Blog » Pueblos con Encanto » La Toscana Catalana

La Toscana Catalana

La comarca del Baix Empordà es una de las más bellas de las que forman parte de la comunidad catalana y una de las más atractivas de la península, ello debido en gran parte a su privilegiada situación a orillas del mar Mediterráneo y a los pies de las majestuosas cimas del Pirineo Oriental. Su impresionante belleza ha originado que sea calificada frecuentemente como la Toscana Catalana.

La toscana catalana

El Bajo Ampurdán tiene como capital La Bisbal de l’Empordà, una bonita localidad ubicada junto al macizo de Las Gavarres y atravesada por el río Duró, famosa por su excelente cerámica.

La comarca engloba algunas poblaciones de gran interés turístico, como Palafrugell, Calonge, Pals o Peratallada. La gran afluencia turística de esta zona catalana se debe en gran parte a su litoral, en el que se sitúan las atractivas playas y calas de la Costa Brava.

Dentro de sus límites encontramos importantes espacios protegidos, de gran valor paisajístico y medioambiental, como las Islas Medes, de las que hemos de destacar la gran riqueza de la fauna y flora de sus fondos marinos. O como los humedales del Baix Empordà, donde abundan las dunas, juncales y cañaverales, y, sobre todo, las aves, que han hallado en este lugar un hábitat perfecto para encontrar en él su refugio y su alimento.

bajo ampurdan toscana catalana

La comarca, a pesar de ubicarse en plena Costa Brava, es un destino ideal también para los aficionados al turismo de interior y a la montaña, ya que en ella encontramos también espacios protegidos como el Macizo del Montgrí, una zona montañosa junto al Mediterráneo en la que abundan las extensiones de pino blanco.

Otro espacio de interés que hallaremos en la toscana catalana del Baix Empordà es el Macizo de Les Gavarres, perteneciente a la Cordillera Litoral Catalana, donde abundan los bosques de encinas y de alcornoques. Y al norte de dicha cordillera, junto al mar, encontrarnos también el Macizo de Les Cadiretes, que hace de frontera natural entre las comarcas del Baix Empordà y las del Gironés y La Selva.

Pals

En cuanto a las playas y calas del Baix Empordà, pertenecientes como hemos ya mencionado a la Costa Brava catalana, son, aunque no los únicos, sí los principales reclamos para el viajero. Realmente, el atractivo que ofrece este litoral es impresionante, y la belleza de sus playas traspasa fronteras. Todos conocemos los impresionantes escenarios que forman las calas de la Costa Brava, junto a las cuales las últimas estribaciones pirenaicas, cubiertas de bosques de pinos, se van deslizando suavemente hacia la playa hasta prácticamente tocar sus cristalinas aguas. En la comarca encontramos playas tan conocidas por su belleza como las de Sant Feliu de Guíxols o las de Platja d’Aro.

La Toscana Catalana o Bajo Ampurdan está formado por localidades de gran interés, algunas de ellas con un gran legado histórico y que no deberíamos dejar de visitar si nos encontramos en sus cercanías. Como Peratallada, declarada Conjunto Histórico-Artístico, una población de origen medieval cuyo casco urbano es de los mejor conservados de nuestro país. Un paseo por sus antiguas calles y plazas nos permitirá ver alguna de sus obras más importantes, como su Castillo del siglo X, el Palacio de Peratallada que fue construido en el siglo XIV, o su Iglesia de Sant Esteve, levantada en el siglo XIII. Durante el primer fin de semana de octubre tiene lugar en el municipio un importante Mercado Medieval que encuentra en Peratallada un escenario ideal y apropiado, el cual nos transporta desde el primer momento a épocas más remotas.

Otra de las localidades que no debemos perdernos es Sant Feliu de Guíxols, situada en una pequeña bahía, rodeada de colinas y bosques. Además de sus bellas playas podemos contemplar la huella que la historia ha dejado en ella, con obras como el Monasterio de Sant Feliu, del siglo XVIII, el Monasterio románico, del siglo X, la Porta Ferrada, la Ermita de San Telmo o su Iglesia gótica del siglo XIV, junto a otros monumentos. También en aconsejable recorrer el puerto o su hermoso paseo marítimo, así como visitar el Casino de la Constancia, la Casa Patxot o un buen número de casas señoriales que encontraremos repartidas por el municipio.

Monasterio de Sant Feliu

En el Baix Empordà destacan también algunas poblaciones tan típicas como Palamós y Palafrugell, antiguos pueblos pescadores en los que parece no haber pasado el tiempo, y que han sabido conservar su encanto a pesar de la especulación sufrida en todo el litoral a partir de los años 60. Dichas localidades conservan aún sus típicas casitas blancas de pescadores junto al mar, y en ellas se respira aún el ambiente marinero de antaño.

Asimismo, también en el interior encontraremos pequeños pueblos de montaña con un gran encanto, rodeados de bellos parajes naturales, en los que se respira paz y tranquilidad, ideales para quienes buscan unos días de descanso y la contemplación de bellos paisajes. Entre ellos podemos citar Rupià, donde podremos contemplar su castillo gótico, sus murallas medievales y su Iglesia dedicada a San Vicente, así como una curiosidad, un olivo, conocido como el olivo de Mas Llorá, que, con sus 6 metros de circunferencia, está considerado como el mayor de todo el Mediterráneo.

Otro de los alicientes que ofrece el Baix Empordà es su gran oferta de ocio, ya que dispone de una gran infraestructura en cuanto a restaurantes, bares, discotecas y otros lugares de ocio nocturno se refiere. Un sinfín de posibilidades que encontraremos a lo largo de todo su litoral.

Y no podemos dejar de mencionar aún otro de los atractivos de la comarca, que por sí sólo es un auténtico reclamo para muchos viajeros. Se trata de su exquisita gastronomía, basada en los frescos pescados y mariscos extraídos de sus aguas, en las excelentes carnes de sus ganaderías y corrales y en los productos procedentes de sus fértiles huertas. Todos estos artículos son sabiamente combinados en sus fogones, consiguiendo platos a los que se suele llamar “de mar y montaña”, y que forman parte del recetario tradicional de la comarca, como el pollo con cigalas, las patatas con sepia y guisantes o las albóndigas con sepia. Otras recetas típicas son el fricandó, los arroces, las escalivadas, los asados o el caldo de pescado.

Alojamientos Cercanos

Aprox. a 1 kmsMas PetitGirona

Casa Rural Completa o por Habitaciones

1-25 Plazas

Aprox. a 3 kmsMAS MASALLERGirona

Casa Rural por Habitaciones

1-12 Plazas

Aprox. a 7 kmsMas ParetaGirona

Casa Rural Completa

5 Plazas

Aprox. a 11 kmsCAN PERICOT 1721Girona

Casa Rural Completa

2-28 Plazas

Aprox. a 12 kmsMas Vinyoles IGirona

Casa Rural Completa

4 Plazas

Aprox. a 12 kmsMas Vinyoles IIGirona

Casa Rural Completa

6 Plazas

Aprox. a 14 kmsCAL MARENYAGirona

Casa Rural Completa

6-11 Plazas

Aprox. a 15 kmsCan TalladaGirona

Hotel Rural

2-34 Plazas

Deja un comentario