Blog » Turismo Rural » Los Mejores Lugares Qué Ver en el Valle del Genal

Los Mejores Lugares Qué Ver en el Valle del Genal

El valle del Genal es un paraje formado por el cauce del río Genal en la comarca de la Serranía de Ronda, entre esta y la sierra de las Nieves, en el interior de la provincia de Málaga. Este territorio concentra hasta 15 de los 25 municipios de la comarca que se reparten por la masa boscosa de árboles centenarios que deja el río a los laterales de sus aguas cristalinas. Y esta subcomarca de la Serranía de Ronda se divide, a su vez, en otras dos que veremos más adelante: el Alto Genal y el Bajo Genal.

Cualquier época del año es buena para visitar el Valle del Genal, aunque en los meses de otoño sus paisajes son espectaculares y perfectos para hacer turismo rural y disfrutar de su gastronomía.

A continuación, te mostramos los mejores lugares que ver en el valle del Genal y todo lo que se puede hacer. Además, si estás pensando en visitarlo, no dudes en consultar las casas rurales en el Valle del Genal que tenemos disponibles.

Qué ver en el valle del Genal

Pueblos que visitar

El valle del Genal lo pueblan un total de 15 pueblos blancos, estos son algunos de los pueblos más bonitos del valle del Genal que no debes perderte:

Igualeja

Las casas blancas de Igualeja se distribuyen por un laberíntico trazado rodeado de bosques de pinos y castaños propios del valle del Genal. Por sus calles abundan las tiendas de artesanía, principalmente del cuero, y los restaurantes que ofrecen platos caseros típicos como las migas.

Igualeja Málaga

Cabe destacar la iglesia de Santa Rosa, un templo del siglo XVI, como protagonista de su patrimonio histórico.

Pujerra

Un pueblo blanco que invita a sus visitantes a subir sus empinadas cuestas para poder apreciar las impresionantes vistas del entorno natural que conforma el valle del Genal.

Pujerra Málaga

Además de la iglesia del Espíritu Santo donde se venera a San Antonio de Padua, destaca el Museo de la Castaña en honor a este importante fruto de la zona que tanto trabajo da a los vecinos, junto con el corcho.

Benadalid

El nombre de este pueblo blanco tiene su origen en una tribu bereber, la de los Beni Al Ladi. Sus calles se adaptan al terreno para acoger edificios tan importantes como la iglesia de San Isidoro, el antiguo lavadero y el mirador de los Castañares.

Benadalid Málaga

Fuera de su casco histórico, destaca el castillo de Benadalid con un cementerio en su interior.

Júzcar

Todos los pueblos del valle del Genal no son blancos porque Júzcar rompe con la tradición. Tras una campaña de marketing, el pueblo fue pintado de azul para convertirse en el verdadero poblado Pitufo y, tras el éxito mantiene el color (sin nombrar a los personajes por temas legales).

Júzcar Málaga

Genalguacil

Este pueblo destaca por sus casas blancas que decoran sus fachadas por coloridas flores durante todo el año. Aunque también destaca por sus vistas al valle que se pueden disfrutar desde los miradores de Cretellina y de La Lomilla.

Genalguacil Málaga

En su casco histórico, no debe faltar la visita a la iglesia de San Pedro de Verona del siglo XVII, cuya torre se deja ver desde la lejanía, ni al Museo de Arte Contemporáneo.

Benarrabá

Otro ejemplo de pueblo blanco repleto de flores allá donde mires. Sus casas encaladas son decoradas por los vecinos durante todo el año formando un curioso contraste de colores con su entorno natural.

Benarraba Málaga

En sus calles destaca la curiosa fachada de Casa Lola del siglo XVIII, pero también merecen una visita la iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación y las fuentes cantarinas que se pueden conocer gracias a una ruta que enlaza las fuentes de todo el pueblo con sus curiosos nombres.

Atajate

Atajate queda encajado entre los valles del Genal y del Guadiaro, una de las poblaciones más pequeñas de la zona, de origen árabe. Esto es lo que le proporciona todo el encanto: un bonito pueblo blanco rodeado de naturaleza que pasa desapercibido.

Atajate Málaga

En sus calles se pueden visitar la iglesia de San José del siglo XVIII, algunas fuentes y el Museo Abierto del Mosto para conocer el proceso de elaboración de esta bebida típica de la zona.

Alpandeire

Este pequeño pueblo de origen árabe y pocos habitantes es conocido por su “catedral”. Y es que su principal templo religioso, la iglesia de San Antonio de Padua del siglo XVI, se conoce como ‘La catedral de la Serranía de Ronda’ por sus grandes dimensiones.

Alpandeire Málaga

También es conocido por haber sido el hogar del santo Fray Leopoldo, cuya casa natal alberga un museo con algunas de sus pertenencias. Otras cosas que ver en Alpandeire son los dólmenes de las Encinas Borrachas, una necrópolis prehistórica.

Jubrique

Este importante municipio del valle del Genal tiene un completo casco histórico en el que se pueden ver su plaza principal con el Ayuntamiento, el consultorio médico, el bar, la iglesia de San Francisco de Asís y alguna que otra tienda.

Jubrique Málaga

Como buen pueblo serrano, reparte sus casas bajas y encaladas por callejuelas estrechas que se adaptan al terreno del valle.

Algatocín

Cuenta una leyenda que la iglesia de Nuestra Señora del Rosario se levantó sobre el palacio de la princesa Algotisa, hija del segundo rey moro de Ronda. Este templo religioso es reconocible gracias a la bóveda de su campanario recubierta de cerámica.

Algatocín Málaga

Además, en este pequeño pueblo blanco con herencia morisca hay un estupendo mirador del valle del Genal desde la ermita del Calvario.

Gaucín

El variado paisaje de Gaucín contrasta con este bonito pueblo blanco. Su ubicación estratégica de camino a Gibraltar le dotó de importancia, concretamente al castillo del Águila bajo el que se sitúa.

Gaucín Málaga

Además de conservar su trazado morisco, mantiene en pie monumentos tan importantes como la iglesia de San Sebastián, el convento de las Carmelitas, algunas casas señoriales y la fuente de los Seis Caños.

Nacimiento del Genal en Igualeja

El río Genal es el protagonista del valle al que da nombre, por eso, no puede faltar la visita al lugar en el que emergen sus aguas, en el municipio de Igualeja.

Nacimiento del Genal Igualeja

El punto exacto del nacimiento del Genal es Monumento Natural por su valor paisajístico y ambiental y se encuentra en la entrada del pueblo, a solo unos metros del casco histórico. Por su margen se puede pasear, sentarse a contemplarlo o comenzar una ruta por Igualeja.

Paraje Natural Los Reales de Sierra Bermeja

En el extremo del valle y junto a uno de sus municipios, Genalguacil, comienzan Los Reales. Este paraje natural de sierra Bermeja es el encargado de separar la Serranía de Ronda de la costa mediterránea a lo largo de sus 35 kilómetros con una variedad de fauna y flora sorprendente.

Los Reales Sierra Bermeja

Como curiosidad, además de la vegetación propia de la zona, Los Reales de Sierra Bermeja alberga el único bosque de pinsapos que crece sobre peridotitas de España y uno de los mayores del mundo, unas rocas ricas en metales pesados sobre las que pocas especies son capaces de vivir.

Museo Etnográfico de Benalauría

El pueblo de Banalauría, uno de los que conforman el valle del Genal, restauró y recuperó el molino de Antonio Almagro en 1993. Gracias a esas obras efectuadas por la Sociedad Cooperativa Andaluza, se consiguió adaptar un tradicional molino de aceite de mampostería con vanos enmarcados en ladrillo del siglo XVIII y mostrar en diferentes salas sus componentes: prensa, lagares, caldera y la propia maquinaria del molino.

Museo Etnográfico de Benalauría

Después, se procedió a recolectar diferentes materiales y elementos etnográficos entre los vecinos de la zona para realizar una exposición permanente y dar a conocer a los visitantes la vida del lugar desde hace siglos. Además, en el interior hay una tienda en la que se pueden adquirir productos autóctonos.

Información sobre horarios y tarifas:

  • Llamando a los teléfonos: 952152548 y 646028992
  • Mandando un correo electrónico a: [email protected]

Miradores del valle del Genal

A lo largo y ancho del valle del Genal hay diferentes miradores desde los que apreciar la majestuosidad del entorno y la belleza de los parajes que alberga. De hecho, casi cualquier punto en altura haría las funciones de mirador. Sin embargo, cabe destacar alguno en concreto:

Mirador de Atajate: a la salida del pueblo que le da nombre en dirección a Ronda, hay una zona habilitada como mirador con un panel informativo del paisaje. Además, desde este punto es habitual avistar aves rapaces como las águilas reales, los buitres leonados y los halcones peregrinos.

mirador de atajate valle del genal

Mirador de El Asalto del Cura: en el pueblo de Gaucín, el nombre de este mirador se debe a los muchos bandoleros que se escondían por la sierra.

Mirador de los Castañares: en Benadalid. Como indica su nombre, desde este punto de divisan los muchos castaños que pueblan el valle del Genal y que, durante el otoño, le otorgan esos colores tan especiales.

Mirador de la Torrichuela: el poblado pitufo malagueño por el color de sus casas tiene unas bonitas vistas desde este mirador en el que se emplazaba una torre vigía.

Castillos árabes

Esta zona del valle del Genal destaca por su pasado morisco y, prueba de ello, son algunas fortalezas que aún se mantienen en pie:

Castillo del Águila o el castillo de Gaucín es la fortaleza bajo la que se asienta ese pueblo. Su importancia radica en ser el castillo que protegía el sur junto al de Gibraltar. El nombre se debe a las muchas águilas que pueblan el entorno.

castillo del águila Gaucín

Castillo de Benadalid: esta fortaleza de origen árabe fue reconstruida en el siglo XVII y poco queda de la original. Actualmente, alberga el cementerio del pueblo y tiene unas vistas estupendas.

castillo de benadalid

Zonas de baño naturales

El río Genal deja a su paso una rica flora, pero también diferentes zonas de baño con aguas cristalinas acondicionadas en los municipios que lo pueblan. Estas son algunas de ellas:

Charco Azul y Charco Esteban en Jubrique: el primero se adentra en sierra Bermeja para dar nacimiento al arroyo El Quejigo y el segundo es de difícil acceso y compartido con Benalauría.

charco azul jubrique

Charco de Moclón en Júzcar: a las afueras del pueblo, hay una zona de baño acondicionada bajo una chopera que, en verano, abre incluso un chiringuito.

charco de moclón

Charco de la Escribana en Benarrabá: en el paraje de la Escribana se forma una zona de baño de fácil acceso que comparten Benarrabá y Genalguacil y que está equipada con juegos infantiles y merenderos.

charco de la escribana

Charco Puente de San Juan en Algatocín: esta zona de baño se encuentra en el punto donde la carretera MA-8305 cruza el río por el puente que le da nombre. Desde una esquina del puente se baja a la poza que se halla debajo del mismo.

Valle del Genal mapa

Deja un comentario