Blog » Pueblos con Encanto » Los 19 Pueblos más bonitos del Pirineo Aragonés

Los 19 Pueblos más bonitos del Pirineo Aragonés

Descubre los pueblos más bonitos del Pirineo Aragonés que tienes que visitar, una zona del norte de España llena de historia y cultura, de pueblos de arquitectura medieval y de parajes tan espectaculares de montaña como el Pirineo Aragonés.

Aquí te mostramos los pueblos con encanto del Pirineo Aragonés que no debes perderte en tu próxima visita si quieres hacer turismo por la zona.

Además, si estás buscando alojamiento, no dudes en consultar las casas rurales en el Pirineo Aragonés que tenemos disponibles. Seguro que alguna se adapta a tus necesidades y a las de tus acompañantes.

Pueblos más bonitos del Pirineo Aragonés

Ainsa

La villa medieval de Aínsa es una de pueblos más bonitos del Pirineo de Huesca. Sus dos calles principales conservan toda la esencia románica de este pueblo lleno de encanto. En su calle mayor, cerrada por arcos, se encuentran edificios nobles y casas de estilo gótico medieval con espectaculares balcones que son verdaderas obras de arte. Una de ellas es Casa Arnal, del siglo XVI y construida en mampostería de arenisca y cubierta de losa.

Aínsa pirineo aragonés

El Castillo de la localidad es otro de sus grandes atractivos. Está considerado Bien de Interés Cultural y Monumento Histórico Artístico. Actualmente, algunas de sus torres albergan el Eco Museo, la Oficina Comarcal de Turismo y el Centro de Interpretación del Geo Parque Sobrarbe. Además, en su patio de armas se celebra el famoso Festival de Música Castillo de Aínsa.

Tampoco puedes irte del pueblo sin visitar la Iglesia de Santa María (construida entre los siglos XI y XII y parte importante del Conjunto Histórico Artístico de la villa) y la Plaza Mayor, una de las plazas medievales más hermosas de España.

Ansó

Ansó es un bonito pueblo de la comarca de La Jacetania en pleno Pirineo occidental aragonés. Ocupa parte del valle formado por el cauce del río Veral y limita al norte con Francia y al este con el recomendable valle de Hecho.

Ansó Huesca

Su bonito casco urbano totalmente empedrado mantiene todo su encanto original, por eso fue declarado Bien de Interés Cultural. No debe faltar la visita a la iglesia de San Pedro ni al Museo del Traje Ansotano, pero lo mejor es caminar sin rumbo para descubrir sus tesoros.

Alquézar

El conjunto histórico y monumental de Alquézar, resguardado por el Castillo de la localidad, es una obra de arte que seduce a quienes lo visitan por primera vez, lo que lo convierte en uno de los lugares imprescindibles que ver en el pirineo de Huesca. En cuanto llegues a este pueblo medieval de Huesca, te encontrarás con infinidad de puntos de interés. Te destacamos algunas de las visitas de obligadas de Alquézar.

Alquezar

Entra al casco histórico por la portada gótica, y prepárate a descubrir la Ermita de Nuestra Señora de las Nieves y la Plaza Mayor de la localidad, de gran belleza. También merece la pena hacer la conocida como Ruta de las Pasarelas de Alquezar, y conocer de cerca las imponentes montañas que rodean la bajada de la ruta.

Torla-Ordesa

Torla-Ordesa es uno de los pueblos con más bonitos de la provincia de Huesca y hace las funciones de puerta de entrada natural al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, uno de los más importantes del país. Eso junto a su patrimonio y a su historia hacen que sea un imprescindible en el Pirineo Aragonés.

Torla Huesca

Este pequeño pueblo tiene una impresionante iglesia románica sobre una roca que ofrece vistas al entorno, precisamente a ese espacio protegido en el que se pueden visitar parajes como las Gradas de Soaso o la cascada de la Cola de Caballo gracias a las rutas habilitadas.

Benasque

Este pueblo se encuentra en el Valle Escondido, en medio de la naturaleza. Sus paisajes y patrimonio artístico y cultural lo convierten en un destino idílico. En Benasque se encuentran enclaves de gran valor ecológico, en los que podrás realizar actividades al aire libre y conocer su flora y fauna. De hecho, una parte está ocupada por terrenos del Parque Natural de Posets-Maladeta y los Glaciares Pirenaicos.

Benasque

El casco antiguo de esta localidad es otro de sus grandes atractivos. En la lista de edificios de importancia histórica y artística destacan el palacio renacentista de los Condes de Ribagorza y la Casa Juste, un caserón fortificado. Ambos están considerados Bien de Interés Cultural del Patrimonio Aragonés.

Dentro del término municipal de Benasque, no podemos dejar de visitar Cerler, uno de los pueblos con mayor altitud de todo el Pirineo aragonés, donde podemos visitar su casco antiguo perfectamente conservado y la estación de esquí de Aramón Cerler.

Sallent de Gállego

Este bonito pueblo pirenaico cercano al embalse de Lanuza es el lugar de descanso habitual para todos los que se desplazan a esta zona para practicas deportes de invierno ya que esta cerca de la estación de esquí Aramón Formigal, la estación que tiene más kilómetros esquiables del país.

Sallent de Gállego

Sin embargo, hay mucho que ver en Sallent de Gállego más allá de la nieve, pues sus paisajes combinan con un centro histórico plagado de monumentos como su puente medieval que salva el río con el que comparte nombre y su iglesia de la Asunción, gótica tardía, del siglo XVI.

Tena

Compartiendo nombre con el valle que lo acoge, el nombre de Tramacastilla de Tena significa “entre castillos”, lo que da una pista de lo que se puede encontrar por la zona. Este pueblo del Pirineo Aragonés está rodeado por montañas y a los pies del embalse de Búbal.

Tramacastilla de Tena

Al pertenecer al municipio de Sallent de Gállego, destaca por su entorno natural y por su atractiva ubicación cerca de la estación de esquí de Aramón Formigal. Su monumento principal es la iglesia románica del siglo XIII que presumen de un retablo renacentista del siglo XVI.

Lanuza

Justo en el centro del valle del Tena y junto al pantano con el que comparte nombre y que recoge las aguas del río Gállego, Lanuza es un encantador pueblo pirenaico que conserva todo su encanto gracias a sus edificios originales de piedra y de pizarra.

Lanuza Huesca

Además de por su belleza, la localidad de Lanuza acoge cada verano, desde 1994, Pirineos Sur, un festival musical y cultural de carácter internacional en el que el escenario de instala sobre las aguas del embalse de Lanuza, todo un espectáculo.

Broto

Este pueblo se encuentra en la comarca del Sobrarbe y su casco urbano se encuentra dividido por el cauce del río Ara. Broto es uno de los pueblos más bonitos del Pirineo Aragonés no solo por su ubicación junto al valle de Ordesa, también por su sorprendente patrimonio.

Broto Huesca

Y es que la localidad Broto se alza sobre la montaña y se ilumina durante los atardeceres, lo que le hace visible a varios kilómetros. Además, casi en el mismo centro del pueblo está la cascada de Sorrosal.

Jaca

Nada más llegar a Jaca te encontrarás con su llamativa ciudadela, una fortaleza de forma pentagonal muy bien conservada, y que destaca por sus fosos y puente levadizo. También aquí se encuentra la primera catedral románica de España, datada del siglo XI. A esta obra de arte hay que sumarle el puente de San Miguel, la calle Mayor y el famoso paseo de la Cantera, desde el que se divisan algunos de los pueblos de los alrededores.

Jaca

Jaca también destaca por su riqueza natural. De hecho, es uno de los pueblos del Pirineo aragonés recomendados para comenzar a recorrer el Pirineo, ya que tienes muchas cosas que ver cerca de Jaca. Desde aquí, puedes acercarte a conocer el Parque Nacional de Ordesa y el valle de Tena.  Igualmente, a solamente 24 km de Jaca se encuentra el monasterio de San Juan de la Peña, del siglo X y con una iglesia prerrománica.

Montañana

Montañana es una villa medieval en pleno Pirineo Aragonés que atesora más de mil años de historia y conserva sus calles empedradas como el primer día y monumentos como sus iglesias románicas, los restos de 2 castillos y su puente medieval con 2 ojos.

Montañana Huesca

Este pueblo perteneciente al municipio de Puente de Montañana y a la comarca de la Ribagorza tiene un espectacular entorno delimitado por los barrancos de San Juan y de San Miguel que se puede conocer gracias a la infinidad de rutas de senderismo habilitadas.

Loarre

El castillo de Loarre es una de las fortalezas más importantes de Aragón y de las mejor conservadas de Europa, pero no es el único atractivo ni punto de interés del municipio de Loarre, a solo 30 kilómetros de la ciudad de Huesca.

Castillo de Loarre

Además del castillo (donde se han rodado películas como ‘El Reino de los Cielos’), no hay que perderse el casco histórico a sus pies con el antiguo ayuntamiento renacentista, con su puente románico y con la iglesia de San Esteban en cuya torre se custodian las reliquias de San Demetrio.

Boltaña

Boltaña tiene uno de los cascos históricos más grandes del Pirineo Aragonés, situado a orillas del río Ara, perteneciente a la comarca de Sobrarbe y muy cerca de otro pueblo imprescindible: Aínsa. Además de eso, parte de su territorio forma parte del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara y del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Boltaña Huesca

Fruto de su historia relacionada con romanos, árabes y cristianos algunas de las cosas que ver en Boltaña son su castillo, la colegiata de San Pedro y el monasterio del Carmen (actualmente un hotel).

Tella

En plena comarca de Sobrarbe y entre montañas, Tella es uno de los pueblos pequeños del pirineo aragonés que tienes que visitar. Este municipio oscense cuenta con una larga relación con la brujería. Por eso hay un museo dedicado al tema en el que explican con exactitud la leyenda del pueblo y algunas alusiones por sus calles como el Puntón de las Brujas.

Tella Huesca

También tiene 3 ermitas románicas que se encuentran entra las más antiguas de la zona, un dolmen prehistórico que certifica su larga historia y la cueva del Oso Cavernario. Todo ello a las puertas del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Cerler

Cerler es un pequeño pueblo perteneciente al municipio oscense de Benasque, el más alto del Pirineo Aragonés. Este pequeño territorio es frecuentado, principalmente, porque cuenta con la estación de esquí Aramón Cerler, una de las más importantes de Aragón.

Cerler pueblo

Además de eso, Cerler dispone de un pintoresco casco urbano estupendamente conservado por el que se puede pasear entre callejuelas de piedra con casas tradicionales y construcciones nobiliarias.

Panticosa

Panticosa es uno de los pueblos más bonitos del valle de Tena y es conocido por los amantes de los deportes de invierno, pues tiene una de las estaciones de esquí más importantes del país que se extiende hasta el valle de Sabocos.

Panticosa

También tiene un entorno natural de lo más propicio para hacer senderismo, pero en su casco histórico destaca su iglesia de estilo románico y su espectacular balneario situado a más de 1600 metros de altitud y que supone el otro gran reclamo de Panticosa.

Graus

Una de las villas más antiguas de Huesca, y una de las más bonitas. Sus fiestas patronales han sido declaradas de Interés Turístico y el casco antiguo del pueblo, Conjunto Histórico-Artístico.

Graus Huesca

Merece la pena que recorras tranquilamente Graus para poder descubrir sus rincones más especiales. No podemos resistirnos a recomendarte que prestes especial atención a la antigua iglesia parroquial de San Miguel y el templo gótico de la Basílica de Nuestra Señora de la Peña.

Tampoco puedes olvidarte de visitar la plaza Mayor de Graus, de curiosa forma rectangular y con soportales en todos sus lados.

Roda de Isabena

Roda de Isabena está situada en la comarca de la Ribagorza. Es una localidad con menos de 60 habitantes, pero que posee una catedral, por lo que es el pueblo de España más pequeño que cuenta con una catedral.

Roda de Isabena

Si visitas esta localidad, tienes que visitar la Catedral de San Vicente Mártir, fue levantada entre los siglos XI y XII de estilo románico lombardo. Dentro de la catedral también podemos visitar el Palacio de Prior. En nuestra visita por este encantador pueblo medieval de Huesca con calles empedradas, también podemos visitar las vistas que nos ofrecen sus miradores, la plaza mayor o la ermita de San Salvador y la ermita del Pilar.

Hecho

Hecho da nombre al valle en el que se encuentra, uno de los mayores puntos de interés del Pirineo Aragonés, aunque el nombre oficial del municipio es Val d’Echo. Este es uno de los pueblos más bonitos de la zona por su arquitectura medieval y su encanto.

Hecho Huesca

Además de pasear por sus tranquilas calles llenas de historia, no puede faltar la visita a la iglesia parroquial con un museo etnológico que recoge infinidad de útiles tradicionales y una valiosa colección de trajes chesos, típicos del Pirineo Aragonés.

Mapa Pueblos bonitos del Pirineo Aragonés

Deja un comentario