo Sepulcro con sus antiguas murallas.

Los monumentos, la historia y su entorno natural son motivos más que suficientes para que te decidas a visitar esta localidad.

Calaceite

Calaceite se encuentra en el Matarraña, muy cerca de la frontera con Catalunya. Su belleza hizo que este pueblo fuera declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1973.

Calaceite Aragón

El recorrido para conocer este pueblo se inicia en la Plaza Mayor, donde se encuentra el edificio del ayuntamiento, de principios del siglo XVII. A partir de aquí, puedes pasear por sus calles y conocer rincones tan especiales como la plaza de Los Artistas. No te pierdas tampoco sus casas solariegas de piedra, con balcones de forja.

Ansó

Ansó es un pueblo de montaña, que te ofrece la posibilidad de disfrutar de la naturaleza en primera persona. Situado junto al Parque Natural de los Valles Occidentales y al Paisaje Protegido de las Foces de Fago y Biniés, es un lugar perfecto para hacer numerosas actividades de montaña.

Ansó Aragón

Igual de interesante resulta su patrimonio arquitectónico, declarado Bien de Interés Cultural por el Gobierno de Aragón. Su excelente estado de conservación y el uso de materiales tan nobles como la madera, la piedra y la teja son las claves de la belleza de su casco urbano.

Torla 

Torla es uno de los pueblos con más encanto de Aragón, Está situado en la puerta de entrada al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Torla Aragón

La iglesia de San Salvador es uno de sus principales monumentos. De origen románico y reconstruida posteriormente, destaca también por los increíbles paisajes que se observan desde aquí. En su interior, se conservan obras de gran valor artístico.

Otro de los puntos de interés es la plaza Mayor, donde se encuentra una casona tradicional del Alto Aragón del siglo XIII.

Roda de Isábena

Además de ser uno de los pueblos más bonitos de Aragón, Roda de Isábena puede presumir de una característica muy especial: es la localidad más pequeña de España que tiene una catedral.

Roda de Isabena catedral

Esta localidad aragonesa tiene muy pocos habitantes, pero cuenta con la Catedral de San Vicente, por lo que es el pueblo de España más pequeño que cuenta con una catedral. Llama la atención por su cripta descubierta y el bonito claustro, que es de entrada libre.

Por supuesto, no puedes irte de aquí sin recorrer las calles empedradas de este pueblo medieval y contemplar las impresionantes vistas de la localidad desde sus miradores.

Uncastillo

Declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1968, Uncastillo es uno de los pueblos medievales de Aragón mejor conservados. Situado al norte de la provincia pertenece a la comarca de las Cinco Villas. Se ubica en la cuenca del río Riguel, en un territorio montañoso, y en sus alrededores abundan los barrancos, entre ellos el Barranco de la Petilla o el Barranco de las Anas.

Uncastillo Aragón

Uncastillo es uno de los pueblos más bonitos del prepirineo aragonés y donde podemos visitar uno de los conjuntos monumentales más importantes de la comunidad aragonesa del que destaca el Castillo de la Peña de Ayllón, la Lonja Medieval, La Iglesia de Santa María, la Iglesia de San Martín, la Iglesia de San Miguel, el Palacio de Pedro IV, la Judería o el Pozo de Hielo.

Rubielos de Mora

La ubicación privilegiada de este pueblo convierte a Rubielos de Mora en el ‘Pórtico de Aragón’. Merece la pena recorrer sus calles para contemplar en primera persona sus casas solariegas, los pequeños palacios de los nobles y los conventos de los Carmelitas Calzados y las Madres Agustinas, con un impresionante claustro.

rubielos de mora teruel

Tampoco puedes perder la oportunidad de visitar la Excolegiata Santa María la Mayor y el retablo gótico del siglo XV de su interior, así como dos de las murallas que enmarcaban la villa y que todavía se mantienen en pie.

Anento

Este pequeño pueblo de Zaragoza se encuentra en el fondo de un valle de piedra caliza, que adquiere diferentes y bellos colores dependiendo de la época del año en que se visite.

Anento Aragón

Con los restos de su castillo y un torreón celtíbero protegiendo el casco urbano, este pueblo sorprende por la belleza de sus callejuelas medievales, sus casas típicas y la cuidada huerta que lo rodea. No te puedes ir de aquí sin visitar su iglesia parroquial del siglo XII dedicada a San Blas, con un espectacular retablo gótico que se considera el de mayores dimensiones y mejor conservado de la antigua Corona de Aragón.

Mirambel

Mirambel es una tranquila y pequeña localidad de la provincia de Teruel, Se halla a casi 1000 metros de altitud sobre el nivel del mar, formando parte de la comarca del Maestrazgo. Mirambel se enclava en las proximidades de la rambla de Cantavieja, a los pies del monte de San Cristóbal, rodeada de prados y en un terreno en el que abundan los chopos.

Mirambel Teruel

El casco antiguo de la localidad está declarado Bien de Interés Cultural, y posee la Medalla de Oro de Europa Nostra. En ella podremos contemplar obras como la Iglesia de Santa Margarita, el Castillo, el Palacio Consistorial, el Convento de las Monjas Agustinas, la Casa de Aliaga o la Casa Castellot.

Puertomingalvo

Sin duda, uno de los pueblos que visitar en Aragón. Sus estrechas calles, sus edificios de arquitectura tradicional y el ambiente que se respira en cada uno de sus rincones hacen de Puertomingalvo un escenario de gran encanto, por el que no podrás dejar de pasear.

Puertomingalvo

No puedes irte de esta bonita localidad sin conocer su ayuntamiento del siglo XV. Y, por supuesto, su castillo también es visita obligada. De esta fortaleza se tienen ya noticias a principios del siglo XIII, y en la actualidad se conserva en bastante buen estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *