Pueblos de montaña con encanto

España es un país con numerosos pueblos de montaña con encanto, ya que las cordilleras, sierras y otras formaciones semejantes son muy abundantes, por lo que son muchos los pueblos de montaña con encanto que se esparcen por sus montañas. La mayoría suelen ser pueblos muy atractivos, en entornos naturales de gran belleza. Sin embargo, siempre hay algunos que destacan y que nos atraen más, muchas veces sin saber ni siquiera el motivo, aunque alguno habrá, ya que generalmente hay una coincidencia de opiniones.

Algunos de estos pueblos solemos decir de ellos que “tienen encanto”. Son lugares que por una serie de circunstancias desprenden algo especial, una magia que todos detectamos aunque muchas veces no atinemos a explicarlo con palabras.

Muchos son los pueblos de montaña con encanto que podemos encontrar en nuestro país, de entre los cuales mostramos  todos aquellos indispensables de ver.

Pueblos de Montaña

Sotres

Sotres es una pequeña localidad que se encuentra en el Principado de Asturias, perteneciente al concejo de Cabrales. Sus 1050 metros de altitud sobre el nivel del mar le convierten en el pueblo más alto de toda la comunidad asturiana. Y, como consecuencia lógica, en un lugar ideal para disfrutar de unas espectaculares vistas de la zona.

Sotres

Sotres se sitúa en un bellísimo valle rodeada de impresionantes cimas pertenecientes a los Picos de Europa, y su censo es de unos 130 vecinos. En sus proximidades podemos ver lugares como los Invernales del Texu y los Invernales del Cabao, conjuntos de cabañas que antaño construían los pastores con la finalidad de tener un sitio tranquilo o para protegerse del mal tiempo, así como también con la finalidad de guardar en ellas el rebaño. También podremos contemplar muy cerca otros parajes bellísimos como el valle del Duje o el valle de las Moñetas, así como alguno de los montes más emblemáticos para los montañeros de nuestro país, como es el llamado Naranjo de Bulnes.

Podemos visitar interesantes lugares como el concejo de Cabrales, famoso más allá de nuestras fronteras gracias a su prestigioso queso, o como su capital, el municipio de Carreña, donde podremos visitar la Capilla de Nuestra Señora de La Salud.

El encanto que desprende esta pintoresca localidad se debe no sólo a la riqueza de su entorno natural, sino también a sus atractivas callejuelas empedradas y empinadas, con algunas casas pintadas de distintos colores y otras que actualmente guardan la misma apariencia de antaño, así como al hecho de que el pueblo ha sabido conservar sus tradiciones y formas de vida, que ha conjuntado perfectamente con las comodidades de hoy en día. Si tenéis pensado visitar Sotres, puedes alojarte en alguna de las casas rurales en Sotres que tenemos disponibles.

Vielha

Vielha es otra de las localidades con encanto de las que podríamos decir que parecen sacadas de un cuento. Pertenece a la comunidad catalana, y se ubica, a 974 metros de altitud sobre el nivel del mar, en la bellísima comarca del Valle de Arán, ostentando la capitalidad de la misma. Se halla, pues, en plena zona pirenaica.

El municipio tiene un censo que ronda las 5400 personas, y se encuentra enclavada en un bello entorno natural, a orillas del río Garona. Es un importante punto de turismo de montaña.

Vielha

Vielha es una población que enamora al viajero a primera vista, tanto por los atractivos escenarios que la rodean como por sus bonitas y acogedoras casitas típicamente pirenaicas, con sus tejados de pizarra y sus muros de piedra.

La localidad destaca también por el gran número de iglesias de estilo románico que salpican su territorio, edificios de una gran belleza entre los que citaremos a modo de ejemplo algunos como la Iglesia de San Miguel, la de San Lorenzo o la de San Roque, entre muchas otras. O como la de Santa Eulalia de Arrós o la de Sant Martí, estas dos últimas de estilo gótico. Si tenéis pensado visitar Vielha, puedes alojarte en alguna de las casas rurales en Vielha que tenemos disponibles.

Benasque

La comunidad aragonesa posee muchas localidades de las cuales podemos decir que tienen un gran encanto. Una de ellas es Benasque, un municipio situado al norte de la provincia de Huesca, a una altitud de 1138 metros sobre el nivel del mar, y perteneciente a la atractiva comarca de La Ribagorza.

Benasque es un pueblo pequeño en el que viven unos 2000 vecinos, situado en un hermoso valle y rodeado de majestuosas montañas, pertenecientes a la Cordillera Pirenaica. Ubicado entre el Embalse de Linsoles y el de Paso Nuevo, y a orillas del río Ésera, en su término municipal se encuentran importantes y bellísimos espacios protegidos, como el Parque Natural de Posets-Maladeta o el Monumento Natural de los Glaciares Pirenaicos. Cabe hacer constar que junto a él se encuentra también una de las cimas más altas y carismáticas de nuestro país, el monte Aneto, con sus más de 3400 metros de altitud.

Benasque

También el mismo casco urbano de la localidad contribuye en gran parte a otorgar a Benasque este encanto especial, gracias a la arquitectura popular de sus viviendas, de piedra y madera y con sus tejados de pizarra, que dan un agradable ambiente de montaña al municipio.

En Benasque podemos ver además obras que forman parte de su legado histórico, como su Iglesia de Santa María la Mayor, del siglo XIII y de estilo románico, perfectamente conjuntada con el resto de la localidad, o el Palacio de los Condes de Ribagorza. Si tenéis pensado visitar Benasque, puedes alojarte en alguna de las casas rurales en Benasque que tenemos disponibles.

Torla 

No será preciso salir de la comunidad aragonesa para encontrar otro de los pueblos españoles con más encanto. En este caso se trata de Torla, una población ubicada en la zona pirenaica, a 1032 metros de altitud sobre el nivel del mar y junto al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Torla pertenece también a la comarca del Sobrarbe, famosa por sus bellísimos parajes de montaña, y es una población tranquila en la que viven tan sólo unas 300 personas. Se enclava en un entorno precioso, en el valle glaciar del río Ara.

torla

Sus casas típicamente pirenaicas, construidas con piedra, así como antiguas casonas que muestran su pasada época de esplendor y que aún se encuentran muy bien conservadas, hacen que el pueblo conserve todavía el ambiente de antaño. Además, podremos visitar obras como su Iglesia Parroquial, de estilo tardogótico y construida en el siglo XVI, o su Iglesia de San Miguel, que se caracteriza por tener una torre del siglo XVI fortificada. También es interesante la conocida como “Casa Viu”, una antigua casona de puerta blasonada. Si tenéis pensado visitar Torla, puedes alojarte en alguna de las casas rurales en Torla que tenemos disponibles.

Ainsa

Ainsa es otro de los pueblos con encanto que podemos encontrar en Aragón. Al igual que los dos anteriores, se sitúa al norte de la provincia de Huesca, destacando también por el bello entorno natural que la rodea y por su bellísimo casco urbano, cuyas calles y bonitas casas de piedra y madera presentan todavía una auténtica distribución medieval, y que está declarado muy merecidamente Conjunto Histórico-Artístico.

La localidad, a 569 metros de altitud sobre el nivel del mar, forma parte de la comarca del Sobrarbe, de la cual es su capital histórica, y se halla en un espacio protegido de gran interés medioambiental y paisajístico, el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara. Se sitúa sobre un promontorio justo en el punto en el que confluyen, mezclando sus aguas, los ríos Ara y Cinca.

Si nos acercamos hasta esta bonita localidad, cuyos habitantes no alcanzan la cifra de 2200, podremos ver importantes obras que forman parte de su patrimonio histórico, como su Castillo, construido en el siglo XI al igual que su Iglesia de Santa María, de estilo románico y que en su origen estaba destinada no sólo al culto sino también a la defensa, tal como podemos comprobar viendo las saeteras de su torre. Muy destacables son también la Casa de Bielsa o la Casa Arnal, ambas del siglo XVI, así como la Plaza Mayor de la localidad. Si tenéis pensado visitar Ainsa, puedes alojarte en alguna de las casas rurales en Ainsa que tenemos disponibles.

Sallent de Gállego

 Al norte de la provincia de Huesca, en la comunidad aragonesa, encontraremos también Sallent de Gállego, otra población con encanto, ubicada a poco más d 1300 metros de altitud sobre el nivel del mar.

En Sallent de Gállego viven algo menos de 1500 vecinos, y pertenece a la hermosa comarca del Alto Gállego. El enclave natural en el que se halla no puede ser más privilegiado, en plena zona pirenaica y en pleno valle del Tena, del cual es la capital. Se extiende a los pies de los imponentes picos pirenaicos, lindando ya prácticamente con el vecino país francés, atravesado por los ríos Gállego y Aguas Limpias, y a orillas del Embalse de Lanuza. Por si todo ello fuera poco, su término municipal se halla englobado dentro del Monumento Natural de los Glaciares Pirenaicos.

sallent de gallego

No es de extrañar pues que la localidad sea un importante punto de afluencia turística, ya que, además del encanto que el mismo pueblo posee, desde ella podemos visitar puntos cercanos tan atractivos como el conocido como “Salto del Aguas Limpias”  o “Sallent”, donde dicho río forma una hermosa catarata. O alguno de sus majestuosos picos, que llegan a alcanzar hasta los 3000 metros de altura, como el Anayet o el Balaitous, sin olvidarnos tampoco de La Foratata, un gran peñasco rocoso que es un auténtico icono para la localidad.

También en Sallent de Gállego podremos admirar bellísimas obras como su Iglesia de la Asunción, del siglo XVI y de estilo gótico, o el atractivo Puente Romano, que es en realidad una construcción medieval del siglo XVI, y por debajo del cual discurre tranquilamente el río Aguas Limpias. Si tenéis pensado visitar Sallent de Gállego, puedes alojarte en alguna de las casas rurales en Sallent de Gállego que tenemos disponibles.

Artiés

Situada en plenos Pirineos, en la comunidad catalana, encontramos Artiés, otro pueblo de montaña con encanto. Se halla en la provincia de Lleida, a 1144 metros de altitud, formando parte de la bonita comarca del Valle de Arán, y se trata en realidad de un núcleo urbano perteneciente al municipio de Alt Arán.

La localidad se encuentra en un enclave sumamente privilegiado, en el punto en que confluyen los ríos Garona y Valarties juntando sus aguas, y rodeado por las cimas pirenaicas.

arties

Artiés tiene un censo que no alcanza los 500 vecinos, y destaca por su gran atractivo, con sus casas de estilo pirenaico, con paredes de piedra y tejados de pizarra, además de sus ventanas y balcones de madera, la mayoría de ellos adornados con vistosas flores de colores que añaden belleza al conjunto.

La población posee un legado considerable, destacando de entre sus obras su Iglesia de Santa María, románica y del siglo XI, o la de San Juan, gótica y del siglo XIV.

Candelario

La comunidad de Castilla y León tiene también muchos pueblos con encanto, de entre los cuales destaca Candelario, una pequeña localidad de la provincia de Salamanca cuyos habitantes no llegan al millar.

Candelario forma parte de la comarca de la Sierra de Béjar, ubicándose, a una altitud de 1136 metros sobre el nivel del mar, en la conocida como Ruta de la Plata. Rodeada de montes y bosques, se engloba dentro de la Reserva de la Biosfera de las Sierras de Béjar y Francia, y su término municipal ha sido declarado Espacio Protegido de Candelario.

Candelario

En las proximidades de la localidad existen además lugares muy interesantes desde el punto de vista turístico y paisajístico, como el Embalse de Navamuño, conocido también como Embalse de Béjar y alimentado por las aguas del río Angostura.

En Candelario podremos admirar la arquitectura popular de sus típicas casas, en las cuales destacan sus gruesas paredes de piedra, sus balcones de madera y, de manera especial, sus batipuertas. También podremos visitar algunas obras que forman parte de su legado histórico, como su Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción o su Ermita del Cristo del Refugio. Si tenéis pensado visitar Candelario, puedes alojarte en alguna de las casas rurales en Candelario que tenemos disponibles.

Bulnes

Siguiendo en la comunidad asturiana, y también en el concejo de Cabrales, encontramos Bulnes, un pequeño pueblo con un gran encanto, en el que viven una treintena de vecinos.

Bulnes se enclava en plenos Picos de Europa, a 649 metros de altitud sobre el nivel del mar. Se encuentra rodeado de montañas, aunque podría decirse más bien encerrado por ellas, ya que, aunque hoy en día se puede acceder al pueblo en funicular, hasta hace poco la única manera de llegar era andando. Ello quizás haya contribuido en gran parte a crear este encanto especial que la localidad tiene, en la cual parece haberse detenido el reloj.

Los parajes que rodean la población son realmente espectaculares, destacando por supuesto el famoso Naranjo de Bulnes, toda una leyenda entre los aficionados a la montaña, o el llamado Canal del Tejo, que era el camino que antaño se usaba para llegar hasta la localidad, y que ofrece unas vistas impresionantes y de una sublime belleza.

España es un país con numerosos pueblos de montaña con encanto en el que las cordilleras, sierras y otras formaciones semejantes son muy abundantes, por lo que son muchos los pequeños pueblos que se esparcen por sus montañas. La mayoría suelen ser pueblos muy atractivos, en entornos naturales de gran belleza. Sin embargo, siempre hay algunos que destacan y que nos atraen más, muchas veces sin saber ni siquiera el motivo, aunque alguno habrá, ya que generalmente hay una coincidencia de opiniones.

Algunos de estos pueblos solemos decir de ellos que “tienen encanto”. Son lugares que por una serie de circunstancias desprenden algo especial, una magia que todos detectamos aunque muchas veces no atinemos a explicarlo con palabras.

Muchos son los pueblos con encanto que podemos encontrar en nuestro país, de entre los cuales os relacionamos a modo de ejemplo algunos de ellos, indispensables de ver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *