Blog » Turismo Rural » Turismo rural para la noche más fantasmagórica del año

Turismo rural para la noche más fantasmagórica del año

Halloween

Poco a poco, nos vamos acercando ya a una de las fechas más celebradas del calendario, posiblemente el día en que más tenemos presente en nuestra mente a quienes ya se fueron. Se trata de la Noche de Difuntos o la noche de Halloween, que tiene lugar como todos sabemos el día 31 de octubre.

La celebración es conocida en los países anglosajones con el nombre de Halloween, un término perteneciente al antiguo inglés, que significa “víspera de todos los santos”. Esta noche, según marca la tradición, los niños se disfrazarán y recorrerán las calles de sus barrios y pueblos, llamando a las puertas para ser compensados con las ansiadas golosinas que los vecinos han elaborado para la ocasión. Calabazas, brujas, gatos negros, muertos vivientes y otros entes del más allá lo invadirán todo, creando un ambiente a la vez fantasmagórico y alegre.

La tradición de  tiene su origen en los celtas, que creían que durante esta noche los muertos volvían a sus hogares para que les dieran comida, por lo que este día las despensas estaban bien surtidas. En la vieja Irlanda, los protestantes acostumbraban a ir enmascarados a casas de católicos exigiendo la entrega de comida y cerveza, bajo la amenaza de dañar de alguna manera a los habitantes de la casa si no les era entregado el botín. Dicha costumbre la llevaron los irlandeses emigrantes a EEUU, y enseguida cuajó, convirtiéndose en lo que es hoy en día, en que incluso podemos considerarla más que una fiesta, casi podríamos decir que todo un emblema para los norteamericanos.

La celebración del Halloween, posiblemente debido sobre todo a las películas, y como una muestra más de la gran influencia que la cultura de dicho país ejerce sobre la nuestra, se ha ido extendiendo en los últimos tiempos por diferentes países, entre ellos el nuestro, lo que ha supuesto en parte la postergación de las propias tradiciones.

Sin embargo, en nuestro país sigue habiendo un gran número de personas que prefieren conservar las costumbres típicas de la tierra, y siguen celebrando la Noche de Difuntos, que, aunque varía de un punto a otro de nuestra geografía, tiene unos trazos comunes, como la costumbre de hacer la tradicional “castañada”, es decir, asar castañas después de la cena, o la de elaborar dulces, como pueden ser, dependiendo de la zona, los huesos de santo, los panellets o los buñuelos, que solemos acompañar con vinos dulces como el moscatel.

casas rurales Halloween

Nuestra festividad, al igual que la de Halloween, también tiene su origen en épocas remotas, concretamente en los druidas, que veían en la caída de las hojas y el final del buen tiempo una metáfora de la muerte. También se creía que los muertos esta noche volvían a casa, y de ello viene la costumbre de poner velas en los cementerios. Se trataba de facilitar el camino de vuelta al camposanto a los difuntos, aunque no se sabe si era en realidad para ayudarlos o para asegurarse de que volvían, pues como se puede suponer a muchos de los mortales el hecho en sí mucha gracia no les hacía.

Sea como sea, tanto para aquéllos que celebren Haloween como para los que celebren la Noche de Difuntos, una buena opción para pasar este largo puente que se nos presenta es hacerlo en un alojamiento de turismo rural, ya sea con la familia o con un grupo de amigos. Dentro de ello tenemos muchas opciones, como la de alquilar una casa donde podemos hacer una buena cena y, tras ella, nuestra castañada, acompañada por los dulces típicos que se hagan en el lugar de destino o en nuestro punto de origen. Tenemos con ello la intimidad garantizada, y podemos aprovechar el resto del puente para visitar el entorno en el que nos hallamos o alguno de los municipios vecinos, o incluso dedicarlo a algún deporte de aventura o a alguna actividad al aire libre, como ir a recoger setas o hacer alguna ruta de senderismo, con lo que el fin de semana puede ser inolvidable.

Para quienes quieran algo diferente, existen otras opciones dentro mismo del turismo rural, ya que hay muchos establecimientos que organizan eventos relacionados con este día, poniendo ellos la atmósfera y el escenario. Nosotros sólo tenemos que seguir el juego y podremos vivir un auténtico fin de semana de miedo, ya que algunos son verdaderos maestros de dichos montajes.

Como la casa rural “La Quinta de Melque”, donde podemos vivir una noche de pesadilla. El personal de este establecimiento son especialistas en el tema, ya que se dedican durante todo el año al montaje de fines de semana terroríficos. En el día de Halloween, por supuesto, no podía ser menos.

La quinta de Melque

La casa se encuentra cerca de la localidad de San Martín de Montalbán, en la provincia de Toledo, dentro de una finca de 40.000 metros cuadrados, una antigua casa de labranza convertida actualmente en “la casa de los horrores”.

Una vez en el interior del caserón no hay vuelta atrás, y nos vemos rodeados por una serie de historias, siendo lo sorprendente que al cabo de poco tiempo nos va a costar ya distinguir la ficción de la realidad. Cuando llegamos a la casa somos recibidos por uno de sus siniestros habitantes, generalmente una viuda, que nos enseña las habitaciones y nos presenta seguidamente al resto de personajes. A partir de aquí, uno ya no tiene tregua.

Por lo demás, la casa, en la que pueden alojarse hasta 25 personas, es confortable y con todas las comodidades, aunque, eso sí, con sus toques siniestros en la decoración. Ofrece habitaciones dobles y triples, todas con baño, y en el exterior tiene un huerto, piscina, canchas de baloncesto y zonas de barbacoa, por lo que podemos pasar un fantástico fin de semana con nuestros acompañantes.

Además, el alojamiento está muy cerca de lugares tan interesantes para visitar como el Parque Nacional de Cabañeros, ideal para los paseos o rutas, o la capital provincial, Toledo, conocida por su patrimonio como la “Ciudad de las Tres Culturas” y declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.

1 comentario en “Turismo rural para la noche más fantasmagórica del año”

  1. ¡Es una idea genial! Es importante que en el sector del turismo rural nos diversifiquemos y ofrezcamos distintas opciones para que sea cual sea la opción elegida, el turismo rural sea siempre el punto de partida. ¿Noche rural fantasmagórica? ¿Escapada rural navideña? ¿Noche romántica en una posada rural? Se cual sea el plan, que sea rural y que todo el mundo disfrute de las increíbles posibilidades de disfrutar de la naturaleza que ofrece nuestro país.

Deja un comentario