Blog » Turismo Rural » La Cueva de Altamira, la Capilla Sixtina del Arte Cuaternario

La Cueva de Altamira, la Capilla Sixtina del Arte Cuaternario

cueva de altamira

En la comunidad de Cantabria, dentro del término municipal de la localidad de Santillana del Mar y a una distancia de unos 2 kilómetros de su casco urbano, encontraremos una cavidad excavada en las rocas, en cuyo interior se guarda una de las manifestaciones artísticas más importantes de la Prehistoria, y que ha tenido una gran influencia incluso en artistas de la época actual. Se trata de la Cueva de Altamira.

La Cueva se halla situada en un prado homónimo, del cual cogió el nombre, y tiene unos 270 metros de longitud. Las muestras de arte rupestre prehistórico que en ella se encuentran están consideradas como de las mejores del mundo. Son más de 14.000 años los que se atribuyen a estas pinturas, declaradas por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

La cueva fue descubierta a mediados del siglo XIX, concretamente en el año 1868, por mera casualidad, ya que fue un cazador, llamado Modesto Cubillas, quien la encontró, debido sencillamente a que uno de sus perros quedó atrapado en una grieta de la misma. Sin embargo, la noticia no tuvo en aquel momento la trascendencia que merecía, y, de hecho, no fue hasta unos años después, ya en el año 1875, que fue visitada por Marcelino Sanz de Sautuola, un aficionado en paleontología al que Cubillas habló del hallazgo, pero el cual tampoco supo ver en la cueva lo que de verdad escondía.

A los pocos años Sautuola volvió al lugar con el objetivo de encontrar algunos restos óseos, y lo hizo acompañado de su hija María, de 8 años, a la cual se le puede atribuir el verdadero hallazgo de las pinturas, ya que fue la pequeña quien llamó a su padre para decirle que en el techo de la cueva había bueyes. Fue aquél el momento en que quedó al descubierto la majestuosidad del hallazgo, toda una bóveda cubierta por los dibujos de diversos animales.

Altamira

La cueva está compuesta básicamente por un vestíbulo, una galería y una sala, y los dibujos que en la roca se pueden ver son imágenes que representan ciervos, jabalíes, bisontes e incluso caballos, con unas excelentes técnicas artísticas, tanto en el dibujo como en la pintura y grabado. Se usaron para colorearlos pinturas naturales ocres y rojas, y las figuras están contorneadas en color negro.

El prestigioso escultor inglés Henri Moore dijo de la Cueva de Altamira que era la “Real Academia del Arte Rupestre”, e incluso ha sido calificada como “la máxima representación del estilo creador del hombre”, destacando además en sus pinturas el tratamiento de la forma, el naturalismo, la tridimensión de algunos de sus dibujos, el aprovechamiento del soporte sobre el cual se encuentran éstos, y, por supuesto, la abstracción y el simbolismo, muy importantes ambos.

Volviendo a la distribución de la cueva, el vestíbulo, en el que antiguamente entraba luz natural, antes de tener lugar un derrumbe en ella, se supone que fue la parte habitada de la cueva a partir ya del Paleolítico superior. En este vestíbulo se han llevado a cabo distintas excavaciones arqueológicas, en las cuales se han hallado algunos restos que nos ayudan a conocer más la forma de vida de quienes en la cueva habitaron durante generaciones.

bisontes altamira

Una de las principales partes de la cueva es, sin lugar a dudas, la gran sala, cuya bóveda, con unas dimensiones de 18 metros de longitud por 9 metros de anchura y una altura que oscila entre los 110 y los 190 centímetros, está cubierta por un gran conjunto de pinturas polícromas, tan atractivas desde el punto de vista artístico que el lugar recibió el nombre, otorgado por el arqueólogo francés Joseph Déchelette, de “Capilla Sixtina del Arte Cuaternario”. Otros muchos son los apodos que se dan a esta gran sala, entre ellos “Sala de los frescos”, “Sala de los animales” o “Gran sala de los polícromos”.

Existen además en la cueva otras salas y galerías, en las cuales se han encontrado también algunas manifestaciones artísticas, que sin embargo no alcanzan la trascendencia e importancia de las que se encuentran en la gran sala.

Las pinturas rupestres de Altamira han influenciado a un gran número de artistas posteriores, entre ellos los conocidos como pintores “de la Escuela de Altamira”, entre los cuales encontramos algunos tan prestigiosos y conocidos como los catalanes Joan Miró i Antoni Tàpies, el canario Manolo Millares o el italiano Mario Merz. También podemos situar entre ellos al mallorquín Miquel Barceló, quien declaró: “Cuando visité por primera vez Altamira pensé, ha sido como volver al origen, que es el sitio más fértil. Creer que el arte ha avanzado mucho desde Altamira a Cézanne es una pretensión occidental, vana”.

Uno de los problemas que ofrece la cueva es el de su conservación, un tema que en muchas ocasiones ha levantado polémica. Desde que fue descubierta, el aire procedente del exterior empezó a provocar que la temperatura y la humedad, que habían permanecido estables durante miles de años y de ahí la perfecta conservación de las pinturas, empezara a oscilar. Ello, unido a la gran afluencia de personas, cientos de miles, que entraban en la cueva, desestabilizaron el lugar, afectando a las pinturas, que empezaron a dar muestras de deterioro. Ello provocó que en los últimos años las cuevas hayan sido cerradas al público y reabiertas en distintas ocasiones, o restringiéndose las visitas a las mismas en gran manera.

En el año 2001 se abrió junto a la cueva el Museo Nacional y Centro de Investigación Altamira, en la que se construyó una réplica exacta de la misma tal como era hace 14.000 años, con una reproducción de las pinturas de la bóveda, realizadas con las mismas técnicas que usaron los verdaderos autores en la Prehistoria.

Museo de altamira

Terminaremos con unas palabras pronunciadas por Pablo Picasso después de una visita a la cueva: “Después de Altamira, todo parece decadente”.

Alojamientos Cercanos

Aprox. a 1 kmsViviendas Rurales y Apartamentos FernandoCantabria

Casa Rural Completa

2-8 Plazas

Aprox. a 1 kmsHospedaje FernandoCantabria

Posada

1-4 Plazas

Aprox. a 2 kmsCG Palación de ToñanesCantabria

Hotel Rural

2-32 Plazas

Aprox. a 3 kmsPosada VinuevaCantabria

Hotel Rural

2-19 Plazas

Aprox. a 3 kmsVIVIENDA RURAL SAN TITOCantabria

Apartamento Turístico

5-11 Plazas

Aprox. a 3 kmsPOSADA LA HIJUELACantabria

Hotel Rural

27 Plazas

Aprox. a 4 kmsVivienda Isla VerdeCantabria

Vivienda Vacacional

4 Plazas

Aprox. a 4 kmsLa Casa de MamasitaCantabria

Casa Rural Completa o por Habitaciones

2-18 Plazas

1 comentario en “La Cueva de Altamira, la Capilla Sixtina del Arte Cuaternario”

Deja un comentario