Blog » Turismo Rural » Qué hacer y qué ver en Segovia con niños

Qué hacer y qué ver en Segovia con niños

Quienes vivan o planeen una escapada a Segovia con niños encontrarán un gran número de lugares para visitar con la garantía de que a los pequeños les va a encantar. Se trata de actividades o lugares en Segovia y alrededores que nos ofrecen la garantía de que los niños no van a aburrirse, y que también los adultos van a encontrar de gran interés.

Además, si estás pensando en visitar la provincia de Segovia con niños, puedes mirar una casa rural en Segovia entre todas las que tenemos disponibles.

Que ver en Segovia con niños

Hoces del Duratón

Las Hoces del Río Duratón están situadas dentro del Parque Natural del mismo nombre, en el noreste de la provincia de Segovia y cerca del municipio de Sepúlveda.

Se trata de uno de los parajes naturales más majestuosos y bellos de nuestro país, donde podemos disfrutar de la mayor concentración de buitres leonados en toda Europa.

Hoces del Duratón Segovia

En este espectacular lugar podremos ver discurrir el río Duratón encajonado entre altas y verticales paredes rocosas, en un entorno en el que el tiempo y la erosión han dejado su huella.

Encontraremos varios miradores para poder disfrutar de una magnífica panorámica de este fascinante lugar. Además, se pueden recorrer las hoces en piragua, lo que sin ninguna duda entusiasmará a los niños.

Museo de Títeres

El Museo de Títeres, o Colección de Títeres de Francisco Peralta se encuentra en el número 36 de la Puerta de Santiago, en la misma capital provincial, la ciudad de Segovia. Un lugar mágico y lleno de encanto que no debe dejar de visitarse, y especialmente si vamos acompañados de niños.

Museo de Títeres Segovia

Se trata de una colección donada por Francisco Peralta, uno de los mejores marionetistas de nuestro país, a la ciudad.

La colección consta de 38 piezas representativas de personajes extraídos de la literatura clásica, de la narrativa infantil, del romancero popular o de piezas musicales de grandes autores.

En los títeres podremos observar diversos sistemas de manipulación, como articulaciones, varillas, engranajes, hilos y otros que asombrarán al visitante.

Horarios y entrada:

Lunes y martes cerrado

Miércoles, jueves y domingo: de 11:00 a 15:00h

Viernes y sábado: de 11:00 a 15:00h y de 15:30 a 17:30h

La entrada es gratuita de miércoles a domingo.

Acueducto de Segovia

El Acueducto es el monumento más representativo de Segovia. Fue construido a principios del siglo II por orden del emperador Trajano. Se trata de uno de los legados romanos más importantes de nuestro país, y una de las más impresionantes construidas por este pueblo.

Acueducto de Segovia

El acueducto conduce las aguas de un manantial de la sierra situado a 17 kilómetros, el de Fuenfría, ubicado en el paraje conocido como La Acebeda, hasta la ciudad de Segovia.

El acueducto tiene 167 arcos, midiendo en su parte más elevada 28 metros.

Un lugar que agradará a los niños sólo por el hecho de contemplar una obra de la que tanto les han hablado en su colegio y en los libros de texto.

Alcázar de Segovia

Durante una visita a la provincia de Segovia, no hay duda de que acercarse hasta su maravilloso Alcázar es una auténtica obligación. Y es que estamos hablando de uno de los castillos más bellos de nuestro país, una majestuosa fortaleza que parece realmente salida de un cuento de hadas.

Alcázar de Segovia

De estilo gótico y con interiores en los que abunda el mudéjar, en el siglo XVIII se instala en su interior el Colegio de Artilleros Reales, junto con una fábrica de pólvora para cañones.

El Alcázar está declarado Monumento Nacional.

Esta visita al igual que la anterior, gustará a los niños por su componente histórico y sus aspectos pedagógicos, y quedarán a la vez impresionados por algunos de sus componentes, como el foso, el puente levadizo o su patio de armas.

Cueva de los Enebralejos y reconstrucción de un poblado del periodo Calcolítico

La Cueva de los Enebralejos es la más importante de las que se puede encontrar en la provincia de Segovia.  Se ubica en plena Sierra de Guadarrama, muy cerca del municipio de Prádena de la Sierra.

Cueva de los Enebralejos

La cueva es un importante destino turístico, gracias a sus pinturas y grabados, así como a sus hermosas estalactitas y estalagmitas, que crean bellas formaciones, siendo las más populares las conocidas con los nombres de “Las Palmeras”, “El Belén”, “La Cascada” o la “Pared de los colores”. Sus atractivas formas y colores gustarán mucho a los niños.

Se divide en tres niveles, de los cuales sólo se puede visitar el tercero, dividido en tres salas. La primera está llena de osarios, mientras que en la segunda hay pinturas negras y en la última, que estaba destinada a los rituales, hay grabados con motivos geométricos.

Junto a ella se puede ver la reconstrucción de un antiguo poblado calcolítico de hace 4000 años, y que vale la pena visitar, sobre todo con niños, debido a su interés pedagógico, ya que los pequeños podrán hacerse una idea muy aproximada de cómo vivían sus habitantes.

Piscinas naturales de Navafría

Navafría es un municipio situado en la zona occidental de la provincia de Segovia, que se extiende a los pies de la Sierra de Guadarrama.

Piscinas naturales de Navafría

Este pueblo es ideal en verano para pasar un agradable día en sus piscinas naturales, ubicadas en la misma localidad. Se forman con las aguas del río Cega, un afluente del Duero. Junto a la piscina hay un kiosco, y la zona está muy concurrida en los meses estivales.

Jardines de la Granja de San Ildefonso

Los Jardines del Palacio Real de la Granja ocupan una extensión de 146 hectáreas, entre bosques y jardines, y el lugar se encuentra cerrado por un muro de 6 metros de altitud.

Dentro de los Jardines hay 70.000 ejemplares de árboles, 12000 de ellos alineados, y 30 kilómetros de seto. Encontramos también en ellos 26 fuentes, más de 50 estatuas y el conocido como Laberinto, que ocupa un rectángulo de 2’5 Hectáreas de bosque.

Jardines de la Granja de San Ildefonso Segovia

Una de las zonas más llamativa de estos Jardines, y que suele ser la que más entusiasma a los pequeños, es la denominada Meseta del Mar.

Se trata, principalmente, de un enorme depósito de agua, ubicada en la parte alta de los jardines, y con un gran muro de contención en la parte baja. Se alimenta del agua de los arroyos Carneros y Morete.

En esta Meseta podremos también contemplar 2 interesantes edificios: la Casa de la Góndola, donde antiguamente se refugiaban las aves acuáticas por la noche, y la Piscifactoría, un gran vivero de peces, en el que abundan las truchas.

El Chorro de Navafría

El Chorro de Navafría es uno de los lugares que no deben dejar de visitarse, ya que se trata de un paraje de una gran belleza que entusiasmará a todos, tanto a niños como a adultos.

El enclave en el que se encuentra este paraje está actualmente clasificado como Área Recreativa. Consiste en una atractiva cascada de unos 20 metros de altitud, ubicada dentro de un bosque de pinos silvestres. La cascada nace en el pico Nevero, a unos 2000 metros de altitud.

El Chorro de Navafría Segovia

En este bucólico e impresionante escenario encontraremos también área de picnic y un restaurante, que nos permitirán pasar un agradable día en plena naturaleza.

Hay también varias piscinas naturales, de aguas frías y cristalinas, ideales para el baño, y que a buen seguro conseguirán que los niños pasen un día inolvidable.

La Boca del Asno

Otra de las áreas recreativas de las que podemos disfrutar en la provincia de Segovia, y muy adecuada para pasar alguna agradable jornada, especialmente si se viaja con niños, es la conocida como La Boca del Asno, situada en pleno Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, en la zona de los Montes de Valsaín.

Boca del Asno Segovia

Se trata de un paraje muy apropiado para emprender desde él diversas rutas de senderismo. Es un escenario bucólico y atractivo, por el que discurre tranquilamente el río Eresma, con rincones ideales para un refrescante baño en verano y para descansar bajo la sombra que nos ofrecen los árboles que forman el conocido Pinar de Valsaín.

El lugar suele también estar muy frecuentado en invierno, estación en el que se puede disfrutar en él de la nieve.

Es interesante saber que en La Boca del Asno encontraremos el Centro de Valsaín, en el que nos ofrecerán información del Parque.

Castillos de Segovia

Segovia es una provincia que posee un patrimonio arquitectónico de una gran riqueza. Dentro de sus obras destacan de manera especial los castillos, fuertes construcciones que a lo largo de los siglos han sido testigos silenciosos de importantes acontecimientos históricos.

Castillos de Segovia

Cuando se viaja a esta hermosa provincia es muy aconsejable pues una ruta por los diferentes castillos que en ella podemos encontrar, o por lo menos visitar algunos de los más populares, como el de Cuéllar, el de Turégano, el de Pedraza, el de Sepúlveda y muchos más, entre ellos el Castillo de Coca, una soberbia construcción que es considerada por muchos como el castillo más bello de nuestro país.

Lagunas de Cantalejo

Las Lagunas de Cantalejo ocupan una extensión de más de 12.000 Hectáreas de la provincia de Segovia. Se trata de un espacio natural protegido, catalogado como Zona de Especial Protección para las Aves, o, lo que es lo mismo, un espacio ZEPA.

Lagunas de Cantalejo

Se trata de un gran humedal rodeado de extensiones de pinos y de pastizales, y formado por un conjunto de 22 lagunas. El lugar tiene un gran interés medioambiental, ya que es un sistema dunar y posee además una gran riqueza en lo que a fauna se refiere. Los niños se lo van a pasar en grande con la contemplación de animales como el aguilucho lagunero, la cigüeña negra, el milano real, el martín pescador o la carraca, entre otros muchos.

Hayedo de la Pedrosa

El Hayedo de la Pedrosa es, como su nombre nos indica, una gran extensión de hayas, que se ubica en el término municipal de Riofrío de Riaza, en el este de la provincia, en plena Sierra de Ayllón.

Hayedo de la Pedrosa

El hayedo tiene una extensión de 87 km2, y posee una gran belleza, ya que se compone de abundantes árboles centenarios, muchos de ellos retorcidos e incluso llenos de musgo, que le hacen parecer un bosque recién salido de uno de los cuentos que todos solíamos leer de pequeños. No hay duda de que se trata de un escenario que los pequeños no van a olvidar jamás.

Aunque se trata de un paraje de una espectacular belleza sea cual sea la estación del año, es muy recomendable visitarlo en otoño, cuando los tonos marrones y dorados de las hojas de sus árboles, unidos a los ofrecidos por la gran alfombra de las caídas que se forma en el suelo, ofrecen al viajero un espectáculo sin igual.

Deja un comentario