Blog » Turismo Rural » Qué ver en el Valle de Benasque

Qué ver en el Valle de Benasque

El Valle de Benasque es un valle de la comarca de la Ribagorza en la provincia de Huesca que pertenece al Pirineo aragonés, concretamente en el tramo superior de la cuenca del río Ésera hasta el congosto de Ventamillo. Ocupa el valle central de los tres valles que conforman el Parque Natural Posets-Maladeta y su centro neurálgico es el municipio de Benasque.

Benasque es el valle de carácter pirenaico con más cumbres que superan los 3000 metros de altitud y con más lagos de alta montaña denominados ibones. Este valle ribagorzano se divide en tres partes geomorfológicamente diferenciadas: Benasque septentrional, Benasque medio y Benasque meridional.

A continuación, te mostramos los mejores lugares que ver en el valle de Benasque y las actividades que hacer en el valle de Benasque también que incluyen rutas de senderismo, los pueblos más bonitos y los parajes más importantes. Además, si estas pensando en hacer turismo por el valle de Benasque, no dudes en consultar las casas rurales en el valle de Benasque que tenemos disponibles.

Qué ver en el valle de Benasque

Benasque

La visita al valle no puede empezar por otro sitio que no sea el pueblo que le da nombre. El municipio de Benasque es una de las joyas de Huesca y uno de los pueblos más bonitos del valle de Benasque con un núcleo urbano medieval que conserva todo su encanto. Paseando por sus callejuelas empedradas se pueden contemplar monumentos como la iglesia de Santa María, el torreón de casa Juste y el palacio de los condes de Ribagorza.

Benasque

Pero también tiene mucha naturaleza ya que se extiende por la cuenca del río Ésera, por lo que ofrece muchas actividades multiaventura y rutas de senderismo además de locales de hostelería y tiendas.

Anciles

Anciles en una pequeñísima localidad que pertenece al municipio de Benasque, a solo 2 kilómetros, pero si el primero impresiona, este pueblecito lo hace aún más.

Anciles

En pleno Pirineo aragonés y con tan solo un puñado de casas típicas de montaña, parece un pueblo de cuento por conservar intacta la arquitectura popular pirenaica de los siglos XVI, XVII y XVIII con el telón de fondo de la naturaleza casi salvaje.

Eriste

Eriste también es un pueblo típico de montaña, pero además de sus bonitas casas y sus encantadoras calles, tiene un atractivo especial que no comparte con otros: el embalse de Linsoles.

Eriste

Este pantano rodeado de montañas consigue en sus aguas reflejar el cielo azul y los verdes árboles para ofrecer una estampa impresionante. Hay un sendero que lo bordea y ofrece unas preciosas vistas, un embarcadero y merenderos, pero nada de bañarse porque no está permitido.

Sahún

Sus calles empinadas y empedradas esconden interesantes monumentos como el santuario de Nuestra Señora de Guayente, la iglesia de San Juan Bautista de estilo románico y el arco de casa Vaquera.

Sahún Huesca

Además, parte de su término municipal pertenece al Parque Natural Posets-Maladeta y al monumento natural de los Glaciares Pirenaicos.

Cerler

Cerler es otra de las localidades del municipio de Benasque y está considerado como el pueblo más alto del Pirineo aragonés por estar a 1540 metros de altitud. Para llegar a él hay que recorrer una sinuosa carretera que ya presagia las vistas que hay desde el pueblo. De hecho, antes de llegar hay que parar en el mirador del valle de Benasque.

cerler

Aunque atrae mucho turismo por su cercanía a la estación de esquí ARAMÓN Cerler y tiene muchas instalaciones modernas, su casco antiguo está perfectamente conservado.

Mirador del Valle de Benasque

Antes de llegar al pueblo de Cerler, la conducción es un placer por el paisaje que se deja ver. Por eso, aprovechando el entorno, hay que parar en el mirador del valle de Benasque. Esta especie de balcón acondicionado tiene las mejores vistas del valle de Benasque y se pueden contemplar los pueblos a la lejanía, su inmensidad y la naturaleza que lo compone y rodea.

Mirador del Valle de Benasque

Gorgas de Alba

Existe un recorrido circular por hayedos y junto al río Ésera que permite conocer sus cascadas conocidas como Gorgas de Alba. Esta ruta de senderismo es una de las más fáciles y adecuadas para conocer el valle de Benasque porque es apta para todas las edades.

Gorgas de Alba Huesca

Tiene unos 2.5 kilómetros que se completan en una horita de paseo sin pasarse, pero yendo y en semejante paisaje hay que pararse para contemplar las estampas que regala la naturaleza. Solo tiene 130 metros de desnivel, por lo que es un sendero sencillo que no requiere una gran forma física, solo es un paseo. Comienza junto al Hotel Turpi en Benasque.

El Forau de Aigualluts

Y si durante el sendero botánico Gorgas de Alba se ven las cascadas del río Ésera, ahora vamos a hablar de la cascada de Aigualluts. Aigualluts es uno de los saltos de agua más conocidos y ruta más bonita de Benasque y una de las más visitadas de los Pirineos por su enorme belleza con el Aneto como telón de fondo.

El río Ésera discurre por la pradera y se precipita formando esta impresionante cascada. Pero lo más impresionante es que esas aguas desaparecen bajo la tierra formando el Forau de Aigualluts y no vuelven a emerger hasta el valle de Arán.

Forau de Aigualluts Benasque

Existen diferentes rutas que llevan hasta la cascada, pero una de las más recomendadas y populares es el Forau de Aigualluts. El camino tiene unos 4.5 kilómetros y parte del aparcamiento de la Besurta, pero cuando lo cierran hay que dejar el coche en los Llanos del Hospital y hacer esa distancia adicional a pie o en los autobuses habilitados.

Rutas de senderismo en el valle de Benasque

Los ibones de Villamuerta

Un ibón es un pequeño lago de montaña de origen glaciar y, como no podía ser de otra manera, en los Pirineos abundan. El valle de Banasque posee bastantes y, para conocerlos, existen diferentes rutas de senderismo. La que lleva hasta los ibones de Villamuerta parte de la Besurta y tiene unos 3 kilómetros.

ibones de Villamuerta Benasque

Desde el punto de partida, el ibón inferior de Villamuerta está a tan solo 10 minutos. Bordeándolo se llega al ibón superior de Villamuerta y al punto más alto desde el que se ve el Plan de Aiguallut. La vuelta se hace por la misma senda.

Ibonet de Batisielles

Considerado uno de los parajes más bonitos del valle de Benasque, el río Batisielles forma meandros a su paso por las praderas y las cumbres. Y aquí también hay un ibón con semejante estampa.

Ibon de Batisielles

El sendero parte de un aparcamiento a la entrada del valle de Estos y siguiendo las indicaciones de la GR-11 se pasa por el embalse de Estos y por el barranco de la Canal de Marsal. Tras pasar la Palanca de Carboneros se llega al ibonet de Batisielles. En total con 10 kilómetros de ida y vuelta que se recorren en unas 3 horas.

Ibón de Escarpinosa

Desde el aparcamiento del valle de Estos también comienza una ruta de 13 kilómetros ida y vuelta que se recorre en algo más de 4 horas.

Ibon de Escarpinosa Benasque

El ibón de Escarpinosa está a los pies de la Aguja de Perramo y de las cascadas de Perramo, por lo que el paisaje al llegar al lago es espectacular. Antes hay que pasar por el ibonet de Batisielles y continuar el ascenso hasta el destino. La vuelta se hace por el mismo camino.

Las tres cascadas de Ardonés

Las tres cascadas de o del Bom son uno de los reclamos del entorno de Cerler. Esta ruta circular de menos de 7 kilómetros se puede hacer en poco más de 2 horas y no entraña mucha dificultad, por lo que es una de las excursiones en Benasque fáciles y más recomendadas.

Las tres cascadas de Ardonés

Parte del pueblo de Cerler, junto a la ermita de San Pedro Mártir. A la derecha ya se ve el barranco del Remáscaro y no hay que andar mucho más para empezar a ver las cascadas. El PR está perfectamente señalizado. Se puede optar por un paseo más corto de 3 kilómetros y solo ver la primera, la cascada de Ardonés. Sin embargo, la cascada del Clotet y la cascada de la Mascarada merecen la pena.

Subida al Aneto

El Parque Natural Posets-Maladeta tiene diferentes picos, pero el más importante es el Aneto, el más alto de los Pirineos con sus 3404 metros sobre el nivel del mar.

Aneto Huesca

 

Los más valientes y preparados pueden optar por dejar las rutas sencillas y coronar esta impresionante montaña mediante alguno de los diferentes recorridos disponibles. También hay otros ‘tresmiles’ en el parque: Posets (3369 metros) y Maladeta (3308 metros).

Actividades de turismo activo

El valle de Banasque es un espacio protegido que ha sido completamente acondicionado para el turismo rural respetando la naturaleza. Esto permite aprovechar los parajes para organizar todo tipo de actividades al aire libre, no solo rutas de senderismo.

cerler esqui

En invierno, la estación de montaña ARAMÓN Cerler es el paraíso para los amantes de los deportes de nieve, pero durante el resto del año se puede disfrutar de sus instalaciones para tener las mejores vistas desde el telesilla El Molino y empezar desde el punto más alto excursiones en BTT.

En Castejón de Sos es típico practicar parapente porque allí se creó la primera escuela de España en los años 80. Pero no es lo único, los aficionados al vuelo en general pueden practicar ala delta, ultraligeros, etc.

Y los amantes de los deportes acuáticos tiene la opción de aguas bravas o tranquilas para hacer rafting, canoas, hidrospeed, kayak… Todo gracias al río Ésera.

Espacio nórdico Llanos del Hospital

El este del Parque Natural Posets-Maladeta, a 13 kilómetros de Benasque, se encuentra el espacio nórdico Llanos del Hospital, 3 circuitos balizados y acondicionados para disfrutar durante el invierno del esquí de fondo o de los paseos con raquetas de nieve.

Espacio nórdico Llanos del Hospital

Durante la primavera también conserva nieve, pero durante el resto del año se puede acudir a dar paseos y hacer rutas de senderismo.

Templo budista de Panillo

Aunque resulte muy curioso, Dag Shang Kagyü está en la localidad oscense de Panillo. Este templo budista de la rama tibetana fue fundado en 1984. Actualmente sigue con su función de lugar de culto y centro de retiro, pero se puede visitar sin problema.

Templo budista de Panillo Huesca

Su estética es realmente curiosa dada su ubicación y se organizan multitud de actividades a lo largo del año para todas las edades.

Información sobre horarios y tarifas:

  • Entrada 3€. Los niños menores de 8 años no pagan
  • La visita guiada es a las 11:30h todos los días. Los sábados y los domingos hay otra a las 13:00h
  • Más información en su página web

Mapa del Valle de Benasque en Huesca

Cómo llegar:

La forma de llegar al valle de Benasque depende del medio de trasporte:

  • Coche:

Por la N-206 desde el sur, el este y el oeste en dirección Valle de Benasque.

  • Autobús:

Desde Barcelona y Huesca salen servicios diarios directos con la compañía Avanza.

Desde Zaragoza y Lleida se puede llegar haciendo escala en Barbastro.

Deja un comentario