Cascadas en Cuenca

En la provincia de Cuenca podemos encontrar numerosas cascadas que forman fantásticas pozas a sus pies, u otros por donde discurren pequeños manantiales de aguas cristalinas, todo ello rodeado por una frondosa vegetación.

Se trata de una provincia llena de atractivos, ideal para los aficionados a las excursiones y el senderismo, que no quedarán en absoluto defraudados ante los hermosos escenarios que descubrirán en tierras conquenses en estos bellos parajes naturales cuya protagonista principal es el agua

 A continuación te mostramos las mejores cascadas que podemos ver en la provincia de Cuenca. Además si estás pensando en visitar la provincia de Cuenca, puedes mirar todas las casas rurales en Cuenca que tenemos disponibles.

Nacimiento del Rio Cuervo

El río Cuervo nace a 6 kilómetros de Vega del Codorno, una tranquila localidad de Cuenca en la que sólo viven unos 150 vecinos y que pertenece a la comarca de la Serranía Alta.

Nacimiento Rio Cuervo

El escenario en el que tiene lugar el nacimiento de este río es paradisíaco, lleno de rocas y vegetación, y con una magnífica cascada junto a la cual, con el paso del tiempo, se han ido formando estalactitas que se encuentran cubiertas de musgo, embelleciendo más, si cabe, el paraje.

Chorreras de Enguidanos

Las Chorreras de Endíganos conforman uno de los parajes más bellos y espectaculares de la provincia de Cuenca. No en balde el lugar está declarado Monumento Natural. Se encuentran en el término municipal de la localidad que les da nombre, Enguídanos, perteneciente a la comarca de la Serranía Media.

Cascadas en Cuenca

Se trata de un paraje donde el río Cabriel, encajonado entre altas paredes rocosas, forma una sucesión de cascadas, las cuales a su vez forman a sus pies unas pozas de transparentes aguas, muy tentadoras para el baño. En una de las pozas, la más grande de todas, encontraremos una playa fluvial ideal para pasar un agradable día veraniego.

Cascada del Molino de la Chorrera

La Cascada del Molino de la Chorrera se sitúa a 3 km. de la localidad de Tragacete, en pleno Parque Natural de la Serranía de Cuenca, donde el río Júcar, cuyo nacimiento se encuentra muy próximo, forma una majestuosa cascada junto a un viejo molino.

Cascada Molino de la Chorrera

El escenario, con una abundante vegetación entre la que abundan los avellanos, y con extensiones de verde musgo cubriendo sus rocas, es realmente hermoso.

Cascada del Fraile

La Cascada del Fraile se halla entre los bellos escenarios de la Serranía de Cuenca, en el término municipal de Poyatos, un tranquilo pueblo con un censo que ronda los 60 habitantes.

cascada del fraile cuenca

La cascada es realmente espectacular, y en el lugar veremos unas cuantas pozas de aguas muy limpias, aptas para el baño, aunque, ya avisamos, considerablemente fría. Un escenario realmente bucólico, un poco más lejos del cual el arroyo se une al río Escabas.

Cascada Rincón del Buitre

En el valle del Hosquillo, en el paraje conocido como Rincón del Buitre, se encuentra el nacimiento el río Escabas, a 1500 metros de altitud. En este escenario, en pleno corazón de la Serranía de Cuenca y que destaca por su abundante y frondosa vegetación, el río forma una impresionante cascada de varias decenas de metros, vertiendo sus aguas desde lo alto de un rocoso acantilado.

Cascada Rincón del Buitre

El río sigue su curso formando diversos saltos de agua y alguna cascada más, hasta que vierte sus aguas en el río Guadiela, una vez pasado ya el Embalse de Ruidera.

Cascada del arroyo de la Balsa de Valdemoro de la Sierra

Se trata de unas cascadas de una gran belleza, situadas en el término municipal de Valdemoro-Sierra, en la comarca de la Serranía Media.

Cascada del arroyo de la Balsa

Se ubica en el paraje conocido como La Balsa, donde podremos admirar el hermoso conjunto formado por varias cascadas deslizándose por las rocas, una serie de pozas y pequeños riachuelos.

Cascada del río Trabaque

Esta cascada se halla en las proximidades de Las Majadas. Entre los parajes conocidos como la Dehesa de Perdígano y El Puntal, y más concretamente en la zona en que se halla la llamada Casa de los Olmos, el río Trabaque, que tiene su nacimiento cerca de este lugar, forma una atractiva cascada de unos 30 metros de altura.

Cascada Casa de los Olmos

El escenario destaca por su vegetación, abundando algunas especies de árboles como los quejigos y los arces.

Cascada del Pozo de la Horca

Esta cascada se sitúa en el término municipal de Cañete, una atractiva localidad medieval de la Serranía Baja de Cuenca. Muy cerca de la población, podremos contemplar un hermoso paraje natural conocido como El Postigo, por el que discurre tranquilamente el río Tinte, conocido también como río de la Virgen.

Cascada del Pozo de la Horca

Este río forma en este punto una hermosa cascada, la Cascada del Pozo de la Horca, rodeada de una frondosa vegetación, en un escenario espectacular muy idóneo para los aficionados al senderismo, que encontrarán un buen número de rutas para realizar descubriendo rincones bucólicos y de gran encanto.

Cascada del Golpecillo

Este hermoso paraje lo encontraremos en la localidad de Enguídanos, en la Serranía Media de Cuenca. Dicha localidad destaca por tener en sus alrededores numerosos rincones cuya protagonista es el agua, como La Playeta, El Salobral, sus famosas Chorreras o sus tres embalses, el de Contreras, el de Víllora y el de Batanejo.

La Cascada del Golpecillo es otro de los espectaculares parajes con los que cuenta esta privilegiada localidad. La encontraremos cerca de la Central Eléctrica Lucas de Urquijo, en un bucólico escenario donde el río Guadazaón vierte sus aguas formando la espectacular cascada, a cuyos pies se extiende una poza de aguas frías y limpias.

En este paraje encontraremos también un batán de la época medieval y las ruinas de un antiguo molino.

Mapa Cascadas de Cuenca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *