Blog » Pueblos con Encanto » Los Pueblos más bonitos de Girona

Los Pueblos más bonitos de Girona

Descubre los pueblos más bonitos de Girona para visitar, tanto los que podemos visitar en los pueblos marineros de la costa como en el interior de Girona, donde podemos encontrar varias localidades medievales con mucho encanto que vale la pena visitar y donde encontrarás la combinación perfecta de naturaleza y patrimonio cultural e histórico.

Aquí te mostramos los pueblos de Girona con encanto que tienes que visitar si estás pensando en hacer turismo por esta provincia catalana, y es que vale la pena visitar estas atractivas localidades, muchas de ellas situadas cerca de Girona capital.

Además, si estás pensando en recorrer la provincia de Girona y disfrutar de estos pueblos con encanto, puedes buscar una casa rural en Girona entre todas las que tenemos disponibles en alguno de estos pueblos turísticos de Girona.

Pueblos más bonitos de Girona

Cadaqués

Cadaqués es uno de los pueblos costeros más bonitos de Girona. Las casas blancas del núcleo antiguo del pueblo y sus callejuelas son una de las imágenes más características de Cadaqués, pero durante nuestra visita merece la pena que nos acerquemos a recorrer el paseo marítimo con la luz de la mañana.

pueblos bonitos de Girona

Este pueblo también cuenta con un interesante patrimonio artístico e histórico, en el que destacan algunos edificios modernistas como la Casa Blaua, el barrio judío y la iglesia parroquial de Santa María, de estilo gótico tardío son algunos de sus elementos más destacados. Todo ello, sin perder su aire típico de pueblo de pescadores.

Calella de Palafrugell

Recorrer las calles estrechas y empedradas de Calella de Palafrugell, ver sus casitas blancas y contemplar las barcas saliendo del puerto y la belleza de sus calas es, sin duda, una experiencia mágica que lo convierte en uno de los pueblos costeros con más encanto en Girona.

Calella de Palafrugell Girona

También merece la pena que hagamos el Camino de Ronda que rodea este pueblo, y que es una increíble ruta de senderismo por Costa Brava . ¿Y  por qué no conocer su barrio marítimo, que deslumbra con sus casas blancas y estrechas callejuelas? No en vano, ha sido declarado bien cultural de interés nacional.

Castellfollit de la Roca

Sin duda, otro de los pequeños pueblos más especiales de estas tierras. Su ubicación encima de un impresionante risco de roca basáltica a 50 metros de altura sobre el río Fluvià ya resulta espectacular para quien llega a estas tierras por primera vez.

Castellfollit de la Roca Girona

El barrio viejo de este pueblo es un espectáculo en sí mismo. Estrechas callejuelas, parte de una antigua vía romana y la  antigua iglesia de Sant Salvador forman un escenario impresionante que merece la pena recorrer con todo el tiempo del mundo para disfrutarlo a conciencia.

Peratallada

Peratallada es otro de los pueblos de interés turístico de Girona que ha sabido mantener la esencia medieval en sus calles y plazas. Perdernos por sus callejuelas y disfrutar encontrando restos medievales es un reto que todos los visitantes deberíamos plantearnos.

Peratallada Girona

Es un pueblo muy pequeño , pero merece que lo vivamos lentamente para absorber todos sus encantos, especialmente la iglesia de San Esteban – una construcción románica del siglo XIII con 3 naves – y la plaza de las Voltes, un espacio con un encanto especial.

Tossa de Mar

Nadie puede discutirle a Tossa de Mar ser uno de los pueblos más bonitos de Girona. De hecho, una leyenda de Hollywood como la actriz Ava Gardner descubrió esta localidad y se enamoró de ella.

Tossa de Mar Girona

Las murallas del castillo de Tossa son las guardianas de la zona más antigua de la ciudad, que seduce por su encanto medieval. La conocida como Vila Vella está llena de estrechos  callejones con cantos rodados y fachadas de piedra, que crean un entorno medieval inolvidable.

Tampoco podemos irnos de esta localidad sin dejarnos llevar por la belleza de sus playas y calas, algunas de las cuales son un verdadero oasis de paz por su difícil acceso. Todas ellas nos ofrecen aguas cristalinas y un rico y bello fondo marino que es una verdadera tentación para los amantes del submarinismo.

Besalú

Otro de los pueblos más bonitos de Girona es Besalú, una localidad medieval cuya visita es un lujo para los que amamos el arte y la historia. Entre los lugares de interés que no podemos dejar de contemplar  se encuentran la iglesia de Sant Vicenç, el puente románico, la casa de Cornellà y la fachada de la antigua iglesia hospital de Sant Julià, original del siglo XII.

Besalú Girona

Irnos sin recorrer el barrio de la judería y visitar el Miqvé,  una de las dos únicas casas de baños rituales judíos que se han descubierto en España, es imposible.

Monells

Este pequeño pueblo forma parte del núcleo de Cruilles, Monells y Sant Sadurní de l’Heura en la actualidad, pero los primeros documentos históricos que hablan de su existencia datan del siglo X.

Monells Girona

Al llegar aquí, respiraremos aires medievales en prácticamente cualquier esquina del pueblo. Los restos de una antigua muralla, los pasajes porticados y la plaza porticada dan a Monells una belleza única.

Camprodón

Camprodón se ha convertido en uno de los centros turísticos del valle del mismo nombre. Además, su patrimonio histórico y cultural es impresionante. Es visita obligada el conocido como Pont Romà, un conjunto monumental del siglo XII que cuenta incluso con una puerta que abre el paso a la comarca vecina de  la Cerdanya.

Camprodón Girona

El monasterio de Sant Pere, construido entre los siglos X y XII, y el museo dedicado a Isaac Albéniz (nacido aquí) son otros de los centros de interés del pueblo.

Beget

Uno de los pueblecitos más bonitos y pequeños de Girona es Beget, que pertenece al término municipal de Camprodon. Recorrer sus calles empinadas  hechas de piedra y cruzar sus dos puentes medievales nos hace sentir que retrocedemos en el tiempo y que nos movemos por un escenario casi de cuento.

Beget Girona

Tampoco podemos perdernos la visita a la iglesia de Sant Cristòfor, un templo románico de gran belleza en el que nos impresionará contemplar su Majestad, una impresionante talla también de estilo románico.

Santa Pau

Si de algo puede presumir Santa Pau es de su privilegiada ubicación en el Parque Natural de la Garrotxa, una zona de tierras volcánicas que merece la pena descubrirse.

Santa Pau Girona

Este pequeño pueblo nos sorprenderá por el encanto de sus construcciones medievales, por la posibilidad de hacer excursiones entre paisajes naturales impresionantes y por su gastronomía. De hecho, las famosas mongetes de Santa Pau, una variedad de alubias específicas de aquí, son una delicatesen culinaria.

No podemos irnos de este pueblo sin conocer el Castillo, alrededor del cual  fue creciendo la villa medieval amurallada, y la Iglesia de Santa María y su impresionante campanario.

Pals

Pals es uno de los pueblos medievales de Girona que mejor ha sabido conservar su aire medieval hasta la actualidad y, de hecho, pasear por él es como viajar por el túnel del tiempo. Su patrimonio histórico y artístico es impresionante y consigue ofrecernos una agradable experiencia relajante. Un paseo por su casco histórico es una excelente manera de dejarnos llevar por su belleza e historia. Está considerado como Lugar de Interés Histórico.

Pals Girona

La Torre de las Horas es una visita obligada cuando llegamos aquí. Se trata del único resto de un antiguo castillo, destruido durante la guerra civil catalana que fue reconvertido en campanario de estilo gótico. Tampoco podemos dejar de visitar la Iglesia de Sant Pere, cuyos más de 1000 años de historia hacen que acumule elementos románicos, góticos y barrocos.

Deja un comentario