Blog » Turismo Rural » Qué ver en el Valle del Jerte

Qué ver en el Valle del Jerte

El Valle del Jerte es uno de los principales reclamos turísticos de Extremadura. Se encuentra al noreste de la comunidad, en la provincia de Cáceres, a unos 110 kilómetros de distancia de Cáceres capital y muy cerca de la ciudad de Plasencia y de los límites con Salamanca.

Su orografía provoca un microclima ideal para el cultivo de la cereza, de hecho, cuenta con la Denominación de Origen del Jerte. Además, cuenta con parajes de gran belleza y un entorno excepcional.

A continuación, te mostramos los mejores lugares que ver en el Valle del Jerte, incluidos algunos de los pueblos más bonitos de Extremadura y los puntos naturales más bellos del valle. Además, si tienes pensado visitar el Valle del Jerte y pasar unos días por la zona para hacer turismo, no dudes en buscar alguna casa rural en el Valle del Jerte donde alojarte.

Qué ver en el Valle del Jerte

Cerezos en flor en la primavera

La primavera es la mejor época del año para visitar el Valle del Jerte. El cultivo de la cereza provoca una preciosa floración que llega a su máximo apogeo desde mediados de marzo a finales de abril. Las fechas son aproximadas y muy efímeras, por lo que durante esos días se crea mucha expectación y cuando más de un millón de cerezos florecen se producen grandes aglomeraciones.

Cerezos en flor Valle del Jerte

La belleza del lugar bien lo merece, pero además se organiza la Fiesta del Cerezo en Flor del Valle del Jerte con actividades culturales, eventos gastronómicos, rutas por los cerezos, etc.

Pueblos bonitos del valle del Jerte

Navaconcejo

Este pequeño pueblo creció repentinamente al acoger a los habitantes de un pueblo vecino que quedó anegado tras una inundación. Sus bonitos edificios y sus calles entramadas están llenas de encanto, ideal para recorrerlo con calma y sin rumbo fijo.

Cabezuela del Valle

Este bonito pueblo declarado conjunto histórico artístico alberga el importante Museo de la Cereza. Aquí se puede conocer la importancia de este fruto para la comarca y todo su proceso de cultivo. El municipio también es reconocido por su peculiar trazado urbano en forma de triángulo.

Cabezuela del Valle Cáceres

Jerte

Este encantador pueblo ubicado en la parte alta del curso del río Jerte está rodeado de prados, huertos y árboles frutales. Lo mejor de su ubicación es, sin duda, su paisaje y su entorno natural.

Tornavacas

Conocido por ser el pueblo más alto de la comarca del Jerte, Tornavacas fue uno de los municipios más prósperos del valle. Así puede comprobarse en sus múltiples casas nobles y paseando por sus puentes. Como curiosidad, el emperador Carlos I pasó una noche en el pueblo de camino a Yuste.

mirador de tornavacas valle del jerte

Rebollar

Los vecinos de Rebollar han integrado en sus casas el granito saliente del terreno, por eso tienen peculiares formas que se van descubriendo mientras se camina. Eso sí, hay que armarse de aguante y de paciencia al subir alguna de sus cuestas.

Barrado

La aldea de pastores en la sierra de San Bernabé ha dado paso a uno de los pueblos más bonitos del Valle del Jerte. Cuenta con dos ermitas, una iglesia barroca y diferentes fuentes y lavaderos públicos usados de toda la vida.

Garganta de los Infiernos

La Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos es uno de los principales lugares de interés del Valle del Jerte. Además, es recomendable hacer su principal ruta de senderismo hasta la zona de Los Pilones para conocer las marmitas de gigante, unas pozas naturales excavadas en pleno granito y que sirven como piscina natural en el valle del Jerte.

Garganta de los Infiernos

Para conocer todo sobre la zona, lo mejor es acudir al Centro de Interpretación de la Garganta de los Infiernos situado cerca del pueblo de Cabezuela del Valle en dirección a Jerte. Otro punto de interés de la reserva es el mirador del Chorreo de la Virgen.

Senderismo en la garganta de las Nogaledas

La garganta de las Nogaledas es una de las rutas en el valle del Jerte más espectaculares. Para conocerla, nada mejor que caminar por alguna de sus rutas de senderismo.

Garganta de las Nogaledas valle del jerte

Del final de la avenida Virgen del Pilar del pueblo de Navaconcejo sale una sencilla ruta que recorre la garganta. Los paisajes son espectaculares y se pueden ver pequeños saltos de agua y cascadas.

Cascada del Caozo

La pared de la roca de granito ha quedado pulida por las aguas de la cascada del Caozo. Este salto de agua de más de 30 metros se encuentra rodeado de un paraje natural excepcional.

Cascada del Caozo Cáceres

Para llegar hasta aquí, hay que conducir por la carretera entre Valdastillas y Piornal y en un cruce hacia Navaconcejo solo hay que recorrer 600 metros. Dejando el coche, solo hay que caminar unos 100 metros para llegar hasta la base de la cascada del Caozo.

Piscinas naturales en el valle del Jerte

Uno de los lugares donde ir en el Valle del Jerte son las piscinas naturales. Hay una en casi cada pueblo, algunas muy bien acondicionadas y otras más rústicas, solo conocidas por los lugareños, pero vamos a destacar algunas.

Los Pingueros, en Tornavacas, consta de una piscina grande y otra más pequeña perfecta para los niños. Se encuentran en la zona del pueblo conocida como el Chorrillo y está muy acondicionada.

piscinas naturales valle del jerte

En el pueblo de Jerte tienen la piscina natural El Nogalón en el parque que lleva el mismo nombre, junto a la plaza del Molino, y tiene zona de sombra, parque infantil y chiringuito. A la entrada del pueblo también está la piscina natural La Tenería, donde se unen las aguas del río Jerte con la garganta de los Papúos.

A las afueras de Cabezuela del Valle está La Pesquerona, la piscina natural del Puente Azul o El Simón y las zonas de baño de El Vao y La Picaza. Otras son El Pilar en Navaconcejo, el charco del Puente en Rebollar, La Alameda del Pino en El Torno, Garganta Bonal en Valdastillas y la Garganta del Rabanillo entre Cabrero y Barrado.

Ruta de los Castaños Milenarios

Una de las cosas que tienes que hacer en el Valle del Jerte es recorrer la Ruta de los Castaños Milenarios en el pueblo de Casas del Castañar, en pleno valle del Jerte, es uno de los senderos más bonitos del valle del Jerte. El paseo no tiene prácticamente ninguna dificultad, es un recorrido circular bien señalizado de menos de 5 kilómetros que se realiza en una hora y media, dependiendo de lo mucho que te pares a hacer fotos.

Ruta de los Castaños Milenarios valle del jerte

Durante la ruta se recorre un bosque lleno de castaños gigantescos, por lo que no es apta para personas con movilidad reducida ni para carritos de bebés. El sendero comienza junto a la Casa de la Cultura de Casas del Castañar, en la parte alta del pueblo, y es especialmente bonita durante los meses de otoño.

Miradores del valle del Jerte

El valle del Jerte comprende muchos pueblos y parajes y, para contemplarlo en su totalidad, lo mejor es acudir a alguno de los miradores que hay acondicionados.

Dentro del pueblo de Tornavacas podemos recomendar dos puntos: el mirador del Puerto y el mirador del Monte de la Cruz. El primero tiene uno de los paisajes más fotografiados y fotografiables de toda Extremadura y el segundo tiene un área recreativa con unas vistas impresionantes.

Mirador valle del Jerte

El mirador de San Felipe está en lo alto del pueblo de Cabezuela del Valle, donde se encuentra la ermita de San Felipe y Santiago, y tiene unas vistas panorámicas de todo el valle del Jerte. Navaconcejo tiene su propio mirador, El Cerrillo, y para llegar a él hay que caminar pocos metros desde el comienzo de la Ruta de las Nogaledas, en la ladera opuesta a la garganta.

El Torno tiene dos miradores: el de la Memoria y el del Parque Nuevo. El primero está en la carretera antes de entrar al pueblo y el segundo en el centro del municipio, en medio de un parque repleto de actividades para los más pequeños.

Por último, el mirador del Balcón del Valle se encuentra en Piornal, el pueblo más alto de Extremadura, junto al cementerio municipal. Esta altura garantiza una de las mejores vistas del valle del Jerte y del embalse.

Otoñada en el valle del Jerte

El valle del Jerte se puede visitar en cualquier época del año y nunca decepciona. Sin embargo, el otoño es la estación más especial ya que sus paisajes se tiñen de tonos rojos, amarillos y ocres mezclados con el verdor del valle.

otoñada vale del jerte

Por la zona, el momento entre principios de noviembre y mediados de diciembre se conoce como ‘la otoñada’ y los diferentes pueblos organizan actividades y jornadas relacionadas con esta estación como la Fiesta de la Caída de la Hoja y jornadas micológicas y gastronómicas.

Barranquismo en el Valle del Jerte

La estupenda orografía del terreno del valle del Jerte es ideal para organizar actividades multiaventura y deportes al aire libre como el barranquismo. Además, hay diferentes zonas para hacerlo, siempre con todas las precauciones, para disfrutar de los barrancos y los parajes.

La garganta de los Papúos es la joya del turismo aventura en el valle del Jerte. Durante el recorrido hay de todo: toboganes, rápeles y saltos entre los que destaca el Chorro de la Ventera, de 30 metro de altura.

Garganta Los Papuos Valle del Jerte

La garganta de los Hoyos parte de un afluente de la de los Papúos que hemos nombrado anteriormente. No tiene grandes dificultades y cuenta con toboganes, algún destrepe y 5 rápeles de diferentes alturas.

Por último, también se puede hacer barranquismo en el barranco Las Nogaleas por las cascadas de la garganta de las Nogaleas. Todo el recorrido está perfectamente señalizado y equipado y es de lo más divertido.

¿Cuándo ir al Valle del Jerte?

Cualquier época del año es buena para visitar el valle del jerte. Durante el invierno, es la época más tranquila y donde podremos visitar sin aglomeraciones el valle y disfrutar de las gargantas y saltos de agua con un gran caudal. Durante la primavera, es la época del año que más afluencia de visitantes, ya que es la época de la floración del cerezo, y se celebran muchas actividades en torno a la fiesta de la floración del cerezo.

Durante el verano, es una época perfecta para visitarlo si queremos disfrutar de las piscinas naturales y pozas donde darnos un refrescante baño durante los meses de julio y agosto, además de poder realizar alguna de las rutas de senderismo que podemos encontrar en la zona. Y Durante el otoño es otra de las mejores épocas para visitar el valle del jerte, ya que además de celebrar la Otoñada del Valle del Jerte, es una época perfecta para hacer senderismo como por ejemplo recorriendo la Ruta de los Castaños milenarios.

1 comentario en “Qué ver en el Valle del Jerte”

  1. Excelentes vistas..todo perfecto,,para Descansar..y olvidarse del Ruido,estrés de la cuidad….Qué Dios los Bendiga todos..lis habilitantes del Valle
    ..

Deja un comentario