Blog » Turismo Rural » Una ruta por las Hoces del Duratón

Una ruta por las Hoces del Duratón

Uno de los espacios protegidos más bellos y majestuosos de los que podemos encontrar en nuestro país se encuentra, sin ninguna duda, en la comunidad castellano-leonesa, dentro de la provincia de Segovia. Desde finales de la década de los 80 la zona está declarada como Parque Natural, ya que, además de su gran belleza paisajística, se trata de un ecosistema de gran valor ecológico y medioambiental.

El espacio se encuentra al noreste de la provincia, una vez el río Duratón, un afluente del río Duero, ha cruzado ya la localidad de Sepúlveda. Cuando deja este municipio atrás, el río empieza a encajarse en una profunda garganta, formando este impresionante cañón que las aguas del río y los siglos han ido excavando en estas rocas calizas. Destaca el contraste de los colores amarronados de las rocas con los verdes que pertenecen a la frondosa vegetación que crece en las riberas del río, que discurre sinuosamente alcanzando en algunos tramos las hoces los 100 metros de altura.

Hoces del Duratón

El Parque tiene una extensión de más de 5000 Hectáreas, y dentro del mismo se engloban los términos municipales de las localidades segovianas de Sepúlveda, Sebulcor y Carrascal del Río.

A la belleza de este espacio se une la gran riqueza de su fauna, además del importante patrimonio arquitectónico que guardan los municipios de la zona, en la que podemos encontrar construcciones como el famoso Monasterio de Nuestra Señora de la Hoz. Si a ello juntamos también la fama que tiene la exquisita gastronomía de la zona no nos ha de extrañar el auge que el lugar ha experimentado en los últimos tiempos, convirtiéndose en uno de los destinos de turismo rural más solicitados de nuestro país. Además, el lugar tiene una fantástica red de alojamientos rurales para cubrir la demanda, ofreciendo la calidad y el prestigio que espera el viajero.

Para quien se pregunte cómo acceder al Parque cabe comentar que, en el municipio de Sepúlveda, deberemos coger la carretera que une dicha localidad con la ciudad de Segovia,la SG-232, que debemos seguir hasta que encontremos un desvío que nos lleva, por una pequeña carretera, a la localidad de Villar de Sobrepeña. Cuando lleguemos a ella, debemos pasarla de largo hasta que encontremos la SG-241. Cogeremos el camino de la derecha, cruzando un río, hasta llegar a la localidad de Villaseca, donde ya podremos ver la Ermita de San Frutos asomándose a la hoz.

camino hoces del duratón

Como hemos mencionado, la fauna del Parque es de una gran riqueza, destacando de manera especial las aves. De hecho se trata de un espacio declarado ZEPA, es decir, Zona de Especial Protección para las Aves. La colonia de estos animales que han encontrado su hábitat en este lugar incluye más de 195 especies diferentes.

Especial importancia tiene la colonia reproductora de buitres leonados que vive en el Parque, una de las más importantes y con más ejemplares de toda Europa, que se han instalado en los cortados rocosos de las hoces, calculándose que existen más de 250 parejas de los mismos. Junto a ellos conviven otras especies de rapaces como el águila real, el alimoche, el búho real o el halcón peregrino, así como aves como la grajilla o el roquero rojo.

Buitre Hoces del Duratón

Muchas otras especies de animales pueblan el Parque. Así, encontramos en él mamíferos como los corzos, jabalíes, tejones o comadrejas, y anfibios como las ranitas de San Antonio o los sapos comunes. También podemos ver reptiles, como el lagarto ocelado o la culebra viperina. Cabe destacar la gran variedad de mariposas, así como el gran número de especies que pueblan sus ríos, donde encontramos truchas, barbos, carpas, nutrias y cangrejos, entre muchas otras.

Uno de los parajes que encontramos dentro del Parque es el Embalse de Burgomillodo, junto a la localidad que le da nombre, una pequeña pedanía del municipio de Carrascal del Río. Se sitúa en la parte baja del cañón, estando considerado uno de los límites del territorio abarcado por el Parque. Uno de los problemas que ocasionó la construcción de este embalse es que quedó cortado el acceso a pie que había para ir hasta el antes mencionado Monasterio de Nuestra Señora de la Hoz. Pero, tal como dice el refrán “no hay mal que por bien no venga”, y el embalse se ha convertido en una agradable zona de recreo donde se puede pasar un inolvidable día, una zona de ocio en la que podemos practicar actividades como el piragüismo, e incluso la hípica o el senderismo en sus alrededores. También podemos visitar el interesante Museo Etnológico que allí se encuentra.

monasterio nuestra señora de la Hoz

No podemos dejar de mencionar también las importantes obras de arte que, además del citado Monasterio se encuentran enclavadas dentro del Parque, como la Ermita de San Julián, un edificio visigótico que está excavado en la roca y actualmente en estado de ruinas,la Cueva de los Siete Altares,la Ermita de San Frutos que se ubica en una roca asomándose a la hoz, o el Monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles, un edificio que se halla en el fondo del cañón. Ello sin olvidar las construcciones populares que se encuentran dispersas por todo el Parque, y que adquieren actualmente un gran valor etnológico, ya que nos invitan a conocer còmo era la vida y la jornada laboral de sus antiguos habitantes. Así, encontramos construcciones como molinos, chozas de pastor, rediles para el ganado o refugios que eran usados por los hombres que trabajaban en la resina de los árboles.

Ermita de San Frutos

En el municipio de Sepúlveda podemos visitarla Casa del Parque, un centro de interpretación del Parque Natural de las Hoces del Duratón, donde podemos ampliar mucho nuestros conocimientos del lugar. Allí encontraremos una exposición permanente y una sala de audiovisuales. Se aloja en lo que era la antigua Iglesia de Santiago, que, dado su estado ruinoso desde principios del siglo XX, a mediados de la década de los 90 fue restaurada para dedicarla a este objetivo.

Por último, hemos de tener en cuenta que en el Parque existen varios puntos desde donde se puede tener una impresionante panoràmica de este bello espacio, como la misma Ermita de San Frutos, el Mirador dela Virgendela Peñaen Sepúlveda, el Mirador del Portillo o el Mirador del Paso dela Glorieta, entre otros más.

 

 

Alojamientos Cercanos

Aprox. a 4 kmsLa Senda del DuratónSegovia

Apartamento Rural

2-20 Plazas

Aprox. a 4 kmsCTR Pantano de BurgomillodoSegovia

Hotel Rural

2-24 Plazas

Aprox. a 8 kmsLA CASA DEL TÍO FUSIQUESegovia

Casa Rural Completa

10-14 Plazas

Aprox. a 8 kmsLa Fuente del PinarSegovia

Casa Rural Completa

10 Plazas

Aprox. a 10 kmsCasa Rural El Rincón de la EstanqueraSegovia

Casa Rural Completa

10-12 Plazas

Aprox. a 10 kmsCasa Rural La PaneraSegovia

Casa Rural Completa o por Habitaciones

1-8 Plazas

Aprox. a 11 kmsCasa Rural del LabradorSegovia

Casa Rural Completa

2-6 Plazas

Aprox. a 13 kmsEl Encuentro Del DuratónSegovia

Vivienda de Uso Turístico

16-23 Plazas

2 comentarios en “Una ruta por las Hoces del Duratón”

Deja un comentario