Los Pueblos más bonitos de Huesca

Descubre los pueblos más bonitos de Huesca que puedes visitar, una provincia llena de historia, de pueblos de arquitectura medieval y de parajes tan espectaculares de montaña como el Pirineo Aragonés.

Aquí te mostramos los pueblos de Huesca con encanto que tienes que visitar si estás pensando en hacer turismo por esta provincia de Aragón, muchos de ellos situados en el Pirineo Aragonés.

Además, si estás pensando en recorrer y conocer la provincia de Huesca y alrededores, puedes mirar un alojamiento rural en Huesca en alguno de estos pueblos turísticos de Huesca.

Pueblos más bonitos de Huesca

Aínsa

La villa medieval de Aínsa es una de pueblos del Pirineo de Huesca más conocidos. Sus dos calles principales conservan toda la esencia románica de este pueblo lleno de encanto. En su calle mayor, cerrada por arcos, se encuentran edificios nobles y casas de estilo gótico medieval con espectaculares balcones que son verdaderas obras de arte. Una de ellas es Casa Arnal, del siglo XVI y construida en mampostería de arenisca y cubierta de losa.

pueblos bonitos de Huesca

El Castillo de la localidad es otro de sus grandes atractivos. Está considerado Bien de Interés Cultural y Monumento Histórico Artístico. Actualmente, algunas de sus torres albergan el Eco Museo, la Oficina Comarcal de Turismo y el Centro de Interpretación del Geo Parque Sobrarbe. Además, en su patio de armas se celebra el famoso Festival de Música Castillo de Aínsa.

Tampoco puedes irte del pueblo sin visitar la Iglesia de Santa María (construida entre los siglos XI y XII y parte importante del Conjunto Histórico Artístico de la villa)  y la Plaza Mayor, una de las plazas medievales más hermosas de España.

Alquézar

El conjunto histórico y monumental de Alquézar, resguardado por el Castillo de la localidad, es una obra de arte que seduce a quienes lo visitan por primera vez. En cuanto llegues a este pueblo medieval de Huesca, te encontrarás con infinidad de puntos de interés. Te destacamos algunas de las visitas de obligadas de Alquézar.

Alquézar Huesca

Entra al casco histórico por la portada gótica, y prepárate  a descubrir la Ermita de Nuestra Señora de las Nieves y la Plaza Mayor de la localidad, de gran belleza. También merece la pena hacer la conocida como ruta de las Pasarelas, y conocer de cerca las imponentes montañas que rodean la bajada de la ruta.

Jaca

Nada más llegar a Jaca te encontrarás con su llamativa ciudadela, una fortaleza de forma pentagonal muy bien conservada, y que destaca por sus fosos y puente levadizo.

Ciudadela de Jaca

También aquí se encuentra la primera catedral románica de España, datada del siglo XI. A esta obra de arte hay que sumarle el puente de San Miguel, la calle Mayor y el famoso paseo de la Cantera, desde el que se divisan algunos de los pueblos de los alrededores.

Jaca también destaca por su riqueza natural. De hecho, es uno de los pueblos del Pirineo aragonés recomendados para comenzar a recorrer el Pirineo, ya que tienes muchas cosas que ver cerca de Jaca. Desde aquí, puedes acercarte a conocer el Parque Nacional de Ordesa y el valle de Tena.  Igualmente, a solamente 24 km de Jaca se encuentra el monasterio de San Juan de la Peña, del siglo X y con una iglesia prerrománica.

Torla

Torla es uno de los pueblos con más encanto de la provincia de Huesca, y la puerta de entrada al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Torla Huesca

La iglesia de San Salvador es uno de sus principales monumentos. De origen románico y reconstruida posteriormente, destaca también por los increíbles paisajes que se observan desde aquí. En su interior, se conservan obras de gran valor artístico.

Otro de los puntos de interés es la plaza Mayor, donde se encuentra una casona tradicional del Alto Aragón del siglo XIII.

Montañana

El origen de este pueblo es una plaza amurallada del siglo XI, en la frontera musulmana. En su parte baja, se encuentra  un riachuelo y casas de cultivos, creando un ambiente idílico.

Montañana Huesca

Por otro lado, la parte alta de Montañana concentra la mayor parte de su patrimonio artístico de origen románico. El pueblo también cuenta con una serie de caseríos dispersos.

No puedes irte de Montañana sin visitar la iglesia parroquial de Santa María de Baldós y la ermita de San Juan.

Broto

Este pueblo se encuentra en la comarca del Sobrarbe, dividido por el río Ara. Desde aquí podrás disfrutar de los impresionantes paisajes del Parque Natural de Ordesa y Monte Perdido.

Broto Huesca

Su rico patrimonio histórico y artístico incluye la iglesia de San Pedro, una mezcla de estilos gótico y renacentista, y el edificio de la cárcel, una torre defensiva en la que se conservan grabados de calidad que hicieron algunos presos en sus muros.

Benasque

Este pueblo se encuentra en el Valle Escondido, en medio de la naturaleza. Sus paisajes y patrimonio artístico y cultural lo convierten en un destino idílico.

Benasque Huesca

En Benasque se encuentran enclaves de gran valor ecológico, en los que podrás realizar actividades al aire libre y conocer su flora y fauna. De hecho,  una parte está  ocupada por terrenos del Parque Natural de Posets-Maladeta y los Glaciares Pirenaicos.

El casco antiguo de esta localidad es otro de sus grandes atractivos. En la lista de edificios de importancia histórica y artística destacan el palacio renacentista de los Condes de Ribagorza y la Casa Juste, un caserón fortificado. Ambos están considerados Bien de Interés Cultural del Patrimonio Aragonés.

Dentro del término municipal de Benasque, no podemos dejar de visitar Cerler, uno de los pueblos con mayor altitud de todo el Pirineo aragonés, donde podemos visitar su casco antiguo perfectamente conservado y la estación de esquí de Aramón Cerler.

Graus

Una de las villas más antiguas de Huesca, y una de las más bonitas. Sus fiestas patronales han sido declaradas de Interés Turístico y el casco antiguo del pueblo, Conjunto Histórico-Artístico.

Graus Huesca

Merece la pena que recorras tranquilamente Graus para poder descubrir sus rincones más especiales. No podemos resistirnos a recomendarte que prestes especial atención a la antigua  iglesia parroquial de San Miguel y el templo gótico de la Basílica de Nuestra Señora de la Peña.

Tampoco puedes olvidarte de visitar la plaza Mayor de Graus, de curiosa forma rectangular y con soportales en todos sus lados.

Loarre

Loarre es conocido por su castillo, pero la verdad es que esta localidad tiene muchos atractivos como para ser considerado uno de los pueblos más bonitos de Huesca.

Castillo de Loarre Huesca

La mejor manera de conocer Loarre es  recorrer sus calles  y dejarte llevar por la belleza de sus rincones más especiales, como sus caseríos medievales, su puente románico o una bonita fuente renacentista de 3 caños.

De visita obligada en este pueblo son la Iglesia Parroquial de San Esteban o la ermita románica de Santa Águeda.

Ansó

La naturaleza es la principal protagonista de este pueblo de Huesca, que puede presumir de siglos de historia y de una situación estratégica en la frontera con Navarra y Francia.

Ansó Huesca

Además, el pueblo de Ansó puede presumir de  uno de los cascos históricos mejor conservados de estas tierras. Declarado Bien de Interés Cultural por el Gobierno de Aragón, es un espectáculo estético de gran belleza en el que se combinan magistralmente la piedra, la madera y la teja.

Boltaña

Este pueblo del Sobrarbe Aragonés cuenta con espacios de gran riqueza natural como el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara, y el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

castillo boltaña huesca

Además, su patrimonio artístico e histórico refleja el legado de las civilizaciones romana, árabe y cristiana. Su espectacular castillo de origen árabe, la colegiata gótica de San Pedro y el monasterio del Carmen son algunos de los atractivos que convierten Boltaña en uno de los pueblos más bonitos de Huesca.

Sallent de Gállego

Sallent de Gállego es una localidad que pertenece a la comarca del Alto Gállego y está situado muy cerca del embalse de Lanuza, muy cerca de la frontera francesa.

Sallent de Gallego Huesca

Su termino municipal está considerado como la capital del Valle de Tena y es uno de los pueblos con mas encanto de la provincia de Huesca.

Dentro de la localidad podemos visitar la Iglesia de la Asunción, de estilo gótico tardío, el puente del Paco, la torre de los Martón o la plaza de Sallent de Gállego.

Roda de Isabena

Roda de Isabena está situada en la comarca de la Ribagorza. Es una localidad con menos de 60 habitantes, pero que posee una catedral, por lo que es el pueblo de España más pequeño que cuenta con una catedral.

Roda de Isabena catedral

Si visitas esta localidad, tienes que visitar la Catedral de San Vicente Mártir, fue levantada entre los siglos XI y XII de estilo románico lombardo. Dentro de la catedral también podemos visitar el Palacio de Prior. En nuestra visita por este encantador pueblo medieval de calles empedradas, también podemos visitar las vistas que nos ofrecen sus miradores, la plaza mayor o la ermita de San Salvador y la ermita del Pilar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *