Comida Típica de Valladolid

La gastronomía y comida típica de Valladolid se compone de platos cuyos ingredientes principales son las verduras y hortalizas extraídas de sus huertas y, especialmente, sus excelentes carnes y embutidos. Suelen ser platos fuertes, destinados a combatir los fríos inviernos de esta tierra.

Te mostramos a continuación algunas de las recetas más populares de la provincia de Valladolid, así como también alguno de sus productos más prestigiosos, y que podremos degustar sin ningún problema en la mayoría de restaurantes o bares de sus pueblos y ciudades. Además, si tienes pensado visitar la provincia de Valladolid, puedes alojarte en una de las casas rurales en Valladolid que tenemos disponibles.

Platos típicos de Valladolid

Sopa de Ajo

Durante el invierno, la sopa de ajo es una de las comidas más consumidas en los hogares de la provincia de Valladolid. Es una receta muy antigua, además de fácil y económica, y típica también de otras zonas de la comunidad castellano-leonesa. Es un plato de invierno, ideal para combatir las bajas temperaturas que suelen imperar en estas tierras.

comida típica Valladolid

Su preparación no tiene ninguna complicación. Se doran unos dientes de ajo previamente machacados.Mientras tanto, se mezcla pan del día anterior con pimentón y un poco de aceite de oliva, echando esta mezcla a la sartén, con los ajos. Se añade agua y se deja hervir. Se echan unos huevos y se deja que siga cociendo hasta que éstos hayan cuajado. Un plato consistente, que debe consumirse bien caliente.

Algo a tener en cuenta es que en algunas zonas suelen llamar a este plato “sopa castellana”, por lo que es mejor pedirla como”sopa de ajo” para evitar confusiones.

Lechazo Asado

El lechazo asado es un plato muy popular en distintas zonas de nuestra geografía, y, aunque puede tener algunas pequeñas variantes de un lugar a otro, básicamente la receta es la misma. El ingrediente principal del plato es, como sabemos, carne de cordero lechal, nombre que se da cuando el animal tiene sólo unos 30 días de vida. Su carne es blanca, tan tierna y exquisita que pocos ingredientes hacen falta para conseguir un excelente plato.

Lechazo Asado Valladolid

Se practican unos cortes a la pieza de carne, untándola con un poco de manteca y sazonándose. Se coloca en un recipiente adecuado, añadiendo un vaso de agua, y se mete en un horno de leña, más o menos un hora y media. Cuando vaya por la mitad le damos la vuelta a la carne y le añadimos un majado hecho con sal gorda, ajos y vinagre, añadiendo más agua si es preciso. Se deja que siga horneándose hasta que esté cocida. Tiene que quedar con una apariencia tostada pero jugosa por dentro, y con salsa en el recipiente en el que se ha hecho.

Tortilla de chorizo

Como podemos deducir simplemente por su nombre, se trata de una sencilla tortilla hecha de huevo a la que se le añaden trocitos de chorizo. Es un plato muy popular en la provincia de Valladolid, especialmente en algunas localidades como Tudela de Duero.

tortilla patata chorizo

La preparación de la tortilla de chorizo no presenta ninguna complicación, ya que se trata de freír en una sartén el chorizo cortado a pequeños trocitos, añadiendo seguidamente los huevos previamente batidos, para que cuajen en la misma grasa en que se ha frito el jamón, y dándole la forma de tortilla.

En algunas otras partes encontraremos variantes de dicha tortilla. Por ejemplo, muchas personas la hacen cogiendo como base una tortilla de patatas a la cual le añaden el picadillo de chorizo.

Espárragos de Tudela de Duero

Uno de los productos más típicos de entre los que forman parte de la gastronomía de la provincia de Valladolid son los espárragos de Tudela de Duero, un municipio perteneciente a la comarca de la Ribera del Duero, situado a 16 km. de la capital provincial, la ciudad de Valladolid. El prestigio de estos espárragos tiene su origen en épocas remotas, teniéndose constancia del mismo ya en tiempos de los Reyes Católicos.

esparragos de tudela de duero

Se caracterizan por su jugosidad y por su gran tamaño y grosor, y suelen ser de color blanco, aunque también se encuentran con la punta de color morado. Pero quizás la principal diferencia que los distingue de otros espárragos es lo poco fibrosos que son.

Los aficionados a este excelente producto han de saber que, en la misma localidad de Tudela de Duero, tiene lugar cada año, durante los días 30 y 31 de mayo, la conocida como “Fiesta de exaltación del espárrago tudelano”, donde podrán degustarlos elaborados con distintas recetas.

Patatas a la importancia

Acabamos nuestro pequeño recorrido por la gastronomía vallisoletana con otro de los plato más típicos no sólo de la provincia sino de toda la comunidad. Se trata nuevamente de una receta muy sencilla de elaborar y al mismo tiempo muy económica, lo cual no impide que se trate de un plato muy sabroso que vale la pena probar.

patatas a la importancia

Para elaborar esta receta, además de las patatas, se necesitan huevos, harina, cebolla, ajo, vino blanco, caldo de verduras, perejil, aceite de oliva y sal.

Una vez peladas, se cortan las patatas en rodajas gruesas, se salan y se rebozan con huevo y harina. Seguidamente, se fríen un par de minutos por cada lado y se reservan. En una cazuela con aceite se rehogan dos dientes de ajo, y, una vez dorados, se les añade una cebolla picada. Se deja rehogar todo con el fuego suave durante unos cinco minutos, vertiendo seguidamente un vaso de vino blanco y otro de caldo de verduras.  Se deja hervir todo otros cinco minutos y se añaden las rodajas de patata, dejando cocer diez minutos más. Poco antes de retirar del fuego, añadir ajo y perejil picados.

Mantecado de Portillo

Se trata de un dulce típico de Portillo, un tranquilo municipio de Valladolid, perteneciente a la comarca de Tierra de Pinares, en el cual hay constancia de que se llevan elaborando por lo menos desde el siglo XV. Este mantecado, aunque puede presentar otras formas, suele ser elíptico. Una de sus características principales, que le distingue de otros productos de bollería, es que se amasa con manteca de cerdo. Otra de sus peculiaridades es la gruesa capa de azúcar con la que se recubre, que le otorga su típico color blanco.

mantecado de portillo

Los ingredientes de que se componen los mantecados de Portillo son la ya citada manteca de cerdo, harina, azúcar y aguardiente, pudiendo ser sustituido este último artículo por vino blanco.

Estos mantecados, conocidos también por otros nombres como portillanos, zapatillas o bollos blancos, son de hecho uno de los productos más conocidos de entre los que se elaboran en la provincia de Valladolid, y, aunque se consumen mucho más durante las fiestas navideñas, se suelen comer durante todo el año.

1 comentario

  1. teresita23   •  

    gracias por la información es de gran utilidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *