Vacaciones en el paro, no todo está perdido

Más de un 20% de la población española en edad de trabajar afronta el periodo estival sin un empleo, y de manera generalizada, sin vacaciones a la vista.

La sensación de inseguridad y la necesidad de ahorrar hasta que llega un trabajo, hacen que muchas familias renuncien a su tiempo de vacaciones; pero varios estudios demuestran el efecto positivo para la salud física y psicológica: desconectar de la rutina y retomar las relaciones sociales son eventos necesarios, tanto si se trabaja, como si estamos en plena búsqueda.

Permiso al INEM

Antes de meternos de lleno en alternativas y opciones baratas para salir de la ciudad, no hay que olvidar que aquellos que reciben una prestación económica deben encontrarse a disposición de los Servicios Públicos de Empleo; esto es en búsqueda activa, por lo que un desplazamiento fuera de tu comunidad autónoma o al extranjero debe contar con el permiso de la administración y en destinos de a la UE no podrá alargarse más de 15 días si no es para buscar trabajo.

Aprovecha los descuentos para desempleados

Asumido que el tiempo de descanso y de ocio es necesario para el bienestar de todos, en los últimos tiempos muchas empresas y fundaciones han decidido presentar servicios gratuitos o más baratos para los parados.

Exposiciones, actividades deportivas, festivales, conciertos… todas las comunidades ofrecen descuentos y eventos totalmente gratuitos para aquellos que presenten la ‘cartilla del INEM’.

Vacaciones alternativas

Aunque vemos que hay opciones de ocio a muy buen precio y la posibilidad de viajar ‘normalmente’ mientras se cobra la prestación por desempleo, en las situaciones económicas más delicadas las vacaciones pueden ser un reto a la imaginación:

Vuelta al pueblo: ¿Dónde vas a estar mejor que en casa de los abuelos o de la tía? Los que no tengan un pueblo de referencia, siempre pueden recurrir al Turismo Rural, precios asequibles y un entorno tranquilo.

Excursiones puntuales: Seguro que hay muchos sitios de tu ciudad que todavía no conoces. También en las afueras. Aprovecha la red de cercanías para acercarte al arte o a la naturaleza.

Y es que las vacaciones son beneficiosas tanto si estás trabajando como buscando empleo activamente, reducen el estrés, incrementan la autoestima, fomentan las relaciones familiares… el paro no debe ser un obstáculo; los periodos de descanso a lo largo del año son necesarios y muy positivos para la salud.

4 comentarios

  1. Bea   •  

    No sabía que había que pedir permiso! Más empresas tenían que hacer descuentos, porque buscar trabajo en serio es un trabajo en sí mismo

  2. Antonio   •  

    creo que es por si te envían una carta para una entrevista o un curso, no podrías llegar. Cuando estás de baja me parece que tampoco se puede viajar…

  3. Tatiana   •  

    Una cuestión, ¿y si el viaje en sí mismo es por luna de miel? ¿O los parados no se pueden casar? XD

    • Viajero Rural   •     Author

      jajaj espero que sí… pero seguro que hay que informar, aunque sea por amor!! en el Inem no entienden de sentimientos XD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *