Blog » Turismo Rural » Ruta de los Molinos de Viento de La Mancha

Ruta de los Molinos de Viento de La Mancha

Los Molinos de Viento son uno de los iconos más reconocibles de la Mancha, unas construcciones deben gran parte de su fama a Miguel de Cervantes Saavedra, que en su obra “Don Quijote de la Mancha”, escrita en pleno Siglo de Oro, las hace aparecer, protagonizando una escena cumbre de la literatura universal, en la cual el hidalgo se enfrenta en un combate desigual a varios molinos de viento que, en su delirio, confunde con peligrosos gigantes.

Hoy en día son muchos aún los molinos de viento que podemos visitar en la Mancha, otorgando a sus pueblos un carácter propio y que podemos visitar para seguir los pasos del caballero castellano, quizás con la esperanza de sentir en su interior parte de las sensaciones que embargaron a éste, o quizás esperando ver por un momento al atardecer, en el horizonte y junto a las siluetas de los molinos, al caballero de la triste figura cabalgando junto a su fiel escudero.

A continuación, te mostramos una ruta por los pueblos de Castilla la Mancha donde podemos visitar estos molinos de viento manchegos por la Ruta de Don Quijote.

Ruta Molinos de Viento de la Mancha

Consuegra

En el municipio toledano de Consuegra hay un conjunto de 12 molinos de viento del siglo XIX, todos muy bien conservados. Están situados encima del llamado Cerro Calderico, quedando el conjunto dividido en dos partes por el Castillo de la Muela.

Molinos de Viento de la Mancha

Cinco de estos molinos conservan hoy en día su maquinaria en funcionamiento: Bolero, Sancho, Rucio, Espartero y Mochilas. En cuanto al resto, sus nombres son: Mambrino, Vista Alegre, Cardeño, Alcancía, Chispas, Caballero del Verde Gabán y Clavileño.

Algunos de los molinos tienen hoy otro uso, generalmente relacionado con el sector de la cultura o del ocio. Así, el Molino Bolero aloja las oficinas de Turismo, mientras que en el Molino Rucio se ubica el Museo de la Molinería, y el Molino Sancho es el protagonista de la Fiesta de la Rosa del Azafrán, que se celebra durante el último fin de semana de Octubre. Además, el Molino Caballero de Verde Gabán ha sido convertido en el primer gastromolino de toda la península ibérica.

Podemos aprovechar para visitar el municipio, en el que podremos contemplar sus iglesias, la del Santísimo Cristo de la Vera Cruz, la de Santa María la Mayor y la de San Juan Bautista. También tenemos que ver la Plaza Mayor, donde se ubican obras como la Torre del Reloj, el edificio del Ayuntamiento, el Colegio de San Gumersindo o la Casa de los Corredores.

Campo de Criptana

Los 10 molinos que se pueden contemplar en Campo de Criptana, municipio de Ciudad Real, se ubican en la llamada Sierra de la Paz o Sierra de los Molinos, formando un escenario bello y espectacular en la ruta de Don Quijote.

Molinos de Viento Campo de Criptana

Catalogados todos como Bien de Interés Cultural, tres de ellos fueron construidos en el siglo XVI.

Muchos son los expertos en el tema que defienden la teoría de que fueron estos molinos de Campo de Criptana los que inspiraron a Cervantes a escribir el famoso episodio por todos conocido de la lucha entre Don Quijote y los molinos de viento.

Los tres molinos del siglo XVI reciben los nombres de Burleta, Infante y Sardinero. El resto, que datan ya del siglo XX, son Culebra, Poyatos, Inca Garcilaso, Cariari, Quimera, Pilón y Lagarto.

Exceptuando el Molino Poyatos, en cuyo interior se encuentra hoy en día la Oficina de Turismo, los demás albergan museos. Así, en el Molino Culebro podemos ver el Museo de Sara Montiel, oriunda del lugar. En el Molino Inca Garcilaso el Museo de Labranza, en el Cariari el de Enrique Alarcón, en el Quimera el de la Semana Santa de Campo de Criptana, en el Pilón el del Vino y en el Molino Lagarto el Museo de la Poesía. Además, el primer domingo de cada mes tiene lugar, en el Molino Burleta, una molienda para obtener harina.

Campo de Criptana, con sus calles y casas pintadas con los colores blanco y azul, es un pueblo con un gran encanto que vale la pena recorrer, y donde podremos contemplar también su Iglesia del Convento, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, el Pósito Real, el Pozo de las Nieves y las atractivas casas-cueva del barrio de Albaicín.

Mota del Cuervo

Esta localidad de Cuenca está situada sobre un cerro que domina una gran llanura, por lo que es conocida también con el nombre de “El Balcón de La Mancha”.

Molinos de Viento Mota del Cuervo

En esta localidad hubo antaño nada menos que 23 molinos de viento, de los cuales hoy en día quedan solamente 7: El Gigante, empleado en la actualidad como oficina de turismo y donde todos los sábados por la mañana, se pone en marcha para realizar una molienda y poder ver el funcionamiento de la maquinaria. El Zurdo, llamado asía debido a que sus aspas giran al revés. El resto de molinos son Cervantes, Piqueras, Goethe, Irak y Franz Grillparzer.

En el pueblo podemos además visitar la Iglesia de San Miguel Arcángel, La Tercia, la Plaza Mayor, el Barrio de las Cantarerías y diversas ermitas y casas señoriales.

Herencia

El siguiente pueblo que encontraremos en nuestro recorrido en la ruta de Don Quijote es Herencia, en la provincia de Ciudad Real. Aquí se conservan 7 molinos de viento, el primero de los cuales en ser construido data del año 1790.

Molinos de Viento Herencia

Los molinos de Herencia son conocidos como El Ama, La Sobrina, Dulcinea, Maritornes, La Dueña Dolorida, La Duquesa y Teresa Panza. Los 4 últimos han sido restaurados hace poco tiempo.

En el pueblo podemos también conocer un poco su legado, que incluye obras como su Iglesia de la Inmaculada Concepción, el Convento de Nuestra Señora de la Merced, la Casa de Herencia y diversas ermitas, la de San Cristóbal, la de San Bartolomé, la de San Antón, la del Santo Cristo de la Misericordia, la del  San José y la de la Encarnación. No deberíamos de dejar de dar una vuelta por su Parque Municipal, lleno de vegetación autóctona.

Alcázar de San Juan

De 19 molinos de viento que antaño hubo en este municipio de la provincia de Ciudad Real, actualmente quedan 4. Sus nombres son Rocinante, Barataria, Fierabrás y Barcelona.

Molinos de Viento Alcázar de San Juan

Tanto Rocinante como Barataria en la actualidad son centros de interpretación musealizados. La visita a ambos es gratuita y tienen un horario de viernes a domingo de 10:30 a 13:30 y de 16:00 a 18:00 horas.

Los molinos están ubicados en lo alto del llamado Cerro de San Antón, donde se encuentran también la Cueva del Polvorín y Las Canteras, dos antiguas minas que hoy en día se aprovechan como escenarios de fiestas y espectáculos. También podemos ver los molinos iluminados.

El patrimonio histórico de Alcázar de San Juan destaca por sus iglesias, como la de Santa María la Mayor, la de Santa Quiteria, la de la Santísima Trinidad y la de San Francisco. Posee además el Conjunto Palacial del Gran Prior, que incluye valiosas obras, como el Torreón de Don Juan José de Austria, que aloja actualmente el Museo de los Caballeros Hospitalarios, o como El Cubillo o la Capilla de San Juan Bautista.

El pueblo tiene interesantes museos, entre ellos el del Hidalgo, el del Traje Manchego, el de D.O. La Mancha o el Formma, este último con un atractivo conjunto de piezas de cerámica manchega.

El Romeral

Muy próximo a Tembleque está situado El Romeral, municipio toledano en el que hay 4 molinos de viento, todos muy bien conservados: El Muela, Los Gorrinos, El Pechuga y El Crítica, siendo este último el más antiguo, del año 1852.

Molinos de Viento El Romeral

El único que actualmente conserva aún su maquinaria es El Pechuga, mientras que Los Gorrinos y El Crítica albergan en su interior una sala de exposiciones. En cuanto al molino El Muela es de propiedad privada.

El pueblo celebra anualmente la Fiesta de los Molinos, siendo éstos puestos en marcha durante dicha jornada.  Además, se suelen representar en ellos obras de teatro y hacer degustaciones de migas manchegas.

En El Romeral se pueden visitar también algunas construcciones religiosas, como la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y varias ermitas, la de la Purísima Concepción, la de San Sebastián, la del Cristo y la de la Virgen del Rosario. También podemos acercarnos hasta alguno de sus interesantes museos, como el Etnográfico o el del Esparto.

Puerto Lápice

Puerto Lápice es un pequeño pueblo de la provincia de Ciudad Real. Del paso de Don Quijote por esta localidad queda constancia en su universal novela, ya que es en sus alrededores donde el hidalgo pretende rescatar, de 2 monjes benedictinos, a una señora vizcaína que se dirigía a Sevilla.

Molinos de Viento Puerto Lapice

Sus molinos de viento se encuentran en las afueras de la localidad, alejados de su casco urbano, en un entorno mágico con unas espléndidas vistas de La Mancha. Son conocidos como los molinos de La Serranilla.

En Puerto Lápice podemos ver también la Ermita de la Virgen de la Contemplación, así como su atractiva Plaza Mayor.

Belmonte

El municipio de Belmonte, en la provincia de Cuenca, tiene 3 molinos de viento, donde podremos visitar uno de ellos y conocer su funcionamiento. Aunque no aparecen en la obra de Cervantes, bien vale la pena hacer una parada en este atractivo municipio, donde podemos visitar también su majestuoso Castillo, considerado uno de los que se encuentran en mejor estado de La Mancha.

Molinos de Viento Belmonte

También podemos ver en Belmonte su Colegiata gótica de San Bartolomé, el Hospital de San Andrés, la Plaza del Pilar, la Plaza de Correos y Telégrafos o su antiguo alcázar, conocido también como Palacio del Infante Don Juan Manuel.

Tembleque

Tembleque es un tranquilo pueblo de la provincia de Toledo, conocido también por el nombre de puerta de La Mancha. Actualmente podemos contemplar en él 3 molinos de viento, de los cuales uno se halla en manos privadas y su estado de conservación no puede ser calificado de muy óptimo, mientras que los dos restantes han sido rehabilitados.

Molinos de Viento Tembleque

Los molinos se encuentran encima de una pequeña colina, el Cerro de los Molinos, ofreciendo unas fantásticas vistas de la localidad.

Aprovechando la visita, podemos ver también el legado histórico de Tembleque, que incluye obras como su Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, el palacete barroco Casa de las Torres o la Casa de Postas, así como sus diversas ermitas, la de la Veracruz, la de la Purísima Concepción, la de Loreto, la de San Antón o la del Valle. No deberíamos dejar de visitar su Plaza Mayor, declarada, al igual que su iglesia, Bien de Interés Cultural, así como tampoco su interesante Museo Etnográfico, en el que aprenderemos algunas de las antiguas tradiciones de Tembleque.

Madridejos

En Madridejos, municipio de la provincia de Toledo, podemos ver actualmente sólo un molino de viento, conocido con el nombre de Tío Genaro. Se trata de uno de los más antiguos que se pueden encontrar en tierras manchegas y está declarado como Bien de Interés Cultural.

Molinos de Viento Madridejos

Este molino fue construido hace 400 años, y conserva aún su maquinaria completa.

Además, podemos ver en Madridejos otras construcciones tan interesantes como la Iglesia de El Divino Salvador, el Convento de Santa Clara, la Ermita del Cristo del Prado, la Iglesia y Convento de San Francisco, la Casa de las Cadenas o los Silos, unas atractivas viviendas subterráneas.

No deberíamos dejar de visitar en Madridejos su interesante Museo del Azafrán.

Deja un comentario