Dónde buscar setas en Teruel

La provincia de Teruel es una de las zonas de España muy apropiadas para la búsqueda de setas durante el otoño. Existen en ella un gran número de bosques en los que sin ninguna dificultad se pueden encontrar una gran variedad de setas y hongos. Lugares, además, en los cuales resultan muy agradables los paseos, debido a sus bellísimos parajes.

setas teruel

Te mostramos a continuación los mejores lugares para buscar setas en Teruel.  Además si estás pensado en pasar unos días en la provincia de Teruel buscando setas y disfrutando de la micología, puedes mirar todas las casas rurales en Teruel donde poder alojarte.

Zonas de setas en Teruel

Sierra de Albarracín

La Sierra de Albarracín se encuentra en la zona suroeste de Teruel, formando parte de la cordillera Ibérica. Este territorio, con un gran número de manantiales,  es un auténtico paraíso para los aficionados a las recogidas de setas, que encontrarán una gran variedad de las mismas. Para poder recolectar setas en esta zona es necesario un permiso de recolección, ya que estamos dentro de un coto mitológico. Este permiso se puede obtener a través de la página web de la comarca de la Sierra de Albarracín o desde los establecimiento que tenga el logotipo del proyecto por un precio de 5 euros por día o 10 euros por una semana

Los lugares más aconsejables a los cuales dirigirse para ello son los alrededores de localidades como Bronchales, Orihuela, Guadalaviar, Griegos, Villar del Cobo, El Campillo, Rubiales y Bezas.  También podemos dirigirnos hasta el Espacio Protegido de los Pinares del Ródano.

El Matarraña

La comarca del Matarraña es otra de las zonas apropiadas para la búsqueda de setas de la provincia de Teruel. Se encuentra situada al este de la provincia, extendiéndose a lo largo de la cuenta del río que le da nombre, el Matarraña.

La zona de esta comarca en la que más abundan las setas son los Puertos de Beceite, un conjunto montañoso situado entre el Mediterráneo  y el valle del Ebro, y que ofrece parajes realmente espectaculares. Se trata de un destino muy aconsejable no sólo para la recogida de setas, sino también para el senderismo, que nos permitirá descubrir rincones de una gran belleza.

El Maestrazgo

Si viajamos hasta la provincia de Teruel con el deseo de recoger setas, otra buena opción es acercarse hasta la comarca del Maestrazgo, y de manera especial hasta la Sierra de Gúdar, que se encuentra dentro de ella. Para poder recolectar setas en esta zona es necesario un permiso de recolección, ya que estamos dentro de un coto mitológico, puedes mirar aquí la información sobre este coto micológico.

La comarca del Maestrazgo se sitúa al este de la provincia, limitando con la de Teruel. Algunas de las zonas en las que más abundan las setas y hongos son los alrededores de municipios como  Nogueruelas, Linares de Mora, Valdelinares, Gúdar, Villarroya de los Pinares, Pitarque, Castellote, Puertomingalvo, Villarluengo o Cantavieja, organizándose, en las dos últimas, frecuentes jornadas muy interesantes, dedicadas al mundo de la micología. También recomendamos buscar setas en los montes de Mosqueruela, Cantavieja y Fortanete.

Si para nuestra salida micológica optamos por la comarca del Maestrazgo, además de buscar setas deberíamos aprovechar para ver alguno de sus maravillosos parajes, entre ellos las Grutas de Cristal de Molinos, el nacimiento del río Pitarque o los famosos Órganos de Montoro.

Sierra de Javalambre

La Sierra de Javalambre es también una zona ideal para ir a buscar setas, de la cual sin duda no vamos a volver de vacío. Es un conjunto montañoso situado al sur de la provincia de Teruel, una pequeña parte del cual se adentra en las provincias de Valencia y Castellón.

Esta Sierra separa las cuencas de los ríos Turia y Mijares, y en ella nacen cuatro ríos: el Riodeva, el Arcos, el Camarena y el Albentosa. Todo ello conforma un conjunto lleno de rincones de gran belleza, muy recomendable para el senderismo y excursiones.

Para la búsqueda de setas, aunque las encontraremos en toda la zona, son especialmente recomendables los alrededores de algunas localidades, como Manzanera o Camarena de la Sierra.

El Jiloca

Por último, no podemos dejar de nombrar, entre los destinos de la provincia de Teruel más populares para  la búsqueda de setas, la comarca del Jiloca, situada en la zona noroeste de la provincia, y por la cual discurre el río que le da nombre.

Entre los lugares de esta comarca, los más populares entre los buscadores de setas son los entornos naturales de algunas poblaciones, entre ellas Cucalón, Bádenas, Fonfría y Torrecilla del Rebollar.

Setas más buscadas en Teruel

De entre las muchísimas variedades de setas que se pueden encontrar en la provincia de Teruel, algunas de las más populares son las siguientes:

Níscalo

niscalo teruel

Conocido también como robellón, se trata de un hongo muy abundante en nuestro país, y que crece sobre todo en las extensiones de pinares y en los bosques mixtos. Destaca su sombrero, entre marrón y anaranjado,  y con un diámetro de entre 4 y 16 cm. Se suelen usar como acompañamientos de platos de carne, aunque también se pueden consumir asados o guisados.

Seta de cardo

seta de cardo

Es un hongo muy común en las zonas mediterráneas, y muy abundante en nuestro país. Destaca por su sombrero convexo y sus tonos que van de pardo al marrón, por su pie grueso y sus láminas blanquecinas. Se suelen encontrar en las raíces muertas de algunas plantas, y generalmente salen en otoño. Se suelen hacer con ellas revueltos de gambas o de espárragos, o cocinarlas al ajillo o con alcachofas.

Babosa negra

Se la conoce también con otros nombres como “seta babosa” o “seta del pobre”, y es muy popular en Europa. Aunque podemos encontrarla en todo tipo de suelos, crece mucho en los pinares. Es muy apreciada por su sabor, y se caracteriza por su sombrero marrón y convexo, y su pie robusto y banquecino, que puede medir entre 3 y 8 cm. Se trata de una seta exquisita, que acepta muchas recetas, siendo muy recomendable al ajillo.

Boletus edulis

boletus edulis

El Boletus edulis es una seta comestible conocida también por otros nombres, como hongo blanco o seta calabaza. Suele encontrarse en los pinares, y puede alcanzar unas dimensiones considerables, de hasta 20 cm. tanto el sombrero como el pie. Su carne es muy apreciada, y se comercializa tanto fresco como seco.

La seta, cuya forma se asemeja a un tapón de cava, tiene un sombrero pardo oscuro, y el pie robusto y de color marrón claro o blanco. Se puede cocinar de muchas maneras, aunque suele usarse para hacer conservas, tanto de aceite como de vinagre.

Colmenilla

colmenilla

La colmenilla es una seta especial, muy delicada y difícil de encontrar. Su textura cartilaginosa y su peculiar sabor la hacen única, y casi podríamos calificarla como de exclusiva. Su aspecto también es diferente al del resto de setas, ya que tiene forma de panal piramidal.

Suele encontrarse en los lugares en los que hay materia orgánica muerta, por lo que no está nunca en el mismo sitio, y necesita además que se junten una serie de factores para que fructifique, como ausencia de viento, temperatura benévola y lluvia suficiente.

Es muy apreciada en la cocina, combinando perfectamente su sabor con el de productos como el foie. Dado que está hueca, se suelen preparar platos de colmenilla rellena con algún otro producto. También se suelen usar en arroces y risottos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *