Blog » Turismo Rural » Qué hacer y qué ver en Zamora con niños

Qué hacer y qué ver en Zamora con niños

Si estás pensando en visitar Zamora con niños y recorrer la provincia en familia, debes saber que hay muchas actividades y planes de los que disfrutar, tanto en la ciudad de Zamora como en sus alrededores, con la garantía de que los pequeños de todas las edades se lo pasarán en grande.

Los siguientes destinos y actividades que hacer turismo en Zamora con niños también las disfrutarán los adultos ya que son aptas para todas las edades, ¡el viaje en familia perfecto!

Qué ver en Zamora con niños

Visita la ciudad de Zamora

El casco urbano de Zamora hace que sea uno de los lugares más bonitos de Castilla y León. La visita al castillo de Zamora no puede faltar ya que se ha rehabilitado y tiene una zona ajardinada muy agradable. Justo al lado está la catedral de Zamora, un imponente edificio de estilo románico que alberga el museo catedralicio.

visita zamora

Otras cosas que ver en Zamora son la plaza Mayor con el mejor ambiente de la ciudad y la estatua al Merlú, la plaza de Viriato con los peculiares árboles entrelazados, el puente de Piedra que atraviesa el río Duero y sus alrededores.

Parque Natural del Lago de Sanabria

El lago de Sanabria es uno de los parajes naturales más turísticos de Zamora y no es para menos. Este humedal de origen glaciar tiene un entorno preparado para el ocio: una playa, chiringuito, área recreativa y la posibilidad de realizar un crucero por el lago de Sanabria para conocerlo mejor.

Parque Natural del Lago de Sanabria

Además de su belleza, el lugar es popular por la leyenda que dice que Jesucristo inundó el pueblo de Valverde de Lucerna por no ayudarle y así se formó el lago. La familia humilde que lo acogió intentó después recuperar las campanas de la iglesia, sin embargo, aún queda una sumergida que el día de San Juan es escuchada solamente por las personas caritativas.

Visitar el castillo de Zamora

Ya adelantábamos que el castillo de Zamora es una de las visitas imprescindibles en su casco antiguo. Esta joya del románico data del siglo XI y fue concebido como una fortaleza defensiva, por eso está en lo alto de la roca adaptándose al terreno. Aún se puede apreciar el foso, el contrafoso, su patio, la torre del homenaje y un sinfín de estancias muy bien conservadas gracias a las múltiples restauraciones que ha sufrido.

Castillo de Zamora

Resulta una visita para niños de lo más divertida desde el principio, ya que se accede a través de un puente que era levadizo. Además, está rodeado por el parque del Castillo, una zona ajardinada muy espaciosa con unas bonitas vistas al río.

Arribes del Duero en Zamora

El Parque Natural Arribes del Duero ocupa las provincias de Zamora y Salamanca. Durante parte de su recorrido, el río Duero hace de frontera natural entre España y Portugal y ha formado un entorno plagado de naturaleza y parajes de gran belleza.

Arribes del Duero Zamora

En el parte hay muchísimos miradores, pueblos pintorescos como Fermoselle, acantilados de más de 200 metros de altura, puertos desde donde se organizan cruceros por los Arribes del Duero, cascadas y mucha, muchísima fauna y flora local de la que disfrutarán niños y mayores.

Casa del Parque de Villafáfila

La Reserva Natural de las Lagunas de Villafáfila es otro de los espacios naturales más importantes de Zamora. Este espacio cuenta con diferentes balsas de agua de poca profundidad entre las que destacan la laguna Grande, laguna de Barillos y la laguna de las Salinas. Además de ser un espacio protegido, también es una Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) donde se pueden observar muchas especies diferentes.

Casa del Parque de Villafafila Zamora

En la Casa del Parque está muy cerca del centro del pueblo de Villafáfila y es el lugar perfecto al que acudir antes de acercarse a la reserva. Este edificio llamado ‘El Palomar’ muestra las características de las lagunas de una manera didáctica pero entretenida, un plan para aprender jugando.

Centro de Interpretación de los Campamentos Romanos y Museo Arqueológico

El Centro de Interpretación de los Campamentos Romanos de Petavonium se encuentra en la localidad de Santibáñez de Vidriales. Aquí se puede aprender cómo era la organización militar de los romanos, especialmente sobre cómo funcionó el campamento de Petavonium. Resulta muy curioso y se ofrece información muy completa de una forma muy amena.

Campamentos Romanos de Petavonium Zamora

Lo mismo ocurre con el Museo Arqueológico de Zamora, un edificio con una colección muy extensa y piezas de todas las épocas. Seguro que todos los niños encuentran algo interesante a lo que prestar atención y salen entusiasmados de las curiosidades que esconde.

Visitar un viñedo de Toro

Al ser tierra de viñedos con la Denominación de Origen Arribes del Duero, hay muchísimas bodegas que visitar en Zamora. Pese a que se tiende a pensar lo contrario, no solo es un plan para adultos ya que muchas bodegas han adaptado sus visitas a los niños.

Viñedo Toro Zamora

Se puede visitar un viñedo en Toro, por ejemplo, conocer el campo y la planta en sí, aprender al aire libre cómo se cultiva la vid y cómo se recoge, cuál es el proceso de elaboración y, por supuesto, una cata apta para niños y adultos.

Museo Etnográfico de Castilla y León

El centro de Zamora tiene el privilegio de albergar el Museo Etnográfico de la comunidad. Gracias a la exposición permanente se puede conocer la vida de los habitantes y su progreso durante siglos, incluyendo objetos originales y representaciones de lo más realistas.

Museo Etnográfico Castilla y León Zamora

Hay diferentes salas, se realizan exposiciones temporales y el edificio en sí es una joya arquitectónica. El mejor lugar para que toda la familia aprenda cómo se vivía antes y muchas curiosidades más.

¿Dónde alojarte?

No hay mejor opción que el turismo rural para pasar tiempo en familia. Para pasar unos días en Zamora con niños, puedes echarle un vistazo a las Casas Rurales en Zamora que tenemos disponibles, seguro que algún alojamiento se adapta a las necesidades de todos los miembros de la familia.

Deja un comentario