Cascadas en Salamanca

Repartidas por toda la provincia encontramos numerosas cascadas en Salamanca donde poder contemplar una espectacular cascada de agua en plena naturaleza. El silencio del entorno, roto sólo por el ruido de la caída de agua, en un escenario en el que, como es lógico, suele tener una vegetación frondosa y abundante, forma una escena bucólica y sumamente atractiva, al igual que las pozas de aguas frías y cristalinas que suelen formarse a sus pies. Un espectáculo sin duda que todos ansiamos encontrar en algún lugar recóndito durante nuestras excursiones, y que de hecho es más abundante en nuestra geografía de lo que generalmente se piensa.

Para quienes deseen hacer algunos recorridos y conocer las cascadas en Salamanca, en la comunidad castellano-leonesa,  te mostramos las cascadas y saltos de agua mas espectaculares de toda la provincia de Salamanca. Además si tienes pensado visitar la provincia de Salamanca, puedes alojarte en alguna de las casas rurales en Salamanca que tenemos disponibles.

Pozo de los Humos

Ubicado entre los términos municipales de Masueco y de Peraña de la Ribera, es un salto de agua formado por el río Uces, uno de los puntos que más visitantes recibe dentro del Parque Natural de los Arribes del Duero. Y ello no es de extrañar, porque la cascada que se forma en este escenario bucólico tiene una caída de más de 50 metros y, la gran peculiaridad que este salto tiene es que al caer la enorme cortina de agua, ésta forma una gran cantidad de vapor que se esparce de manera espectacular, creando un escenario de aquéllos que no se olvidan con facilidad.

pozo de los humos

Quienes lo deseen pueden llegar hasta arriba de la cascada a través de una senda. Una vez arriba, hay una pasarela desde la cual uno se puede asomar al vacío, así como un estrecho camino serpenteante,  conocido como la Cañada de Zarzalino, por el que podemos llegar hasta la gran poza que se forma a los pies de la cascada. Todo ello, por supuesto, deberemos realizarlo con la máxima precaución y estando muy seguros de lo que hacemos.

El río Uces, protagonista como hemos dicho de este bellísimo salto de agua, sigue su recorrido durante unos cientos de metros para verter sus aguas en el río Duero, junto a la Presa de Aldeadávila.

Cachón de Camaces

En pleno Parque Natural de los Arribes del Duero, uno de los parajes más majestuosos e impactantes de nuestro país, podemos ver el llamado Cachón de Camaces. Se encuentra en un escenario bucólico y de gran belleza, en la que el río Camaces forma una espectacular cascada.

Se sitúa en los alrededores de la localidad de Hinojosa de Duero, y su peculiaridad principal la encontramos en los cortados, que son de granito. En este paradisíaco lugar, el río Camaces, que vierte sus aguas al Huebra dentro mismo de este municipio de Hinojosa del Duero, forma un atractivo salto de agua en un meandro.

Cachón de camaces

Junto a la cascada veremos un mirador, desde el que podemos disfrutar de una impresionante panorámica de la zona. También se puede bajar hasta el mismo río, aunque no es muy conveniente ya que entraña una cierta dificultad y puede ser peligroso.

Aunque el lugar siempre es un espectáculo impactante, es mejor visitarlo en una estación que no sea el verano, durante la cual no lleva tanta agua a no ser que las lluvias hayan sido muy abundantes.

En Hinojosa del Duero podemos aprovechar asimismo para conocer un poco su considerable patrimonio, entre cuyas obras se incluyen la Ermita del Santísimo Cristo de la Misericordia, la Iglesia de San Pedro, la Torre del Reloj, la Torre de San Leonardo, el Puente de la Molinera, la Fuente del Obispo o sus Dólmenes.

Pozo Airón

El Pozo Airón, situado también en pleno Parque Natural de los Arribes del Duero, al noroeste de la provincia de Salamanca, lo encontraremos en el término municipal de la localidad de Pereña de la Ribera.

Pereña de la Ribera es una tranquila población cuyo censo no alcanza los 400 vecinos, y que forma parte de la comarca de Vitigudino. Desde ella, el recorrido hasta el Pozo Airón es de unos 7 km, que incluyen ida y vuelta, siendo un trayecto fácil que puede hacer prácticamente cualquier persona.

Pozo airón

En el camino que nos lleva hasta la cascada veremos otros parajes de gran interés y belleza paisajística, como la garganta del Arroyo de los Cuernos, en la que ya podremos observar uno pequeños saltos en sus aguas. También podremos contemplar durante el trayecto el resto de viejos molinos.

Llegados ya al Pozo de Airón, que en realidad está formado por dos cascadas y no por una, podremos entrar por una cueva que se encuentra detrás de la cascada, para lo cual deberemos ir con mucho cuidado, ya que el suelo es muy resbaladizo.

Si viajamos hasta este lugar, debemos aprovechar la ocasión para conocer un poco el municipio de Pereña de la Ribera, que posee un extenso patrimonio, el cual incluye obras como la Iglesia Parroquial de Santa María, la Ermita de Nuestra Señora del Castillo y varios miradores desde los que podremos contemplar unas espectaculares vistas de la comarca. También encontraremos dentro del término de la localidad uno de los parajes más bellos de la provincia, con fama de sobras conocida. Se trata de otra cascada, el Pozo de los Humos y una de las más emblemáticas de nuestro país.

 

Cascada del Pinero

La Casdada del Pinero es una atractiva cascada que se ubica al noroeste de la provincia de Salamanca, dentro del término municipal de la localidad de Masueco de la Ribera, perteneciente, al igual que en el anterior caso, a la comarca de Vitigudino y enclavado en el Parque Natural de los Arribes del Duero.

La Casdada del Pinero es una cascada muy conocida, aunque recibe además de éste otros nombres, como Cola de Caballo o Pozo de los Lirios. Es verdaderamente espectacular, y se puede bajar a través de un sendero hasta la misma sin ninguna dificultad. Durante el trayecto podremos ver puntos tan atractivos como aquél en que el río Uces confluye en el Duero vertiendo en él sus aguas.

Cascada de Los Lirios

Masueco es una localidad fronteriza con el vecino país portugués, en la que viven poco más de 300 vecinos. Su terreno se caracteriza por la abundancia de manantiales que por él discurren, y es un destino ideal para los aficionados a las excursiones, por la belleza de los parajes de su entorno, que suelen tener al agua como protagonista.

Nos ofrece además el municipio un legado de una gran riqueza, con obras como la Iglesia de San Nicolás de Bari, la fachada de un Seminario del siglo XVII, la fachada de un edificio modernista, su Colegio de mediados del siglo XIX o sus cinco ermitas, consagradas al Santo Cristo, San Roque, San Amado, Santa Catalina o de la Las Ánimas. También nos ofrece algunos miradores, a alguno de los cuales no deberíamos dejar de acercarnos, por las maravillosas vistas que desde ellos se nos ofrecen. Se trata del Mirador de la Peña del Agua, el de Pinero o el del Pozo de los Humos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *